La infraestructura hidráulica de Montaña Roja, en Yaiza, será gestionada por el Consorcio de Aguas de Lanzarote

0
39
39

El Consorcio del Agua de Lanzarote gestionará la infraestructura hidráulica que abastece de agua a la urbanización de Montaña Roja, en Yaiza, y que desde este jueves ha quedado incautada por el Consejo Insular de Aguas.

El Consejo Insular de Aguas tiene entre sus competencias otorgar las concesiones, autorizaciones, certificaciones y demás actos relativos a las aguas, por lo que acompañado por el Consorcio del Agua de Lanzarote se ha presentado en el Plan Parcial de Montaña Roja con la documentación que fundamenta la incautación de su desaladora, depuradora, dos depósitos reguladoras, las ocho estaciones de bombeo y unos 50 kilómetros de red de abasto y de saneamiento que forman parte de la infraestructura hidráulica de este Plan Parcial del sur de la isla que abastece a 6.249 residentes y a más de una veintena de complejos hoteleros y extrahoteleros con unas 9.000 camas turísticas.

Este procedimiento, explicó el presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, se lleva a cabo por la situación "de absoluta irregularidad" de unas instalaciones que desalan agua "sin autorización y vienen vendiéndola a terceros sin la correspondiente concesión".

San Ginés apuntó que de esta forma se cumple con la legalidad vigente, tras el requerimiento efectuado por el Consejo Insular para que cese la actividad y responda a las "muchas reclamaciones" de los vecinos residentes de esta zona, así como al propio Diputado del Común, según informó el Cabildo en nota de prensa.

Al respecto, se explica que el Club Lanzarote SA obtuvo en 2004 autorización por parte del Consejo Insular de Aguas para producir agua sólo para autoconsumo "y no para su venta". Sin embargo, en 2012 la empresa "solicitó prórroga de la mencionada autorización en las mismas condiciones y por el mismo periodo de tiempo; siendo ésta denegada por la autoridad".

De esta forma, Club Lanzarote "viene desalando y vendiendo agua a terceros durante años sin título habilitante para ello y, por tanto, sin todas las garantías que se le suponen a una empresa autorizada para este cometido". En concreto, citó que en junio de 2013 el Consejo Insular de aguas dictó acto requiriendo a la entidad Club Lanzarote SA para que suspendiera la actividad de producción y venta de agua potable que hizo "caso omiso entonces y obligándonos ahora, tras meses de intentos de acuerdo, a realizar esta incautación para garantizar el suministro en Montaña Roja, por parte de la autoridad competente".

De todos modos, San Ginés subrayó que la voluntad por parte de la institución insular "ha sido, en todo momento, alcanzar un acuerdo con los promotores y propietarios de estas instalaciones hidráulicas, para lo que a tal efecto se han venido manteniendo diversas reuniones con los representantes de Club Lanzarote desde hace meses" pero han resultado "infructuosas, viéndonos abocados a tomar esta decisión porque es nuestra obligación cumplir y hacer cumplir la ley".

San Ginés, añadió, que aún así continúa "existiendo voluntad de diálogo para propiciar una resolución pacífica y evitar así un contencioso jurídico de consecuencias imprevisibles".

Tras la incautación, el Consejo Insular de Agua ha cedido la infraestructura al Consorcio del Agua de Lanzarote para que a partir de ahora sea la concesionaria del servicio Canal Gestión Lanzarote la que pase a prestarlo.

"La pretensión es que los más de 6.200 vecinos que residen en Montaña Roja, así como las instalaciones turísticas que suponen casi 9.000 camas tengan agua de abasto y saneamiento en las mismas condiciones de calidad y precio que el resto de los lanzaroteños", subrayó San Ginés.

Comentarios