FACSA certifica su huella de carbono de las EDAR de Almazora y Andorra con la UNE EN ISO 14064-1

0
54
  • FACSA certifica huella carbono EDAR Almazora y Andorra UNE ISO 14064-1
  • Con un firme compromiso con el entorno, FACSA ha cuantificado la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero que son liberadas a la atmósfera en el proceso de depuración de las aguas residuales
  • La EDAR de Andorra es la primera de Aragón donde FACSA determina su huella de carbono

Sobre la Entidad

FACSA
Perteneciente al Grupo Gimeno, se fundó en Castellón en el año 1873 para dotar a la ciudad de una moderna red de abastecimiento. Desde entonces, ha diversificado sus actividades y consolidado su presencia en varias comunidades autónomas.
54

FACSA ha certificado la emisión de gases de efecto invernadero en las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) de Almazora y Andorra, obteniendo la certificación de la norma UNE-EN ISO 14064-1 por parte de la empresa SGS. La EDAR de Andorra se convierte así en el primer centro de la Comunidad Autónoma de Aragón donde FACSA realiza la determinación de la Huella de Carbono.

De acuerdo con el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) existen evidencias de que el cambio climático existe y que está provocado por las emisiones de GEIs (gases de efecto invernadero) derivados de la actividad humana. Una de las estrategias para luchar contra esta problemática ambiental consiste en la reducción de los GEIs y el primer paso para reducir las emisiones es realizar un inventario de gases de efecto invernadero.

Uno de los objetivos de FACSA es la minimización del impacto ambiental de los procesos de depuración de aguas residuales, en línea con su política de mejora continua. Por ello, FACSA tomó la decisión de realizar, de forma voluntaria, el inventario de gases de efecto invernadero de la actividad de depuración de aguas residuales en las mencionadas EDAR que permitiera determinar su huella de carbono como paso previo a su reducción.

Los objetivos principales del cálculo de la huella de carbono son la identificación de oportunidades de reducción de emisiones de GEIs, así como la inclusión de la huella de carbono como factor a tener en cuenta en la toma de decisiones en las tareas de explotación, conservación y mantenimiento de los sistemas de saneamientos de las EDAR, reforzando la responsabilidad de FACSA con el entorno y compromiso medioambiental.

El inventario de las emisiones de GEIs de las instalaciones ha sido realizado por personal técnico cualificado de FACSA, empleando como herramienta de cálculo y posterior verificación, la norma UNE-EN ISO 14064-1 por su carácter internacional, coherencia y cobertura total. Esta norma, comparte además sinergias con la norma UNE-EN ISO 50001 de Sistemas de Gestión Energética implantada en la EDAR de Almazora para la gestión eficiente de las instalaciones de la EDAR, resultando una herramienta complementaria en la lucha por la reducción del impacto ambiental de la actividad.

El cálculo y verificación de la huella de carbono por la norma UNE-EN ISO 14064-1 en las EDAR ha permitido la inscripción voluntaria de FACSA en el Registro de Huella de Carbono de la Oficina Española de Cambio Climático, siendo obligatorio para para ello disponer de un plan de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en las instalaciones. La inscripción en el Registro de Huella de Carbono muestra por tanto el compromiso ambiental con la participación en el mismo y permite mostrar el nivel de esfuerzo llevado a cabo por FACSA en la mitigación del cambio climático.

En este sentido, la huella de carbono como indicador ambiental más utilizado en cuanto al Cambio Climático, supone un recurso de concienciación más para la transmisión de prácticas sostenibles a la sociedad y a nivel empresarial.

Esta última certificación se une al resto que FACSA ya dispone como muestra de su compromiso por la excelencia de la calidad del servicio, de garantizar la seguridad de sus trabajadores, de trabajar respetando el medio ambiente y por apostar por la I+D+i además de procurar la gestión eficiente de sus centros de trabajo.

Comentarios