El Foro de la Economía del Agua alerta del impacto de la crisis en las infraestructuras del agua

1
275
  • Foro Economía Agua alerta impacto crisis infraestructuras agua

Sobre la Entidad

Foro de la Economía del Agua
El Foro de la Economía del Agua es una iniciativa auspiciada por la Universidad de Alcalá (UAH) y tiene por objetivo promover un espacio independiente de reflexión y diálogo sobre el ciclo urbano del agua desde la óptica de su gestión.
275

Personalidades

El Foro de la Economía del Agua alerta del impacto que está teniendo la austeridad presupuestaria en el mantenimiento de las redes de abastecimiento de agua. “Las políticas de austeridad y consolidación fiscal en un contexto de control del déficit público y con una deuda pública del 100% del PIB, dejará a las administraciones públicas sin suficientes recursos para intervenir en el sector durante años” afirma Gonzalo Delacámara, director académico del Foro de la Economía del Agua y coordinador del Grupo de Economía del Instituto IMDEA Agua. “Esto obliga a redefinir el papel del Estado en la prestación de servicios del agua y, con ello, a redibujar las relaciones entre la sociedad civil y agente públicos y privados”, señala el economista.

La obsolescencia del sistema de distribución provoca unas pérdidas superiores al 20%. La situación también es crítica en el tratamiento de las aguas residuales. La falta de recursos por parte de las comunidades autónomas y los ayuntamientos ha provocado que las inversiones hayan caído drásticamente desde 2007, hasta llegar a tasas de renovación del 0,9% anual en las redes de distribución o del 0,6% en las de alcantarillado. El hecho es que en términos de antigüedad, más del 40% de la red de distribución tiene ya más de 30 años, por lo que ya está al final de su vida útil o la ha sobrepasado; un 30% tiene entre 15 y 30 años y solo 29% tiene menos de 15 años. En lo que se refiere al alcantarillado, solo el 26% de la red tiene menos de 15 años; el 34% tiene entre 15 y 30 años y el 40% tiene más de 30 años. Todo esto se ve agravado por la parálisis política, que incide directamente en la licitación de obras públicas y en la indefinición respecto a la regulación del sector, como el proyecto de ley del ciclo urbano del agua, paralizado desde 2014.

La seguridad hídrica en España se ve amenazada además por las consecuencias del calentamiento global, que ha amplificado el impacto y la incidencia de episodios de sequía en zonas sometidas a estrés hídrico, como la cuenca del Segura, la de mayor estrés hídrico de toda Europa, o inundaciones que, además de sus daños materiales, arrastran contaminantes atmosféricos que amenazan con desbordar la capacidad actual de las plantas de tratamiento de agua. De hecho, España “incumple la legislación europea en materia de tratamiento de aguas residuales urbanas”, según alerta Delacámara.

A todo ello habría que añadir los efectos que tiene en la seguridad hídrica de España, el auge del turismo, ya que se espera que este año se alcance un récord de 74 millones de visitantes. De acuerdo con los cálculos del Foro, el 70% de ellos se concentrará en zonas de alta escasez de agua y el 40%, entre los meses de mayo y septiembre; un turista consume entre 3 y 4 veces más agua al día que un residente permanente, pudiendo llegar a los 800 litros por persona y día. Al mismo tiempo, la agricultura representa el 68% del consumo de agua en España, siendo especialmente intensiva en las cuencas del sureste, precisamente donde el agua es un insumo tan clave como escaso.

El esquema actual de tarifas, hace que el sector apenas pueda cubrir los costes operativos necesarios para el abastecimiento y saneamiento, pero no los de amortización, renovación y nuevas inversiones. De igual modo, la capacidad instalada de desaladoras en España, la quinta del mundo, podría abastecer buena parte de las necesidades agrícolas, pero sin embargo está siendo utilizada a menos de un 20% de su capacidad, por problemas de incentivos económicos para su uso, mientras que al mismo tiempo se sobreexplotan los acuíferos del subsuelo. A juicio del Foro de la Economía del Agua, todos estos desafíos precisan del establecimiento urgente de principios de regulación nacional para ordenar la política hídrica, ante la coyuntura actual, en la que más de 8.000 ayuntamientos tienen capacidad legislativa sobre el agua. La ausencia de un Gobierno central con plena capacidad ejecutiva no hace sino complicar el panorama.

Para profundizar en estos problemas y sus posibles soluciones, el Foro de la Economia del Agua celebrará el próximo 24 de Noviembre una sesión que contará con la presencia de la Enviada Especial de la ONU para el cambio climático y ex primera ministra de Noruega, Gro Harlem Brundtland, considerada como la introductora en la agenda mundial del concepto de “desarrollo sostenible”. Brundtland participará el próximo 24 de Noviembre en Madrid en un encuentro al que también asistirán representantes de organismos multilaterales como la OCDE y del sector privado, como la empresa Suez Water Europe.

Comentarios

La redacción recomienda

09/12/2016

José Carlos Díez: "Lo que queremos es una buena regulación del agua que englobe a todos"

07/12/2016

José Antonio Zarzalejos: "El agua es un asunto informativo de de primera magnitud"

02/12/2016

Aziza Akhmouch: "El agua es una responsabilidad compartida"