Juan Manuel Lombardo: "España ha conseguido ser pionera en tecnologías del agua"

0
257
  • Juan Manuel Lombardo: "España ha conseguido ser pionera tecnologías agua"

Una entrevista de:

Sobre la Entidad

Foro de la Economía del Agua
El Foro de la Economía del Agua es una iniciativa auspiciada por la Universidad de Alcalá (UAH) y tiene por objetivo promover un espacio independiente de reflexión y diálogo sobre el ciclo urbano del agua desde la óptica de su gestión.

Personalidades

Con motivo de la celebración del Foro de la Economía del Agua, una ambiciosa iniciativa que este 24 de noviembre celebra su tercera edición con un panel de ponentes de auténtica excepción, entrevistamos a Juan Manuel Lombardo, Director General de FIDESOL.

Pregunta - Señor Lombardo. ¿Cuáles son los objetivos de la Fundación I+D del Software Libre que usted dirige?

Respuesta - El objetivo fundamental de Fidesol, como fundación privada, es poder ejercer nuestro papel de “Centro de apoyo a la Innovación Tecnológica (CaIT)” que nos reconoce el Ministerio de Economía y Competitividad a través del CDTI (Centro Desarrollo Tecnológico Industrial). Por tanto, somos una entidad que trata de transferir innovación tecnológica al tejido empresarial de nuestro país para ayudar a impulsar la competitividad. Nuestra labor es apoyar a las empresas en su ciclo de I+D+i siempre en el área de las Tecnologías de la Información, primando la colaboración publico-privada entre universidades y empresas: la Universidad aporta avances a través de la Investigación que hay que poner en valor en el mercado a través de la innovación, misión de Fidesol, para que posteriormente sean las empresas las que comercialicen y lleven al mercado productos o servicios innovadores y de valor añadido para el consumidor.    

No existe una uniformidad de criterio a nivel mundial en los estudios sobre adopción del software libre

Fidesol, a diferencia de otras iniciativas y entidades de software libre existentes más centradas en la divulgación, centra su actividad principal en el desarrollo de software y en la innovación, de hecho funcionamos a modo de Factoría Software multisectorial especializada en proyectos de innovación. El código abierto es una oportunidad en el ámbito del I+D+i pues permite analizar con facilidad toda la trazabilidad del código y con ello también que las empresas conozcan con exactitud lo que se les transfiere y por encima de todo se sientan soberanas tecnológicamente e independientes en sus tomas de decisión futuras en el ámbito de las TIC al disponer del código abierto de cualquier desarrollo software que hayamos podido implementar para una empresa.    

De igual forma, me gustaría destacar que la capilaridad de las tecnologías en multitud de sectores es lo que nos permite, dentro de nuestros objetivos, realizar acciones de I+D tecnológico en sectores muy diversos  como aeroespacial, salud, banca, turismo, etc., y entre ellos me permito destacar en esta entrevista que para nosotros uno de los sectores donde tratamos de poner foco por su valor estratégico es el Agua, pues siempre orientamos nuestros planes estratégicos en base a las tendencias y prioridades que marca la Comisión Europea, y no en vano una de las áreas principales del reto social 5 “acción climática, medio ambiente, eficiencia energética y materias primas” del programa marco H2020 es el Agua con áreas de trabajo tales como: a) impulsar la competitividad europea en temas hídricos; b) fomentar la creación de empleos relacionados con la gestión del agua; c) posicionar a Europa en un lugar de liderazgo a nivel de mercado global en soluciones innovadoras relacionadas con el agua; y es precisamente esta última el área más importante para nosotros pues la innovación tiene un papel protagonista en el sector Agua y desde Fidesol aspiramos a poder colaborar y aportar soluciones de valor para el sector.     

P.- ¿Cuál es la situación actual de la adopción del software libre en el mundo? ¿Y en el caso concreto de España?

Estamos convencidos de que el código abierto es un buen aliado para implantar modelos de innovación abierta

R. - Debemos de partir de la base de que no existe una uniformidad de criterio a nivel mundial en los estudios sobre adopción del software libre. Además debemos de tener en cuenta que el espectro del mundo de tecnologías libres es cada vez más amplio, y por tanto, los datos de penetración difieren mucho también en función de la tecnología en cuestión que analicemos. Aún a pesar de esta dificultad, en España contamos con la ventaja de disponer de un Observatorio Nacional del Software de fuentes abiertas (ONSFA) impulsado en el seno de CENATIC (Centro de Excelencia de Software de Fuentes Abiertas) perteneciente a la Entidad pública Red.es, lo que nos permite disponer de datos de calidad del sector en comparación con los análisis que se realizan en otros países. De todas formas, incidiendo en la idea de que el rango libre es cada vez mayor, nos podemos encontrar con datos como que “9 de cada 10 empresas del sector TIC apuestan por el uso del software de código abierto en sus infraestructuras TI” o “que más del 75% de los sistemas de gestión de bases de datos de las Administraciones Públicas son de código abierto”, así como que “en la Administración, el uso de sistemas operativos libres para sus servidores es del 26% mientras que para sus ordenadores personales es del 0.10%”, etc. De esta forma, en función de la tecnologías en cuestión, el dato irá oscilando con niveles de adopción muy diferentes [en base a datos del ONSFA:2014]. 

De igual forma, si nos centramos por ejemplo, dentro del amplio mundo de las tecnologías, en el mundo del móvil, disponemos de datos que nos indican que “el  pasado año 2015 se vendieron más de mil millones de teléfonos con sistema operativo Android -cuyo base es el proyecto Android Open Source Project (AOSP)-. Ello sitúa al sistema operativo móvil Android como referente a nivel mundial, con una cuota de penetración por encima del 70% del mercado internacional frente a su principal competidor iOS con un 20% (entre estas dos alternativas cubren más del 90% del mercado de smartphone). En el caso de España, los niveles de adopción son aún mayores, pues nos encontramos con un dato muy curioso: el mercado de Android casi alcanza 90%, superando su uso a países como China o de Corea del Sur, con lo que implica esta comparación pues ambos países son importantes fabricantes bajo la modalidad Android -sirva como ejemplo que albergan, entre otras grandes marcas de telefonía, la sede de empresas tan representativas del sector como Samsung y LG-”, con base en datos del Kantar WorldPanel (2015)

Por todo ello, e independientemente de estadísticas y estudios de penetración del software libre, me gustaría destacar como idea clave que en la actualidad se ha llegado a un nivel de coexistencia y de convivencia natural del software libre con el software privativo, pues las empresas y el ciudadano lo que requieren y necesitan son desarrollos de calidad y en ambos casos hay buenas y malas soluciones tecnológicas. Lo que es una realidad es que en el ámbito del usuario final se dispone de un número cada vez más importante de soluciones de software libre, de igual forma en el mundo de la empresa, también hay cada vez mayores alternativas open source. En donde nosotros pretendemos como Fidesol poder impulsar un mayor grado la adopción del código abierto es el ámbito de la I+D en sistemas de información, y en el desarrollo de la innovación tecnológica. Aquí hay todo un reto por delante, pues estamos convencidos de que el código abierto es un buen aliado para implantar modelos de innovación abierta.    

Desde la perspectiva del sector del agua, existe una gran oportunidad en la vinculación de las tendencias TIC

P.- ¿Qué sectores económicos destacan en su apuesta por el software libre?

R. - Tradicionalmente hay sectores donde la penetración del software libre ha sido muy importante, como son en el ámbito de la educación y de las Administraciones Públicas. Fueron en muchos casos pioneros en su adopción, y eso permitió dar confianza a otros sectores con mayores reticencias. Hay que reconocer que los comienzos no fueron sencillos, pues en muchos ámbitos empresariales existía rechazo al software libre por diferentes miedos. Uno muy común era la percepción de no disponer de un respaldo técnico profesionalizado, pero la maduración del software libre, que bebe su origen en un modelo básicamente filosófico, a un modelo donde convive la filosofía con la profesionalización, ha logrado vencer barreras y plantarse en el mercado como una alternativa factible y competitiva. 

La realidad es que actualmente el software libre atraviesa un elevado grado de confiabilidad, y eso permite que en sectores como la telefonía móvil el grado de penetración sea muy alto o que en sectores como el aeroespacial, donde parecía un imposible su acceso, hoy en día también se apueste, por lo menos en parte de sus soluciones o desarrollos, por código abierto. Quizás, el marco de referencia en los estudios de incorporación de soluciones libres, está en muchas ocasiones más orientado a verticales tecnológicas que a sectores en sí mismo; es decir, dentro de cada sector la penetración de soluciones open source tales como: bases de datos, sistemas operativos, infraestructura cloud, gestores documentales, ERP, CRM, etc. pueden ser muy diferentes, ya que las empresas apostarán por soluciones libres o privativas en función de la vertical tecnológica que estén analizando en cada caso. Esto nos lleva a poder sostener que en la actualidad las soluciones libres no debería de tener barrera de entrada por el sector, sino por solución tecnológica, y por tanto creo que este elemento nos indica que el software libre no tiene porque tener techo en su crecimiento futuro.

P.- ¿Tendencias como el Cloud Computing, el Big Data o la Internet de las Cosas favorecen la tecnología de código abierto?

R. - Sin duda alguna, los retos tecnológicos y las nuevas tendencias fomentan la innovación, y aquí el código abierto siempre puede ser un factor de valor como base de modelos de innovación abierta en los que se están basando muchos de los desarrollos de Cloud, de analítica y de ciencia de datos, así como de IoT (alguno ejemplos representativos de ellos son los afamados OpenStack en materia de Cloud o el actual referente Apache Spark como propuesta en Big Data). En definitiva, todas las nuevas tendencias son una ventana de oportunidad para el software libre De hecho, en todas y cada una de las áreas mencionadas, la nube, el big data, el Internet de las cosas, existen numerosas soluciones abiertas. Quizás la oportunidad para el código abierto no venga tanto por las tendencias, que ya lo son en sí mismas, sino por la capacidad que puede ejercer el código abierto como instrumento que impulse la innovación tecnológica, aquí es donde entidades como Fidesol tenemos la oportunidad de demostrar el valor añadido del software libre.

La clave de las ciudades inteligentes debe de ser poner en el centro del ecosistema al ciudadano     

De hecho, desde la perspectiva del sector del agua, existe una gran oportunidad en la vinculación de las tendencias TIC (Cloud, Big data, IoT, etc.) que pretende potenciar la Comisión Europea con las mejoras en el sector que también se desean impulsar, pues la complementariedad entre diferentes retos e instrumentos, como tecnologías y agua, es un valor favorable para la Comisión. Así mismo, en algo que es específico para el agua nos encontramos que solo en el periodo 2015 en el marco del reto 5 y dentro de los programas WATER, han asignado 75 millones de euros en financiación directa de fondos europeos, y algunos de los subprogramas con el WATER-2b-2015 y WATER-5c-2015 precisamente versaban específicamente sobre acciones de investigación e innovación de tecnologías en diferentes ámbitos de agua: tecnología de suministro de agua y saneamiento, sistemas y herramientas de control, gestión sostenible y mitigación del cambio climático, etc. Además, debemos de indicar que curiosamente en la temática agua, los datos de España son muy competitivos, pues el ratio español, según datos de la Comisión, en el periodo 2014-15 para los siete retos que marca la UE, es del 10% de consecución de subvenciones competitivas con respecto al resto de países de la UE-28. Sin embargo, España ha conseguido ser pionera en tecnologías del agua, pues ha logrado ser el primer país en los programas en tecnología del agua y residuos con 58 actividades de I+D+i de las cuales coordinamos como líderes 17 iniciativas, y cuya suma en volumen de financiación ha alcanzado los 47 millones euros (de los 75 mencionados). Estos programas son un claro ejemplo de la colaboración publico-privada, ya que solo bajo la fórmula de cooperación se puede participar. Claro ejemplo de ello es el resultado final pues en el reparto de fondos la ponderación ha sido: a) empresas: 32,9%; b) A. Invest.: 17%; universidades: 14,3%; Centros Tecnológicos: 13,3%; Administraciones Públicas: 12%; lo cual implica una colaboración evidente entre los diferentes actores del proceso de desarrollo de los proyectos. 

De igual forma, podríamos destacar otros programas, como por ejemplo LIFE, que desde el año 1992 ha cofinanciado 2.750 proyectos europeos por valor de 1,35 miles de millones de euros, y que dentro de la temática medioambiental da apoyo a proyectos dirigidos a la gestión de recursos hídricos en la UE y la aplicación de políticas sobre agua encuadradas en la Directiva Marco del Agua (Directiva 2000/60/CE), o iniciativas como ACQUEAU que es una de los siete grupos de la Red Eureka donde participan 26 países y más de 100 empresas con el objetivo de la colaboración transnacional para el apoyo a proyectos innovadores en el campo de las tecnologías y gestión del agua, o la Asociación Europea de Innovación EIP WATER que nace en el año 2013 con el objetivo de facilitar el desarrollo de soluciones innovadoras para abordar los principales retos europeos y mundiales del agua. En definitiva, que el reto de verdad es que seamos capaces como país de saber aprovechar el marco referencial de la UE rico en oportunidades para poder obtener la financiación necesaria para impulsar y liderar la innovación en el sector del agua, vinculando últimas tendencias TIC con necesidades concretas del sector.

P.- ¿Cómo puede ayudar el software libre al avance hacia las Smart Cities?

Las ciudades inteligentes son un verdadero desafío para la innovación colaborativa

R. - Sin duda, el software libre puede ser una elemento catalizador en el desarrollo de las ciudades inteligentes; de hecho hay una participación muy activa del software libre en las soluciones smart. Pero lo primero que me gustaría indicar es que las ciudades inteligentes son un concepto muy amplio que simboliza la unión de muchas soluciones y tendencias tecnológicas formando todo un ecosistema TIC, lo que algunos autores denominan la “ecointeligencia”, de tal forma que nos podemos encontrar con numerosas tecnologías que ayuden a una mejora en áreas diversas de la ciudad y por ende, en los intereses del ciudadano tales como el ciclo integral del agua, la transparencia y el gobierno participativo, el transporte urbano, la gestión de los residuos urbanos, la planificación y medida de emisiones de carbono, etc. Pero la clave de las ciudades inteligentes, no debe de ser la tecnología en sí misma, sino poner en el centro del ecosistema al ciudadano, empoderar a la ciudadanía para tener un mayor nivel de transparencia en la gestión de sus recursos y, quizás lo más importante, para que las adecuadas analíticas de datos de las smart cities provean de un contexto de conocimiento de calidad para que tanto el ciudadano como los responsables en las tomas de cesiones colectivas las puedan tomar con el mayor grado de conocimiento posible. 

También me gustaría destacar que las ciudades inteligentes son un verdadero desafío para la innovación colaborativa, pues cobra gran sentido desde la perspectiva de que todo buen proyecto de Smart City debe partir de la premisa de contemplar en su diseño lo que los tecnólogos denominamos la interoperabilidad, facilitando en todo momento la capacidad de los sistemas de información que constituyen el ecosistema inteligente de compartir datos e intercambiar información y conocimiento entre sí, y precisamente el logro de la interoperabilidad es más fácil y se consigue en mayor grado si se potencia el uso de tecnologías abiertas y accesibles para cualquier colectivo interesado en participar en el proyecto ciudad.  

P.- Para finalizar, señor Lombardo. El próximo día 24 de noviembre participa en la tercera edición del Foro de la Economía del Agua. ¿Qué espera de este evento?

Estamos convencidos de que el código abierto es un buen aliado para implantar modelos de innovación abierta

R. - En primer lugar que sea un evento, tal y como ha ocurrido en las dos ediciones anteriores, de gran participación e interesante debate con propuestas de valor por parte de ponentes de muy alto nivel. De igual forma, como participante que proviene del ámbito tecnológico, despierta en mí un gran interés que sea una jornada donde se pueda mostrar la capacidad que tienen las tecnologías y las nuevas tendencias de innovación como herramientas útiles en la gestión del ciclo urbano del agua. Poder analizar dentro del marco del foro, entre otros temas, las implicaciones de las tecnologías en el sector me genera una gran expectación e interés. No cabe duda que las tecnologías son un facilitador, una herramienta al servicio de los recursos y por ello en un foro como el de la economía del agua donde se pone en el centro de la discusión el que quizás sea el recurso de mayor trascendencia para la humanidad como es el “agua” vislumbra la importancia del evento.

También me gustaría que el encuentro se convierta en un altavoz que ponga encima de la mesa el gran reto que tiene el sector del agua en relación a la innovación, en donde debe de ser capaz de aprovechar todo el marco presupuestario orientado a la innovación que aporta el Horizonte 2020 en donde el agua tiene un papel relevante y es considerado como uno de los retos sociales del programa marco. Para ello, es capital la cooperación entre Administraciones Públicas, empresas privadas del sector del agua, grupos de investigación universitarios, centros tecnológicos, como es el caso de Fidesol, centros de investigación especialistas en agua, etc. En definitiva, la cooperación y la colaboración entre actores claves del sector es una obligación si queremos aprovechar todos los marcos presupuestarios que propone la Comisión Europea para incentivar la innovación en el sector del agua y con ello conseguir que el beneficio redunde en la ciudadanía. 

Comentarios

La redacción recomienda

22/12/2016

Así fue el Foro de la Economía del Agua

20/12/2016

Diálogo sobre Economía del Agua