Imagina un mundo más sostenible

0
97
  • Pequeños gestos cotidianos, por sencillos que parezcan, pueden marcar la diferencia entre un consumo responsable y sostenible y uno que no respeta el medio ambiente. Descúbrelo en esta infografía.

Sobre la Entidad

Fundación Aquae
Fundación Aquae quiere ser centro de referencia, nacional e internacional, en torno al agua. 

Las sobras de la comida de ayer que acabamos de tirar forman parte del 25% de la comida que acaba en la basura. Dicho de otro modo: un cuarto de la comida que compramos no se consume.

Este desperdicio es fácilmente evitable controlando mejor la cantidad de comida que compramos. Elaborar una lista con lo estrictamente necesario, comprar en los mercados sólo lo que nos hace falta y planificar los menús es la mejor manera de no desperdiciar ni comida ni dinero. Es un gesto sencillo, que va más allá de lo simbólico, y que deberíamos incorporar en nuestro día a día.

Lo mismo es aplicable al consumo del hogar: no malgastar agua mientras nos lavamos los dientes, airear nuestra casa solamente 15 minutos, incorporar difusores en los grifos y termostatos para no abusar de la calefacción, o instalar doble acristalamiento en las ventanas. Con todo ello contribuiremos a mantener la energía necesaria para vivir cómodamente de manera más eficiente: si el 25% de la energía total se consume desde los hogares, imagínate qué gran cambio pueden suponer pequeños gestos así.

Contribuir al consumo responsable y sostenible está al alcance de todos; ¡súmate a la campaña Imagina!

Comentarios