Olona: "El regadío y la regulación son herramientas claves para la adaptación al cambio climático"

0
37

Sobre la Entidad

Gobierno de Aragón
Aragón es una comunidad autónoma de España, resultante del reino histórico del mismo nombre y que comprende el tramo central del valle del Ebro, los Pirineos centrales y las Sierras Ibéricas.
37
  • Olona: " regadío y regulación son herramientas claves adaptación al cambio climático"
  • En la clausura de la jornada de Riegos del Alto Aragón reivindica la necesidad de Biscarrués, Almudévar, Yesa o Mularroya.

El regadío y la regulación son herramientas claves para la adaptación al cambio climático”, ha dicho el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, en la clausura de la jornada formativa de Riegos del Alto Aragón, en la que también han intervenido el presidente de esta comunidad general de regantes, César Trillo, y la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina.

En nuestro contexto agroclimático, “el mejor remedio contra la sequía es el regadío, cuya modernización y ampliación debemos contemplar ya como una medida fundamental de adaptación al cambio climático”, ha insistido.

En este sentido, la regulación, y en particular la del río Gállego, ha sido señalada como prioritaria por el titular de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, “ya que la acentuación de la ya de por sí elevada irregularidad pluviométrica de nuestra cuenca debe afrontarse con la ampliación de la regulación anual e hiperanual, es decir, haciendo cuanto antes y de una vez Biscarrués y Almudévar, que son imprescindibles para el desarrollo de Aragón, como también Yesa o Mularroya”.

“El mejor remedio contra la sequía es el regadío, cuya modernización y ampliación debemos contemplar ya como una medida fundamental de adaptación al cambio climático”

Con respecto a la situación presupuestaria, Olona ha manifestado que “no puede frenar el desarrollo del regadío ni su modernización o ampliación”. Más bien al contrario, “está sirviendo para reorientar la política en materia de agua y regadío, que también debe modernizarse haciéndola coherente con nuestra realidad, en la que hay que colocar a las comunidades de regantes en el foco del proceso de innovación institucional que yo mismo promuevo”.

También ha señalado que en Aragón el regadío es una componente esencial de la inversión, de la generación de valor añadido, del empleo y, por tanto, del crecimiento económico y del desarrollo. Y como prueba de ello ha facilitado una cifra: los 218 millones de euros de inversión en los que se ha traducido la respuesta de las comunidades de regantes “a nuestra reciente convocatoria de ayudas para la modernización, 179 de ellos en Huesca”.

Pero si la modernización del regadío es importante, su ampliación todavía lo es más por ser mayor su impacto sobre la generación de empleo y valor añadido. Para ello –ha asegurado el consejero- “también trabajamos en un nuevo marco de financiación donde los regantes del mismo modo deben ser protagonistas”.

Por último, ha señalado que el plan de riegos del Alto Aragón, después de 100 años, debe completarse “en lo que en el corto y medio plazo es posible lograr”. Esto exige ejecutar Biscarrués y Almudévar al tiempo que se articulan las medidas necesarias para regar lo antes posible, y aportando incentivos adicionales al desarrollo de la regulación del gallego, los sectores VIII y XIII de Monegros II, así como los dependientes de la Balsa de Ontiñena y del Sifón de Cardiel.

“Para todo ello trabajamos en el gobierno de Aragón y para todo ello me permito pedir la ayuda del ministerio y de Riegos del Alto Aragón”, ha terminado.

Comentarios