La EDAR que dará servicio al entorno protegido de las Marismas de Santoña comenzará a funcionar en 2015

0
56

Sobre la Entidad

El Gobierno de Cantabria es una de las instituciones estatutarias que conforman la comunidad autónoma de Cantabria.
56
  • El presidente Ignacio Diego ha realizado una visita a esta instalación, que es la segunda más grande de Cantabria y que tratará las aguas residuales de todos los municipios que conforman las Marismas de Santoña.

La Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de San Pantaleón, en Arnuero, entrará definitivamente en funcionamiento a principios de 2015, previsiblemente en el mes de febrero, tal y como ha asegurado hoy el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, en el transcurso de la visita que ha efectuado a la instalación.

Según ha explicado Diego, esta depuradora de San Pantaleón, que es la estación central de saneamiento de todo el entorno protegido de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, se encuentra en una fase de puesta en marcha para "optimizar" todo el sistema.

Una vez abandone este periodo de pruebas, comenzará a tratar inicialmente las aguas residuales procedentes de los municipios de la margen izquierda del río Asón (Bárcena de Cicero, Escalante, Argoños, Santoña, Noja y Hazas de Cesto). Posteriormente, cuando concluya el subfluvial de Laredo, cuyas obras comenzarán en breve periodo de tiempo, también recibirá los vertidos de los ayuntamientos de la margen derecha (Ampuero, Limpias, Voto, Colindres y Laredo).

El conjunto de la inversión que supondrá todo el saneamiento de las Marismas de Santoña es superior a los 180 millones de euros

Ignacio Diego ha destacado el conjunto de la inversión que supondrá todo el saneamiento de las Marismas de Santoña, superior a los 180 millones de euros, de los que el 85% es asumido por el Estado y el 15% restante por la Comunidad Autónoma. Al margen de esta fórmula de financiación está el subfluvial de Laredo, que financiará íntegramente el Gobierno de España gracias a las gestiones del actual Gobierno de Cantabria.

El presidente ha explicado que, de esos 180 millones, 22 millones corresponden a la construcción de la EDAR de San Pantaleón, que comenzó en 2006 pero que, "una vez acabada, no se puso en funcionamiento" por parte del anterior Ejecutivo regional.

"Y eso a nosotros nos pareció una irresponsabilidad y por eso hemos estado trabajando para ponerla en funcionamiento desde el inicio de la legislatura. Porque nosotros queremos optimizar esos 22 millones y depurar las aguas que estaban siendo vertidas sin depuración en este entorno de gran valor natural", ha dicho.

La de San Pantaleón es la segunda depuradora más grande de Cantabria después de la de San Román, que trata todas las aguas procedentes de la Bahía de Santander, y por delante de Vuelta Ostrera en tamaño y capacidad.

Por otro lado, Ignacio Diego ha puesto en valor otra capacidad de esta planta depuradora, que cuenta con instalaciones para el tratamiento de los fangos extraídos de las aguas residuales, fangos que el anterior Gobierno gestionaba en una planta ya cerrada por el "altísimo coste" que suponía.

Con estas instalaciones, llamadas digestores, que también existen en las estaciones de San Román y de Vuelta Ostrera, se consigue extraer el metano de esos fangos para alimentar unos motores que, a su vez, producen energía eléctrica con la que dar suministro al funcionamiento de la EDAR, "permitiendo a los cántabros ahorrarnos el altísimo coste de varios millones de euros de la energía que consumen las instalaciones tanto de depuración como de bombeo".

El mérito de este logro en materia de eficiencia energética se lo ha atribuido el presidente al personal de MARE, al que felicitado expresamente por el "excelente trabajo" que hacen.

Ignacio Diego ha estado acompañado en la visita por el consejero de Medio Ambiente, Javier Fernández; el director de Mare, Antonio Zabala, y la directora de Aguas de Mare, Mónica Mallavia, entre otros técnicos de la depuradora.

En total, todo el sistema de saneamiento de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel cuenta con más de 85 kilómetros de tuberías, 21 bombeos y 22 aliviaderos o tanques de tormenta.

Comentarios