El Gobierno balear lleva a cabo una campaña de control a grandes consumidores de agua

0
19
  • Gobierno balear lleva cabo campaña control grandes consumidores agua
    Inspeccionando un campo de golf de Mallorca
  • Los agentes de medio ambiente inspeccionan campos de golf para comprobar que se riegan con agua procedente de depuradora.

Sobre la Entidad

Govern de les Illes Balears
El Gobierno de las Islas Baleares es la entidad que ejerce el poder ejecutivo en la comunidad autónoma española de las Islas Baleares.

En los tres últimos meses, dentro del marco de la campaña de control del uso del agua de los grandes consumidores (instalaciones industriales, hoteleras y de regadío y campos de golf, entre otros) que ha arrancado la Consejería de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, los agentes de medio ambiente han llevado a cabo varias actuaciones de inspección y control para detectar usos fraudulentos de consumo de agua.

Los agentes de medio ambiente, con la colaboración de técnicos y especialistas de la Dirección General de Recursos Hídricos y con el apoyo del Laboratorio del Agua, han inspeccionado cuatro campos de golf de Mallorca para comprobar que cumplen el Real decreto 1620/2007, de 7 de diciembre, por el cual se establece el régimen jurídico de la reutilización de las aguas depuradas, que fija que los campos de golf sólo se pueden regar con aguas procedentes de depuradora.

En la inspección de uno de estos campos de golf se detectaron ilegalidades graves y, consiguientemente, se incoó el expediente sancionador que corresponde. En este caso se localizó un sondeo ilegal de 180 m para la extracción de aguas subterráneas, con una capacidad de extracción de 720 m3/día, que se destinaba exclusivamente al riego del campo de golf. También se detectó el suministro ilegal de agua subterránea destinada a consumo humano, con un caudal de 173 m3/día, que igualmente se utilizaba para regar este campo. A raíz de ello, el martes 6 de septiembre se ejecutaron las medidas ordenadas por la Consejería: se extrajeron 180 m de cañería del sondeo, se retiró una bomba de extracción de 23 CV y se inutilizó el cuadro eléctrico.

En otras actuaciones en otros campos de golf se han detectado varias irregularidades relacionadas con el riego, como la falta de piezómetros y contadores volumétricos en los sondeos autorizados, analíticas de valores que no se corresponden con los de las aguas procedentes de depuración o cañerías de uso desconocido, entre otras.

Ante la sequía que sufren las Islas Baleares, los agentes de medio ambiente continuarán la tarea inspectora para asegurar que los campos de golf no se riegan con aguas subterráneas.

Comentarios