¿Tenemos agua para tanto turismo?

0
311
  • ¿Tenemos agua tanto turismo?

Sobre la Entidad

Grupo INCLAM
Grupo internacional, dentro del Mercado Alternativo Bursátil, que se dedica al sector de la ingeniería del agua y el cambio climático. Gracias a su expansión dispone de delegaciones en Latinoamérica y Caribe, España, África Subsahariana y Asia.
311

Con motivo del próximo Día Mundial del Turismo, que fue el pasado martes 27 de septiembre, en Inclam queremos recordar la importancia y la estrecha relación de este sector con el del agua.

El hecho de que el turismo internacional crezca por encima de las expectativas año tras año confirma que viajar forma parte ya de los patrones de consumo de un número creciente de personas, tanto en las economías emergentes como en las avanzadas. Por este motivo, es necesario intensificar medidas para que el sector del turismo se desarrolle de una forma aún más efectiva y responsable.

España también se suma a la tendencia y bate sus propios récords de visitantes año tras año. En los siete primeros meses de 2016 el número de turistas que visitaron nuestro país aumentó más de un 11% hasta alcanzar la cifra récord de 42,4 millones. Buenas noticias para un país donde el sector turístico es uno de los principales motores de la economía: factura casi 125.000 millones de euros, representa el 11% del PIB y acapara casi el 13% del empleo. Pero ¿hasta cuándo podremos mantener ese ritmo de crecimiento? El agua tiene mucho que decir en la respuesta a esta pregunta.

 El principal desafío consiste en garantizar que el nuevo desarrollo turístico no consuma excesivos recursos a expensas de la población local

Con 350 embalses y una capacidad de almacenamiento de 56.000 hectómetros cúbicos de agua, nuestras reservas suponen aproximadamente la mitad de la suma total del caudal de nuestros ríos. Tenemos una gran capacidad de almacenamiento, pero al mismo tiempo somos conscientes de su valor, por lo menos en lo que a nuestros habitantes respecta. Sin embargo, mientras los españoles hemos alcanzado un alto nivel de ahorro en el consumo de agua hasta situarlo en los 127 litros por persona y día, la media de consumo de un turista va de los 450 hasta los 800 litros diarios en algunos casos.

¿Falta de responsabilidad por parte del turista? El panorama de los casi 70 millones de turistas que nos llegan cada año es medioambientalmente preocupante. ¿Qué podemos hacer? ¿Qué dicen los expertos?

La Organización Mundial del Turismo reconoce que el principal desafío consiste en garantizar que el nuevo desarrollo turístico no consuma excesivos recursos a expensas de la población local sino que, al contrario, contribuya al ahorro de los mismos.

El canon del agua es un tipo de gravamen que garantiza la cobertura de las necesidades básicas de agua y establece un valor del canon del agua adaptado a las situaciones de vulnerabilidad de la población. Este tipo de cobros son una opción ampliamente debatida y que podría incorporarse selectivamente en el sector turismo, a través de la instalación de contadores individuales en las habitación de los hoteles, y midiendo en cada caso el “derroche” o “ahorro” provocado por cada huésped, imputándolo al final de su estancia. Sin embargo esta medida es controvertida para el sector hotelero, que teme convertirse en un recaudador de impuestos. Por no olvidar que muchos hoteles pagan dos veces por el agua que consumen, una por comprarla como agua potable y otra por deshacerse de ella como agua residual.

Si bien el problema no se puede relacionar exclusivamente con la responsabilidad del turista, puesto que elevados consumos pueden estar asociados también a procedimientos ineficientes, es cierto que podemos avanzar mucho en los sistemas de certificación ambiental, y las eco-etiquetas, pero si no trabajamos en la concienciación del turista no conseguiremos atajar el problema del gasto en el eslabón final de la cadena.

Fuente: Ine e Informe Anual de OMT 2015

Comentarios