Válvula antirretorno. Cómo evitar inundaciones en garajes y sótanos

0
1.090

Sobre la Entidad

Grupo Mejoras
Grupo de empresas especializado en el suministro de tecnología para la mejora de la eficiencia hidráulica, control de calidad del agua y mantenimiento del alcantarillado, con 25 años de experiencia en el sector de agua.
1090

Uno de los siniestros más comunes al que tienen que hacer frente los administradores de fincas en épocas de lluvias torrenciales, es el de las inundaciones que se producen en los sótanos, garajes y trasteros debido a los problemas de evacuación de la red de saneamiento hacia los colectores municipales de alcantarillado.

Las consecuencias de estas inundaciones, además de ser muy desagradables, suelen ser bastante graves por los importantes daños que se producen tanto en las instalaciones como en los enseres de los propietarios.

En algunos casos las cotas de salida de la red privada de un edificio son muy críticas respecto a la profundidad existente en el colector municipal. Por este motivo, cuando los caudales crecen de forma repentina, las capacidades de la red pueden ser insuficientes y provocar incluso que parte del agua de la red general busque la salida a través de las acometidas privadas, provocando las inundaciones mencionadas.

Válvulas antirretorno de alcantarillado

Una solución para evitar este tipo de problemas es la instalación de válvulas antirretorno en las salidas a los colectores. Estas válvulas permiten la salida del agua desde la red interior del edificio hacia el colector general pero la impiden en sentido contrario.

Hasta ahora, las válvulas que hacían esta función eran las conocidas como clapetas, formadas por una tapa vertical sujeta por una bisagra en la parte superior. Este sistema tiene una serie de problemas de instalación, funcionamiento y mantenimiento que lo hacen ineficaz para muchas aplicaciones.

Recientemente ha aparecido otro tipo de válvula conocida como membrana cónica, consistente en una membrana de poliuretano moldeada en una sola pieza e instalada en el interior de un carrete de tubería. Este ingenioso diseño evita los problemas de instalación y mantenimiento de los sistemas de clapeta, permitiendo un funcionamiento muy eficaz y ofreciendo grandes ventajas.

Ventajas de la membrana cónica

La instalación se realiza directamente en el interior de la tubería de salida del edificio, a través del pozo de registro, por lo que los profesionales de pocería la pueden realizar de forma rápida y sencilla.

En los sistemas de clapeta, al abrir ésta se invade la zona del pozo de registro, por lo que es necesario hacer una obra civil de retranqueo de la acometida o la realización de una arqueta de registro para su instalación y posterior mantenimiento. En el caso del sistema de membrana cónica no existe esa invasión y, por tanto, no son necesarias esas complicadas y costosas obras de instalación.

Debido al diseño cónico de la membrana, la superficie de empuje del agua aumenta de forma considerable respecto a la clapeta, por lo que la presión necesaria para su apertura se reduce facilitando la salida del agua a favor, mientras que aumenta la resistencia a la presión de cierre en sentido contrario.

En los sistemas de clapeta, debido a su mecanismo de bisagra, es necesario realizar un mantenimiento periódico, con sus gastos correspondientes. El sistema de membrana cónica no requiere de ese mantenimiento ya que no tiene elementos mecánicos, su membrana de poliuretano no se deteriora y el tubo exterior de acero inoxidable resiste sin problemas las condiciones del alcantarillado.

Por su modo de funcionamiento, además evita el paso de olores, ratas e insectos desde el colector general ha- cia el interior del edificio, lo que supone una importante ventaja añadida.

Como resumen, se puede indicar que este nuevo tipo de válvula ofrece una solución rápida y eficaz en la prevención de los graves problemas de inundaciones provocados por el alcantarillado.

Comentarios