El pantano de Tibi llora por el lunes 13 en Alicante

2
429

Sobre la Entidad

IUACA
El Instituto Universitario del Agua y de las Ciencias Ambientales tiene como finalidad propiciar el mejor conocimiento y la gestión de los recursos hídricos y analizar todos los aspectos asociados con la conservación y mejora del medio ambiente.
iResiduo
429
  • pantano Tibi llora lunes 13 Alicante

Hoy podemos leer en la prensa lo que muchos vivimos ayer, lunes 13 de marzo de 2017, desde muy cerca, en la provincia de Alicante:

  • Desperfectos en colegios.
  • Innumerables vehículos inundados, perdidos o averiados.
  • Quirófanos cerrados e intervenciones suspendidas en hospitales.
  • Decenas de personas rescatadas de vehículos y viviendas.
  • Centenares de llamadas a emergencias, así como salidas de bomberos, muchas de ellas concentradas en el área más próxima a Playa de San Juan.

Todo ello, sin olvidar multitud de historias particulares, las retenciones kilométricas, los viandantes empapados o las familias intentando pasar el mal trago de ver los garajes y plantas bajas de sus hogares o negocios inundándose.

En portada, se observa el Pantano de Tibi, el cual invitamos a observar con más detenimiento en este interesante vídeo que ofrece el diario Información, donde se ve cómo está llorando debido a la impotencia sufrida por muchos, tanto que el agua desborda no sólo por su aliviadero, sino también por su coronación.

Recordamos que este pantano, fotografiado aquí por Rafael Zarza, se encuentra situado a unos 18 kilómetros al noreste de Alicante, construido sobre el río Monnegre (también denominado Río Verde o Río Seco, en función de los municipios por donde discurra). El pantano de Tibi, en funcionamiento desde 1579-1594, ya ha conseguido resistir muy importantes avenidas de agua, como la acaecida en septiembre de 1793 (Melgarejo, 2015).

Según AEMET, desde 1920, la precipitación máxima registrada en un día fue la del 30 de septiembre de 1997, con 270,2 litros por metro cuadrado. Ayer, en la estación meteorológica de Alicante, se registraron 112,2 litros por metro cuadrado, cuyas consecuencias nos recuerdan, inevitablemente, la importancia de ordenar racionalmente el territorio para enfrentarnos a los fenómenos meteorológicos extremos, elemento al cual nos referimos en profundidad a lo largo del temario del curso MOOC “Herramientas para la gestión territorial sostenible del agua”.

Referencias

Comentarios