La recuperación de la acequia medieval de Barjas en Cáñar impulsa la reactivación agraria de la zona

0
33

Sobre la Entidad

La Junta de Andalucía es la institución en que se organiza el autogobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
33

La delegada territorial de Agricultura Pesca y Medio Ambiente en Granada, Inmaculada Oria, junto al profesor de Historia Medieval y Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Universidad, José María Martín Civantos, y el alcalde de Cáñar, Manuel Álvarez, han presentado el resultado de un proyecto impulsado para la recuperación de una acequia medieval que discurre por el municipio de Cáñar, conocida como acequia de Barjas, una de las más importantes del macizo montañoso de Sierra Nevada.

La recuperación de este antiguo canal de riego, el cual se encontraba en desuso desde hace 30 años, ha sido posible gracias a la colaboración de instituciones como la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, el Parque Nacional, y Parque Natural de Sierra Nevada, la Universidad de Granada, así como un gran número de voluntarios, unos 200, entre los que se encontraban profesores universitarios, alumnado, investigadores, vecinos del municipio así como de otros puntos de la Alpujarra.

Para Inmaculada Oria “iniciativas de este tipo nos ayudan a hacer nuestros espacios naturales sostenibles y a hacer que las comunidades de regantes recuperen medios, sistemas hidráulicos, que les faciliten el trabajo, además de permitir recuperar usos y tradiciones centenarias”

La colaboración con la Comunidad de Regantes de Cáñar ha sido fundamental en este proyecto, ya que según el profesor Martín Civantos “han hecho posible esta iniciativa, con la que intentamos reactivar la actividad agraria y ganadera, salvaguardando los valores tradicionales, generando una renta digna para los agricultores, que serán los encargados de mantenerla”.

Restauración acequia de Barjas

La restauración de la acequia abandonada de “Barjas” en la localidad Alpujarreña de Cáñar, fue parte de un proyecto más amplio de investigación, Memola, financiado con fondos europeos.

La acequia, por la que circula agua desde el mes de julio, recorre un paisaje de gran valor natural y cultural que discurre por un bosque de castaños y robles, (el más meridional de Europa) y por zonas de cultivo situadas a unos 1.400 metros de altitud en el interior del Espacio Natural Sierra Nevada.

Los trabajos de recuperación se realizaron con técnicas tradicionales consiguiendo el reto que se propusieron: arreglar la acequia usando la azada, el pico y la pala en mano, y recuperando así una infraestructura que llevaba más de treinta años abandonada. Un trabajo del que se benefician ya en torno a 400 propietarios y regantes de la zona, así como los castaños y robles ubicados en este entorno, que aprovecharán la circulación del agua que ya discurre por la acequia.  

Comentarios