El Gobierno andaluz impulsa la colaboración público-privada para acelerar las obras hidráulicas de depuración

0
100
  • EDAR de Ranillas en Sevilla
    EDAR de Ranillas en Sevilla
  • La secretaria general de Medio Ambiente y Agua de la Consejería aboga por una gestión pública y racional del agua.

Sobre la Entidad

La Junta de Andalucía es la institución en que se organiza el autogobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
100

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio está promoviendo nuevas fórmulas de colaboración para acelerar el ritmo de contratación de las obras de infraestructuras de depuración en Andalucía, según ha anunciado la secretaria general de Medio Ambiente y Agua, Carmen Lloret, en el transcurso de unas jornadas celebradas en Linares (Jaén).  

Según Lloret, además de los recursos del canon de mejora, “es necesario recurrir a nuevos Fondos Estructurales para acometer las actuaciones necesarias”, así como diversificar los modelos de ejecución y financiación de las infraestructuras de depuración. Para ello, la Consejería impulsará la incorporación de la iniciativa privada en la construcción de las mismas y la firma de convenios de colaboración con determinados ayuntamientos, mancomunidades, diputaciones y otras entidades supramunicipales para ejecutar las obras de interés de la Comunidad Autónoma. En esta línea ha subrayado que  “las obras incluidas en el ciclo integral del agua son una pieza clave no solo en la estrategia política de la Consejería sino también en las socieconómica y en la generación de empleo”.

No obstante, la secretaria general ha subrayado que el agua es un bien común que debe ser administrado sobre la base de criterios de gestión pública y racional. En este sentido ha afirmado que no es justo que el abastecimiento de este recurso dispare su valor ni que se convierta en una causa de exclusión social y de desigualdad entre los ciudadanos.

Durante su intervención, la secretaria general ha destacado que para sufragar este tipo de obras y cumplir con Europa la Junta de Andalucía ha creado un instrumento financiero como es el canon de mejora, de carácter “finalista, solidario y progresivo”, que obliga a la recuperación de costes de los servicios relacionados con el agua. Desde su puesta en marcha en 2011 y hasta diciembre de 2013, esta tasa ha supuesto un ingreso de 133 millones de euros. Cabe destacar que en este mismo periodo la Consejería ha ejecutado y pagado actuaciones por valor de 201 millones de euros, es decir, “la Junta invierte en saneamiento y depuración más de lo que recauda a través de dicho canon”.

Para Lloret, el Gobierno andaluz ha realizado un enorme esfuerzo para dotar a Andalucía de infraestructuras del ciclo integral del agua y sensibilizar a los ciudadanos en el uso racional y responsable de este recurso. En este sentido ha recordado que en el desarrollo de las infraestructuras hidráulicas andaluzas la Consejería ha invertido más de 1.500 millones de euros, que ha permitido que el 81% de la población andaluza cuente con plantas depuradoras en funcionamiento, frente al 28% de 1992.

En relación con los contadores colectivos, Lloret ha subrayado que la Junta ha aplazado la aplicación de la Ley de Aguas en lo que se refiere a penalizar a las viviendas que no disponen de contador individual, una iniciativa que conlleva un ahorro del consumo pero que obliga a inversiones en algunos casos muy costosas. En definitiva, se pretende que en estos momentos de crisis económica los ciudadanos con contadores colectivos no vean incrementado su recibo y que tengan el margen necesario para adaptarlos.

Para la secretaria general la gestión del agua se debe basar en principios “ecológicos, conocimientos económicos y principios éticos“, ya que este recurso natural es un bien patrimonial que debe ser administrado sobre la base de criterios de gestión pública y racional.

Comentarios