La comarca del Levante-Almanzora recibirá 4,1 hm3 de agua del Tajo-Seguraen el cuarto trimestre de 2014

  • Las nuevas conducciones instaladas por la Junta permiten un mejor aprovechamiento de los recursos procedentes de los trasvases
0
15

Sobre la Entidad

La Junta de Andalucía es la institución en que se organiza el autogobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
15

A finales de diciembre, una vez que concluya el cuarto trimestre del año, la comarca del Levante-Almanzora habrá recibido 4,1 hectómetros cúbicos de agua procedentes del trasvase Tajo-Segura, volumen inferior al que le correspondería en un trimestre normal. Y es que, a primeros de diciembre las reservas conjuntas de los pantanos Entrepeñas y Buendía –de la cuenca del río Tajo- habían descendido a 494.559 hectómetros cúbicos, por lo que el de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de una resolución, ha aprobado autorizar una trasvase de 20 hectómetros cúbicos a las provincias de Alicante, Murcia y Almería, en lugar de los 38 que les corresponderían en circunstancias normales.

Por tanto, en total, en el cuarto trimestre de 2014, la cuenca del Segura recibirá un total de 96 hectómetros cúbicos, en lugar de 114. De los 4,1 hectómetros que le corresponden a la comarca del Almanzora-Levante de Almería, 1,4 serán para abastecimiento urbano, y 2,7 para regadío agrícola.

A pesar de la reducción del envío de agua del Tajo-Segura, la comarca del Levante almeriense tendrá garantizado en los próximos meses tanto el abastecimiento humano como el suministro para riego, según el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, José Manuel Ortiz. Y es que, además de los 21 hectómetros de agua que tiene almacenados el embalse, la comarca cuenta con los trasvases del Tajo y del Negratín, aportaciones exteriores que tienen un mejor aprovechamiento desde primeros de 2014, tras la finalización de las obras de restitución de las conducciones que llevó a cabo la Junta de Andalucía –conducciones que fueron destruidas en la riada de septiembre de 2012-. Y es que, según Ortiz “gracias a dichas obras de emergencia, en la atualidad prácticamente no se registran pérdidas por evaporación ni filtración, con lo que se ha incrementado la eficiencia en el uso del agua, con el consiguiente ahorro de costes”.

Comentarios