La Junta de Andalucía reserva 15 hectómetros del Sistema Huelva para su trasvase al Guadalquivir

0
77
  • Imagen del Río Odiel (Wikipedia/CC)
    Imagen del Río Odiel (Wikipedia/CC)

Sobre la Entidad

Junta de Castilla-La Mancha
La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, o simplemente Junta de Comunidades, es la institución en que se organiza el autogobierno de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha.

La Junta de Andalucía contempla en el Plan Hidrológico de la demarcación del Tinto-Odiel-Piedras una reserva adicional de 15 hectómetros cúbicos de agua anuales con la mirada puesta en un futuro trasvase a la cuenca del Guadalquivir. Así lo ha confirmado la delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Josefa González Bayo, que ha señalado que esta previsión tiene el “firme objetivo” de garantizar que sea posible la llegada a los regadíos del Condado de Huelva de los 20 hectómetros cúbicos (al sumarse a los 4,99 ya autorizados por el Consejo de Ministros desde 2008) de agua superficial considerados “necesarios” para la sostenibilidad del sector en la comarca.

La delegada territorial ha remarcado, en esta línea, que el documento, aprobado por el Real Decreto 1329/2012, de 14 de septiembre, “no deja lugar a la duda” en su artículo 23, donde se expresa que “en el Sistema Huelva se establece una reserva estratégica de 15 hectómetros cúbicos anuales para posibles déficits estructurales en zonas con un alto interés socioeconómico y medioambiental”. Josefa González Bayo va más allá al exponer que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio “ha cumplido”, en la medida en que se han asentado las bases de un futuro de “seguridad jurídica, certidumbre y, por tanto, tranquilidad” para un sector “tan importante para nuestra provincia” como es el de las fresas y los frutos rojos del entorno de Doñana.

La responsable de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente en Huelva ha hecho alusión, en este sentido, a acciones como la obra de mejora del abastecimiento del Condado, que, junto a las obras de mejora y consolidación de regadíos declaradas de interés general de la nación, regularizarán unas mil hectáreas mediante el trasvase de esos 4,99 hectómetros cúbicos anuales ya comprometidos. Una actuación que se suma a la aprobación del Plan Especial de la Corona Norte Forestal de Doñana, que contempla una superficie regable de 9.340 hectáreas (de las cuales 7.240 están adscritas a la demarcación hidrográfica del Guadalquivir y 2.100, a la del Tinto-Odiel-Piedras).

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha resuelto recientemente, además, la concesión de un volumen aprovechable de hasta 115,2 hectómetros cúbicos de agua superficial anuales a las comunidades de regantes con tomas directas al Sistema General de Infraestructuras Hidráulicas de la Junta de Andalucía. Con esta iniciativa, según subraya Josefa González Bayo, se han venido a regularizar los aprovechamientos de una superficie regable de 37.777 hectáreas en el ámbito del Tinto-Odiel-Piedras. Un punto en el que la delegada ha detallado que, dentro del Plan Especial de la Corona Norte Forestal de Doñana, se benefician de ello las corporaciones de El Fresno, Valdemaría y, de un modo parcial, de Palos de la Frontera. Todo ello, sin olvidar que, adicionalmente, el Plan Hidrológico de esta demarcación estipula un recurso disponible en la Masa de Aguas Subterráneas del Condado de 17,2 hectómetros cúbicos por año.

A juicio de Josefa González Bayo, esta serie de medidas constituye, en sí mismo, una muestra del claro apoyo del Gobierno andaluz a la agricultura de la provincia, en general, y del Condado, en particular. El próximo paso, como ha continuado, es la llegada definitiva de esa agua ya prevista a la superficie regable de la Corona Norte Forestal de Doñana, que abarca a los términos municipales de Almonte, Bonares, Lucena del Puerto, Moguer y Rociana del Condado. Algo para lo que, ha apostillado, se hace “imprescindible” que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente apruebe una Ley de Trasvase que modifique la Ley del Plan Hidrológico Nacional, así como la luz verde a la emisión de las correspondientes autorizaciones temporales de aprovechamiento de aguas a la Administración Hidráulica competente mientras dicha normativa se lleva a efecto.

Comentarios