Castilla-La Mancha apoyará la instalación de sistemas de depuración en industrias agroalimentarias

2
64
  • Castilla- Mancha apoyará instalación sistemas depuración industrias agroalimentarias
    La Agencia del Agua de la Consejería de Fomento ofrecerá asesoramiento técnico a las empresas que se planteen soluciones propias
  • La consejera de Fomento visita Liasa, una planta puntera en este ámbito.
  • Las empresas podrán contar con una línea de ayudas dentro del FOCAL, que gestiona la Consejería de Agricultura.

Sobre la Entidad

Junta de Castilla-La Mancha
La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, o simplemente Junta de Comunidades, es la institución en que se organiza el autogobierno de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha.

La consejera de Fomento del Gobierno de Castilla-La Mancha, Elena de la Cruz, ha revelado durante una visita a la empresa de productos lácteos Liasa, situada en la localidad guadalajareña de Alovera, que la Agencia regional del Agua va a iniciar una serie de acciones destinadas a prestar asesoramiento técnico a las empresas del sector agroalimentario para que puedan desarrollar sus propios sistemas de depuración y hacerlo además con una tecnología a medida de la actividad concreta a la que se dedican.

Elena de la Cruz ha afirmado que la región tiene que avanzar para que las empresas “devuelvan las aguas al sistema general en condiciones óptimas para que la digestión de esas aguas residuales por parte de la depuradora del municipio sea más adecuada”. En este sentido “estamos trabajando para concienciar y para implantar sistemas de depuración donde no los tienen o donde los tienen que mejorar”. La consejera ha hecho hincapié en la necesidad de continuar avanzando en este sentido porque “nuestra preocupación” es devolver el agua en condiciones a nuestros ríos para que sirvan al fin que sirven, que es proporcionar agua para el consumo humano”.

Va a iniciar una serie de acciones destinadas a prestar asesoramiento técnico a las empresas del sector agroalimentario para que puedan desarrollar sus propios sistemas de depuración

Elena de la Cruz ha recordado que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, anunciaba durante el debate del Estado de la Región que la Junta de Comunidades publicará en unos meses las ayudas FOCAL desde la Consejería de Agricultura, línea que incorporará la posibilidad de que las industrias agroalimentarias establecidas en territorio castellano-manchego se puedan beneficiar de estímulos para la construcción o mejora de depuradoras propias a través de una línea específica.

“Dentro de esa convocatoria va a haber ayudas para que puedan desarrollar esos sistemas”, ha afirmado, subrayando que “desde Fomento nos ofrecemos desde ya a trabajar con esas industrias” para orientarlas sobre el sistema que mejor se acople a sus características y necesidades. “Ofrecemos nuestra mano, nuestra colaboración, tanto desde la Consejería de Agricultura como desde la Consejería de Fomento para trabajar con esas industrias y mejorar los sistemas” de limpieza de las aguas residuales que producen.

Es algo que nos preocupa dentro del Plan de Depuración que anunció el presidente”, ha indicado la consejera, que ha recordado que esta cuestión no mereció gran atención por parte del Ejecutivo regional anterior, que paralizó 157 grupos de depuración municipales o urbanos de los cuales ha retomado el Gobierno actual cerca de cuatro decenas de proyectos en poco más de un año.

La consejera ha visitado Liasa, una industria que fabrica derivados lácteos fundamentalmente para el sector hostelero exportando un 25% de su producción, “que es un referente” en este sentido que a lo largo de sus veinte años operando en la región ha ido ampliando y mejorando su sistema de depuración de vertidos a medida que ha ampliado sus instalaciones. Con una inversión de 500.000 euros en 2015, esta industria ha aumentado el caudal de aguas tratadas de 200 a 500 metros cúbicos diarios en paralelo al incremento de su producción.

Elena de la Cruz ha destacado además que Liasa, una empresa familiar que posee una plantilla de un centenar de personas, se estableció en Alovera a consecuencia de la calidad del agua. “Es preciso que nuestras empresas dispongan de agua en cantidad y calidad suficiente para que puedan establecerse y crear empleo en nuestra región”. Según ha indicado el director de la planta aloverana, Guillermo Escobar, Liasa consume 70.000 litros de agua anuales para producir 35 toneladas de productos lácteos.

Comentarios