"SUEZ se ha comprometido a integrar la economía circular como eje vertebrador de la organización"

4
585
  • "SUEZ se ha comprometido integrar economía circular como eje vertebrador organización"
    Joaquín Pérez Novo, director de mercado privado (industrial y terciario) de SUEZ Advanced Solutions Spain, posa para iAgua Magazine (Foto: Pablo González-Cebrián)
  • El sector privado es consciente de la necesidad de aprovechar al máximo los recursos hídricos por cuestiones de ahorro, responsabilidad medioambiental y percepción pública. SUEZ acompaña a estas empresas en su búsqueda de la excelencia. 

Un contenido de:

Sobre la Entidad

SUEZ Advanced Solutions
SUEZ Advanced Solutions es la línea de negocio de SUEZ que integra todas las actividades relativas a las soluciones y tecnologías del agua. Listos para la revolución de los recursos.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine

El mercado privado ha apostado firmemente por una gestión eficiente del agua. El deseo de mejorar su percepción en unos casos y la presión pública o legislativa en otros, han empujado a las industrias y los servicios a maximizar la eficiencia y tratar sus aguas con las tecnologías innovadoras. Debido a su reconocida experiencia
y conocimiento, SUEZ se ha posicionado como aliado fundamental para el sector privado en el acompañamiento de soluciones para la gestión integral del agua en sus instalaciones. Hablamos de todas estas cuestiones con Joaquín Pérez Novo, máximo responsable del apoyo al mercado privado en Suez Advanced Solutions Spain.

Pregunta: La caída de la inversión pública en el sector del agua, ¿ha dado un golpe de timón de las empresas del sector hacia el mercado privado?

"La facturacióna anual de SUEZ para este mercado alcanzaba en 2015 ya los 1.700 millones de euros"

Respuesta: En el caso de SUEZ, la vocación por el mercado privado es un hecho consolidado desde hace muchos años, no en vano nuestra facturación anual para este mercado alcanzaba en 2015 ya los 1.700 millones de euros.En cualquier caso es claro que la falta de inversión pública es uno de los factores que ha hecho que muchas de las empresas del sector del agua hayan tenido que no solo a buscar negocio en el exterior, sino también buscar proyectos en otros sectores para
mantener viva su cartera de negocio.

En sectores como el industrial, el incremento del gasto en agua, las regulaciones cada vez más estrictas sobre vertidos, la creciente obligación del tratamiento y recuperación de las materias primas, hacen que las empresas estén impulsando una mayor inversión en tecnologías de uso eficiente del agua y protección del medio ambiente. En realidad los consumidores reclaman productos que sean respetuosos con el medio ambiente, y la industria se adapta rápidamente a esta realidad.  

Ante este escenario, SUEZ aporta soluciones con un alto valor añadido a sus clientes, pues contamos con la tecnología, las referencias y un equipo de profesionales de dilatada experiencia especializado en industria.

P.- El sector privado, ¿está concienciado de la importancia de una gestión eficiente del agua?

R.- Hoy en día, la gran mayoría de las empresas reconocen que no tener comportamientos medioambientalmente sostenibles repercute negativamente sobre su negocio. El modelo de crecimiento empleado en los últimos años, basado en el uso abundante de recursos a bajo coste, parece haber llegado a su fin. Así, unas veces por propia iniciativa, otras derivadas del cumplimiento de los requisitos legales o por la presión social, las empresas deciden incorporan tecnologías eficientes que minimicen el impacto de sus actividades en el medio ambiente. En concreto, la optimización de los consumos y la reutilización del agua son ya prácticas comunes en muchos sectores industriales.

"El concepto de ZLD, Zero Liquid Discharge, despunta como el horizonte a buscar"

P.- ¿Cuáles son los principales retos que afronta el sector privado en la gestión del agua?

R.- Todos sabemos que el agua es un bien esencial para la vida y un elemento clave para la actividad económica. La escasez de agua, por tanto, constituye uno de los principales desafíos del siglo XXI y es ya una realidad en muchas regiones. Y el futuro no es esperanzador, se espera que hacia el 2050 la demanda de agua aumente un 55%, lo que significa que su gestión será estratégica. El reto es por tanto preservar el recurso.

Por otro lado hay que actualizar las infraestructuras de tratamiento de agua existentes, dado que los nuevos estándares de protección ambiental que demanda la sociedad no pueden alcanzarse con las infraestructuras existentes. Por tanto afrontamos el reto de financiar estas acciones, y las administraciones deben jugar un papel importante facilitando créditos blandos ligados a actuaciones medioambientales en las industrias o subvenciones a cambio de mejoras en las emisiones.

Por último el concepto de ZLD, Zero Liquid Discharge, es el que despunta como el horizonte a buscar, pero esto no será posible sin la generación de nueva tecnología capaz de facilitar esta solución. Por tanto el reto tecnológico está siempre presente, y motiva el cambio y la evolución de la compañía.

P.- Este año el Día Mundial del Agua está dedicado a las aguas residuales. ¿Cuál es el nivel de tratamiento en el sector privado español?

R.- España se sitúa en la vanguardia de las tecnologías de depuración de aguas residuales. Los desarrollos tecnológicos del sector permiten reducir la demanda de energía y cumplir los estándares de depuración más exigentes (contaminantes emergentes) en las grandes plantas de depuración.

España es el país europeo más avanzado en reutilización, con una capacidad de regeneración alrededor del 14% sobre el total de las aguas depuradas.

Por último la Unión Europea impulsa la mejora continua de las emisiones industriales mediante los documentos BREF, que listan las mejores técnicas disponibles y modifican los límites de emisión que cada sector industrial puede alcanzar. En este sentido sectores como el químico, refino, pasta y papel o metalurgia ya están lanzando inversiones para aumentar la protección del medio ambiente.

"Dentro del sector privado actuamos en Oil&Gas, terciario, papel, metalurgia, alimentación, bebidas, química, automoción, energía y minería"

P.- SUEZ apuesta de forma clara por la economía circular. ¿Cómo se aplican sus principios a esta área?

R.- SUEZ se ha comprometido a integrar la economía circular como eje vertebrador de la organización y en entornos como ciudad, industria y agricultura. La lucha contra el cambio climático es una prioridad para SUEZ, y consideramos esencial y necesario para nuestro futuro preservar los recursos. Así, en 2015, el grupo SUEZ inició la campaña “Listos para la revolución de los recursos”, con tres grandes ejes de actuación: asegurar el acceso al agua potable de toda la población del planeta, dar una segunda vida a los recursos para convertirlos en materias primas y en fuentes de energía, y desarrollar ciudades inteligentes y sostenibles.

En consecuencia, el grupo SUEZ aprobó 12 compromisos cuyos puntales son: ahorrar para el 2020 una cantidad de agua equivalente al consumo de una ciudad de dos millones de habitantes; reducir la huella de carbono en un 30% para el año 2030, así como conseguir que los clientes dejen de emitir 60 millones de toneladas de gases de efecto invernadero hasta el 2020, y aumentar en un 10% la producción de energías renovables para el 2030.

Por otro lado, en SUEZ estamos trabajando desde hace mucho tiempo en transformar el conocimiento y la innovación en soluciones destinadas a cuidar los recursos naturales. Así disponemos de soluciones para reducir el consumo de agua y energía a través de una mayor eficiencia, y también soluciones para reciclar y reutilizar los residuos.

P.- ¿Qué tipo de soluciones ofrecen los sectores que desarrollan su actividad?

R.- El objetivo de la compañía es la prestación integral y sostenible de servicios de agua, residuos, calidad de aire y en el sector privado. Dentro del sector privado actuamos en Oil&Gas, terciario, papel, metalurgia, alimentación, bebidas, química, automoción, energía y minería.

"Las empresas reconocen que no tener comportamientos medioambientalmente sostenibles repercute negativamente sobre su negocio"

Las actividades de SUEZ están directamente implicadas en los retos del H2020. Por ello, SUEZ es consciente del papel que debe desempeñar en la construcción de soluciones que mitiguen el cambio climático y sensibilicen sobre él. Así, dispone de soluciones avanzadas como el AQL500, que, mediante una técnica de pigging con hielo, es capaz de recuperar productos líquidos o pastosos en líneas de producción, evitando su pérdida y minimizando la duración de las limpiezas de línea, y por tanto, el uso de agua. También en esta línea, las tecnologías Aqua Freed® y Aqua Gard® permiten la rehabilitación y el mantenimiento de sondeos mediante la inyección de CO2 líquido, o para mejorar la calidad del aire, el Eolage o la biofiltración avanzada reducen considerablemente el impacto visual de los penachos de chimeneas o los olores generados en algunos procesos.

En materia de tratamiento de aguas, SUEZ dispone de la experiencia y los conocimientos necesarios para diseñar, construir, operar y mantener plantas de tratamiento de aguas industriales además de tecnologías disruptivas como las electroquímicas, los tratamientos anaerobios, clarificadores de alto rendimiento como Densadeg, tratamiento biológicos de eliminación de nutrientes como el BIOFOR o sistemas de MBBR (Moving Bed Biofilm Reactor), todos ellos pertenecientes a Degrémont™.

En el campo de la reducción y eliminación de residuos, SUEZ dispone de instalaciones finales para la eliminación de residuos peligrosos o sistemas de secado de fangos a baja temperatura STC que permiten reducir en un 70% la producción de fangos. También estamos produciendo biogás a partir de los lodos de las depuradoras y disponemos de soluciones para la codigestión de residuos agroindustriales y pecuarios.

Por último SUEZ participa en la plataforma ESAGUA, que es el referente en materia de huella hídrica y en la que colaboramos con empresas como Azucarera, ICL, Linde, Sada, Ence y otras 20 empresas más, con el objetivo de incluir en la cadena de decisión de las empresas un indicador objetivo, cuantificable y medible que permita adoptar decisiones para asegurar un uso más sostenible del agua.

Comentarios