REMEDINAL3CM: La restauración de ecosistemas mediterráneos como respuesta al cambio global

0
132
  • REMEDINAL3CM: restauración ecosistemas mediterráneos como respuesta al cambio global
    José María Rey Benayas, catedrático de Ecología (UAH/CC)

Sobre la Entidad

Universidad de Alcalá
La misión de la UAH es la formación integral de los estudiantes y su capacitación personal y profesional a través de una docencia de calidad, de la creación y transmisión del conocimiento y de la extensión de la ciencia y la cultura.

Un grupo de investigadores del Departamento de Ciencias de la Vida de la Universidad de Alcalá, coordinado por el catedrático de Ecología José María Rey Benayas, es uno de los ocho que forman este programa de actividades de I+D en Tecnologías de la Comunidad de Madrid

El programa se ha convertido en una referencia, tanto a escala nacional como internacional, sobre tópicos básicos y aplicados relacionados con la restauración ecológica y la gestión forestal para la conservación

REMEDINAL3CM -"Restauración y conservación de los ecosistemas mediterráneos: respuesta frente al cambio global"- es un programa de I+D centrado en la mejora de las habilidades y la capacidad investigadora relacionadas con la Ecología de la Restauración y la Biología de la Conservación para la mitigación de los efectos del cambio global. El programa pretende dar continuidad a los dos programas anteriores, REMEDINALCM y REMEDINAL2CM, y extender sus objetivos, reforzando los cauces para el intercambio de conocimiento con el sector público y privado, la transferencia de tecnología efectiva al tejido productivo y la presencia de los ocho grupos que lo forman en programas internacionales. También integran el consorcio dos empresas y la Fundación Internacional para la Restauración de Ecosistemas (FIRE), que preside el propio Rey Benayas.

El programa, de cuatro años de duración y subvencionado con 600.300 euros, se ha convertido en una referencia, tanto a escala nacional como internacional, sobre tópicos básicos y aplicados relacionados con la restauración ecológica y la gestión forestal para la conservación.

REMEDINAL3CM está trabajando en varias propuestas conjuntas en convocatorias europeas. Entre sus objetivos prioritarios también se encuentra la transferencia de resultados a los modelos de gestión de los recursos y de ordenación del territorio, así como al desarrollo de herramientas de mitigación del cambio global, con especial incidencia en todas las que tienen que ver con restauración ecológica. El profundo impacto que el cambio global está ejerciendo sobre el planeta requiere la implementación de nuevas herramientas que minimicen y reviertan este impacto, incluyendo la exploración de nuevas vías como el turismo responsable, la implementación de bancos de hábitat o conservación basados en medidas de compensación de la biodiversidad o modelos de restauración geomorfológica. El ámbito se extiende no sólo a nuestra región, Madrid, sino a nivel nacional e internacional, con especial énfasis en los países emergentes.

El impacto que el cambio global está ejerciendo sobre el planeta requiere la implementación de nuevas herramientas que minimicen y reviertan dicho impacto

El cambio global define un conjunto de cambios ambientales, profundamente afectados por la actividad humana, que determinan numerosos procesos a escala planetaria. Si bien la historia de la Tierra está íntimamente unida al cambio, hay dos características del actual que lo hacen único: la rapidez y el hecho de que sea una única especie, la humana, su motor principal. El cambio climático no es la única manifestación del cambio global, aunque probablemente sí es el más estudiado. Sin embargo, el cambio global no se restringe a los cambios observados y/o proyectados en el clima y sus efectos en la biosfera, sino que incluye otros dos principales que son los cambios en los usos del suelo y la pérdida de biodiversidad. Factores como son la destrucción de hábitats y la fragmentación, las especies invasoras, la sobreexplotación y la contaminación, entre otros, que actúan directa e indirectamente en los sistemas naturales, son los motores de estos cambios. “Estudiamos todos estos cambios. Cómo afectan a los ecosistemas y a la biodiversidad, y después proponemos medidas para manejarlos, conservarlos y restaurarlos; estas medidas están relacionadas con la gestión forestal, la conectividad entre ecosistemas fragmentados o la revegetación de suelos que han perdido su cubierta vegetal, entre otras”, explica Rey Benayas.

Las fortalezas de REMEDINALCM

Bajo el paraguas de REMEDINALCM se han desarrollado y evaluado técnicas para la mitigación de los perniciosos efectos que el cambio global y la acción de cada uno de sus motores tienen sobre los ecosistemas que constituyen nuestro capital natural más próximo, así como de los sistemas productivos de los que dependemos. Los grupos y empresas que conforman el consorcio han visto mejorada su productividad científica y su visibilidad internacional, aumentando notablemente su participación en proyectos de I+D nacionales e internacionales, así como sus publicaciones conjuntas (varios cientos en revistas internacionales de alto impacto).

En el ámbito de la formación destaca la consolidación y el éxito del Máster Universitario en Restauración de Ecosistemas, de carácter interuniversitario, que coordina la UAH y dirige el profesor Rey Benayas. Su primera edición fue en el curso 2006-2007, y figura entre los cinco primeros en su especialidad según el ranking del periódico El Mundo. Desde el primer REMEDINALCM hasta la actualidad se han leído 43 tesis doctorales, y se ha aumentado la movilidad entre grupos del programa y grupos extranjeros.

Por último, cabe destacar el registro de una patente, el nacimiento de una spin-off de base tecnológica –Holística S.L– y la creación de la FIRE.

Un ejemplo de recuperación

Una de las investigaciones en marcha que se enmarcan en este programa y que Rey Benayas comenzó hace 23 años es el de los islotes forestales de La Higueruela (Santa Olalla, Toledo). Este proyecto experimental se inició como una plantación de encinas en tierras agrícolas abandonadas para reforestar ese suelo baldío. Las encinas establecidas, con el tiempo, han producido bellotas que han dado lugar a nuevas encinas no plantadas, mediante la regeneración natural. “El resultado es que se establece un promedio de 3,3 nuevas encinas por hectárea y año a partir de estos núcleos reforestados en mares agrícolas. Son islotes de 100 metros cuadrados que se pueden poner en cualquier lugar, no compiten por el suelo porque son pequeños pero tienen la capacidad de exportar semillas, algunas de la cuales pueden originar nuevos arbustos y árboles en lugares donde no hay roturación ni agricultura. Se trata de un sistema muy flexible”, concluye Rey Benayas.

Comentarios