Thermal Amazoni@: La base de datos para seguir el calentamiento de los bosques amazónicos

0
75

Sobre la Entidad

La Universidad de Valencia, fundada en 1499 bajo el nombre de Estudi General, es una de las universidades más importantes y antiguas de España.
75

Una nueva fuente de información relacionada con los patrones térmicos del bosque del Amazonas acaba de nacer en el seno del Parc Científic de la Universitat de València para dar servicio a la comunidad científica internacional. Thermal Amazoni@, una base de datos de libre acceso y en continua actualización, desprende información valiosa para el estudio del comportamiento de dichos bosques ante el cambio climático. Cerca de un millar de consultas procedentes de universidades, centros de investigación y organismos públicos de todo el mundo se han efectuado a lo largo de los dos últimos meses.

El bosque del Amazonas es uno de los ecosistemas con mayor capacidad para regular los niveles de CO2 atmosférico. Algunos estudios apuntan que este bosque tropical actúa como un importante sumidero de carbono, absorbiendo alrededor del 25% del carbono terrestre residual. Sin embargo, aún existe una gran incertidumbre sobre la respuesta de las selvas tropicales a los futuros cambios del clima y de la composición atmosférica. 

Un reciente estudio ha demostrado por primera vez que durante la sequía extrema de 2010, los bosques del Amazonas dejaron de actuar temporalmente como sumidero de CO2. En un trabajo publicado en 2013 por la UCG-LPI ya se alertó de un calentamiento sostenido durante la última década sobre estos bosques. Otros estudios han anunciado un descenso generalizado en las últimas décadas de la capacidad de los bosques amazónicos como sumidero de CO2.

Durante la sequía extrema de 2010, los bosques del Amazonas dejaron de actuar temporalmente como sumidero de CO2

Este tipo de información permite conocer mejor el comportamiento de los bosques tropicales frente a eventos de calentamiento global. Pero, además, el análisis de las anomalías térmicas puede proporcionar información valiosa sobre las interacciones entre el clima amazónico y otros factores que pueden llevar a la degradación de sus bosques.

Con el avance en las tecnologías de la información y el acceso a datos climáticos y de satélites, hoy es posible monitorear el comportamiento térmico de los distintos biomas de nuestro planeta y analizar el impacto del calentamiento global. En este sentido, la Unidad de Cambio Global del Laboratorio de Procesado de Imágenes (UCG/LPI) ha elaborado, bajo la dirección del investigador Juan Carlos Jiménez Muñoz, una base de datos de anomalías térmicas sobre el bosque amazónico. El sistema, que acaba de ser descrito en la revista ‘Scientific Data’ del grupo ‘Nature’, se encuentra instalado en los servidores del LPI, ubicado en el Parc Científic, y en tan sólo dos meses ha recibido cerca de un millar de consultas desde los cinco continentes. Los accesos a nueva la base de datos proceden en un 50% de los EEUU, seguido de centros y organismos de Reino Unido, Francia y Brasil.

Thermal Amazoni@, creada en colaboración con la Universidad de Chile y la Universidad de Oxford, entrega series históricas de temperatura del bosque amazónico y los océanos circundantes, como el Pacífico y el Atlántico. Del mismo modo, se entregan datos de los cambios de cobertura del bosque, evidenciando una acentuada deforestación, así como mapas de índice de calentamiento para diferentes zonas del bosque Amazónico. 

La Unidad de Cambio Global de la Universitat de València, dirigida por el catedrático José Antonio Sobrino –actual presidente de la Asociación española de Teledetección– centra sus actividades en el estudio de los cambios que sufre nuestro planeta analizados con el soporte de datos de teledetección proporcionados por satélites de Observación de la Tierra y el tratamiento digital de las imágenes suministradas por los mismos. El grupo participa en el desarrollo futuras misiones térmicas de alta resolución espacial, en colaboración con agencias espaciales como el CNES de Francia y la ESA. Además coordina el Land Product Validation (LPV) del Committee on Earth Observation Satellites (CEOS) para la validación de la temperatura y emisividad de la superficie terrestre. También organiza el congreso RAQRS, en el que participan cada cuatro años expertos internacionales en Teledetección.

Se puede acceder a Thermal Amazoni@ en http://ipl.uv.és/thamazon/

Comentarios