Alerta en España: La sequía deja graves consecuencias en la agricultura y la ganadería

0
188
  • Alerta España: sequía deja graves consecuencias agricultura y ganadería
  • Mientras meteorólogos, turistas y empresarios de la hostelería en general se vanagloriaban del “buen tiempo” de las últimas semanas, agricultores y ganaderos han seguido mirando al cielo con gran preocupación.
  • Tanto el invierno como el inicio de la primavera han sido excepcionalmente secos y calurosos, lo que está arruinando cosechas y provocando graves problemas en muchas zonas y sectores.
  • La organización agraria UPA ha pedido la convocatoria urgente de la Mesa de la Sequía.

Sobre la Entidad

UPA
La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) es la organización profesional que agrupa, representa y defiende los intereses de los profesionales de la agricultura y la ganadería en España. UPA es la organización que aglutina al colectivo...
188

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha calificado de “muy grave” la sequía que sufren amplias zonas de España, especialmente Castilla y León, Galicia, Asturias, Cantabria, Canarias y algunas zonas de Castilla-La Mancha y Extremadura. [informe de la sequía por regiones]

Las pérdidas por el excesivo calor y la falta de lluvias son ya millonarias en los cultivos de cereal y colza en secano en las zonas productoras. También corren serio peligro los cultivos de regadío, forrajes y pastos, puesto que el agua disponible es muy baja o incluso inexistente, y la disponibilidad en la mayor parte de los casos absolutamente insuficiente para sacarlos adelante.

“Estamos en un estatus de sequía hidrológica”, han lamentado desde UPA. Los cultivos herbáceos –cebada, avena, trigo…- son los más afectados, pero árboles como los frutos secos tampoco están desarrollándose con normalidad. La situación de la ganadería es muy preocupante debido a que no hay pasto disponible y los ganaderos deben alimentar al ganado a base de piensos.

“Estamos en un estatus de sequía hidrológica”

Los agricultores que contrataron seguros para su explotación con cobertura de sequía ya han comenzado a dar partes de siniestro, aunque la contratación de estas pólizas ha sido más baja de lo normal, ya que a principios de invierno sí llovió, lo que movió a los productores a no contratar, teniendo en cuenta también que las pólizas se han encarecido notablemente.

La organización agraria UPA ha remitido una petición formal al Ministerio de Agricultura para que convoque de forma urgente la Mesa de Adversidades Climáticas, también conocida como “Mesa de la Sequía”, para analizar la situación al detalle y plantear soluciones que eviten la ruina de miles de agricultores.

Una cosecha que “prometía” y ahora será “ruinosa”

La cosecha de cereales del año pasado, y a pesar de los problemas que hubo en algunas zonas derivados de las enfermedades, fue muy buena, con unos 23,2 millones de toneladas, solo superada por la del año 2013. La media de producción de los últimos 10 años se sitúa en unos 19 millones de toneladas, de los cuales Castilla y León –la región donde la sequía está siendo más cruenta- suele producir entre el 33 y el 35%.

Teniendo en cuenta la situación actual que presentan los cultivos las estimaciones de cosecha se podrían situar sobre el volumen de producción del año 2012, que es el peor de los registrados últimamente, lo que supondría una reducción con respecto a la campaña pasada de más del 30%, y que en función de las condiciones de precipitación y temperaturas del mes de mayo, estas pérdidas podrían aumentar, suponiendo una cosecha “ruinosa” para el cereal.

Los agricultores han pedido también a meteorólogos y medios de comunicación en general que dejen de hablar de “buen tiempo” cuando hace calor y no llueve. “Eso será buen tiempo para las terrazas de los bares”, han lamentado. “Desde luego para el campo llevamos unos meses con un tiempo pésimo”, han asegurado.

Análisis de la sequía por regiones

  • AndalucíaCon un 25% menos de precipitaciones que un año normal, los herbáceos de secano de invierno, el olivar y los pastos están en peligro. El cereal está espigando y es cuando más agua necesita. Las altas temperaturas y los fuertes vientos tampoco están ayudando. El olivar está en floración y para el cuajado de los frutos hace falta que llueva en los próximos 15 días. La dehesa está pendiente de un hilo, aunque los animales siguen pastando por el momento.
  • Aragón: En Aragón las zonas de regadío acumulan en estos momentos reservas suficientes de agua embalsada. También las reservas de nieve del Pirineo registran buenos niveles hasta la fecha. Por el contrario, la primavera está siendo más seca de lo esperado, lo que hace que la incertidumbre, inexistente al comienzo de la campaña de riego, haya ido ganando terreno. En las comarcas de Jiloca y el Bajo Aragón, turolense y zaragozano, algunos cultivos, especialmente cebada, avena y centeno ya registran estrés hídrico. En regadío los agricultores temen por los segundos cultivos, concretamente por el maíz. La falta de lluvias en primavera está afectando a la ganadería de ovino en extensivo, ya que no encuentran pastos para los animales.
  • Asturias: En Asturias, a pesar de que en estos momentos los prados están todavía verdes, lleva un mes sin llover, por lo que preocupa la situación de cara al final de la primavera y al verano.
  • Islas Baleares: La situación es buena gracias a las lluvias registradas durante el invierno. Las temperaturas tampoco han sido demasiado elevadas por lo que la situación en las Islas Baleares no es preocupante por el momento.
  • Islas Canarias: En el sur de las islas hay cultivos de secano como las papas y algunas hortalizas afectadas por la falta de lluvias y las altas temperaturas, que han seguido superando récords año tras año. La inestabilidad en el norte de las islas está perjudicando al viñedo, con pérdidas que, según campañas, rondan el 30-60%. Los agricultores de las islas tratan de adaptarse a esta situación de cambio climático mediante la búsqueda de cultivos ecológicos más adaptados y la combinación con la silvicultura, tal y como promueve el Plan de Desarrollo Rural de Canarias.
  • CantabriaEn Cantabria se está sufriendo una sequía muy intensa, agudizada además en los últimos días. En la zona más cercana a Palencia la situación es dramática. Los embalses están muy bajos y nos parece que va a haber un año muy duro de sequía. En la zona de Campoo no hay ni hierba vieja ni nueva y las previsiones no son muy buenas. El peligro de incendios seguirá incrementándose si no llegan las lluvias.
  • Castilla-La Mancha: Desde UPA Castilla-La Mancha se considera que sería necesario que lloviera lo antes posible para que tanto cereal como leguminosa lleguen a buen puerto en esta campaña. Asimismo, existen problemas específicos en algunos riegos que dependen del agua de pantanos; como sucede en concreto en algunas zonas de la provincia de Ciudad Real, debido a que en varios años seguidos de sequía ha provocado que sus niveles estén por debajo de la media.
  • Castilla y León: UPA Castilla y León ha reclamado que, ante las condiciones climatológicas tan extremas y constatados los daños irreparables en miles de hectáreas de toda la comunidad autónoma, se declare zona catastrófica a las zonas afectadas que ya han perdido la cosecha. Las producciones de cereal y colza en los secanos de la mayor parte de la región están perdidas por la sequía extrema sufrida en las últimas semanas, y corren serio peligro de que se vayan también cultivos de regadío, forrajes y pastos, puesto que el agua disponible es muy baja o incluso inexistente, y la disponibilidad en la mayor parte de los casos absolutamente insuficiente para sacarlos adelante.
  • Cataluña: Exceptuando algunas siembras de colza que no salieron bien, esta campaña está en camino de poder ser considerada buena para los cultivos herbáceos de secano, con rendimientos esperados de 3 toneladas por hectárea, gracias a las precipitaciones del mes pasado y del presente.
  • ExtremaduraLa ganadería extremeña vive una difícil situación ante la escasez de lluvias desde el pasado otoño. El presente año ganadero está siendo catastrófico ante la ausencia de precipitaciones. Esta situación se ve agravada por el mal funcionamiento del satélite que determina la sequía en el campo de cara al seguro agrario. UPA-UCE Extremadura denuncia que las mediciones no se corresponden con la realidad, ya que en marzo el satélite no ha detectado sequía en ninguna comarca extremeña. Cualquiera que salga al campo puede ver que la realidad de las explotaciones es muy distinta, ya que hemos tenido una sequía preocupante en marzo. Y en este mes de abril cada día se agrava más la situación de los sectores ganaderos por este problema.
  • Galicia: El estado de los acuíferos es crítico, lo que provoca que, dadas las características de la tierra, en 15 días puedan estar todos los prados secos, con el consiguiente efecto negativo en la ganadería extensiva. La provincia de Orense es la que está en peores condiciones, dadas las temperaturas extremas que ha estado registrando.
  • La Rioja: Los pantanos están bajo mínimos, todos los productores están con el ojo puesto en el cielo confiando en que mayo venga con lluvias para arreglar la situación. La peor parte se la llevan los cereales de secano, cuya salvación o pérdida total es cuestión de días, y los ganaderos de la sierra quienes llevan todo el invierno alimentando con piensos y forrajes. La situación es tan grave que UPA venía luchando por una ayuda para la ganadería riojana. Finalmente se ha conseguido que una partida del presupuesto de la Consejería se aparte para ayudar a los ganaderos, pero todavía no se ha concretado la cuantía.
  • Madrid: Los agricultores están muy preocupados, sobre todo en cuanto al cereal tardío y las leguminosas. Los productores creen que podría perderse el 100% de la cosecha en ambos cultivos ya que las plantas están en un bajo nivel de desarrollo debido a las escasas lluvias de la primavera. En cuanto al cereal temprano, éste ya está con espiga, algo inusual en esta época que ni siquiera los más veteranos recuerdan. En el campo no saben siquiera si esta espiga llegará a granar. Por tanto, la perspectiva más optimista señala que los rendimientos de la campaña podrían rondar las 1,8 toneladas de cereal temprano por hectárea. Por su parte, los ganaderos de Madrid, ubicados esencialmente en el norte de la Comunidad, ya sienten sobre sus bolsillos la repercusión de los sobrecostes de alimentar el ganado con pienso debido a la sequía en los pastos. En último lugar, el olivar y, sobre todo, el viñedo también se verán afectados más a largo plazo.
  • MurciaNo ha llovido en la zona de cabecera del Tajo y del Segura, por lo tanto el agua que baja por el río está teniendo restricciones y se avecinan más. Sin embargo, a día de hoy, aunque se riegue un poco menos, los cultivos todavía están en buenas condiciones porque el invierno y el principio de la primavera han traído más precipitaciones que las habituales. De hecho, los cultivos de secano, tras dos años terribles en los que incluso se arrancaron leñosos, están saliendo con facilidad. Pero sí se presenta un problema de falta de almacenamiento de agua para mantener los regadíos de verano. Los productores de frutas tardías, como los cítricos, pueden pasarlo mal. Por su parte, en hortalizas corre peligro la primera plantación, que se hace a últimos de agosto con la idea de sacarla a los mercados europeos a mediados de octubre. Por último, el melón, que se arranca a mediados de agosto, sufrirá las consecuencias de la falta de agua durante julio y agosto.
  • Navarra: Están preocupados sobre todo en la mitad sur de la Comunidad. Los productores de cereal de secano están viendo cómo se les encaña el cereal, lo que impedirá que grane. Esto es especialmente decepcionante puesto que esta campaña se presentaba muy buena tras las generosas precipitaciones registradas hasta finales de marzo. Además de la falta de lluvia y los largos días de calor, también el fuerte viento está ayudando a secarlo todo. Por su parte, en el norte también tienen problemas. Los más afectados son los ganaderos que empiezan a notar la falta de pastos. En cuanto al espárrago, aún no se sabe cómo afectará a la producción pero se teme que arriesgue la calidad. Por último, hay que tener en cuenta que la reserva de agua, entre un 55 y un 57%, está por debajo de la media a estas alturas del año, por lo que inquieta de cara al verano, sobre todo a los productores de maíz.
  • Comunidad Valenciana: En la Comunidad Valenciana este año ha llovido mucho, por lo que aquí los problemas pueden estar más relacionados con fenómenos meteorológicos extremos como lluvias torrenciales o pedriscos, que con sequía.

Comentarios