Ni un grado más: Las soluciones de WWF para evitar un cambio climático devastador

0
257

Sobre la Entidad

WWF
WWF está presente en más de 100 países y cuenta con el apoyo de 5 millones de personas de los 6 continentes.
257
  • A 5 meses de la COP 21 de la ONU en París
  • La organización presenta esta campaña para movilizar a la sociedad y evitar los peores impactos del cambio climático sobre las especies, la naturaleza y los seres humanos

En pocos días hemos sufrido dos de las peores olas de calor de la historia en España. Temperaturas de más de 40º grados en prácticamente todo el país nos hacen recordar las terribles consecuencias económicas, ambientales y las miles de víctimas mortales de la peor ola de calor sufrida hasta el momento, en 2003. WWF subraya que este calor extremo es solo uno de los impactos del cambio climático que ya estamos sufriendo, junto a la pérdida de bosques, ríos, especies, playas, cultivos, oficios y muchas otras consecuencias que afectan a la salud de las personas. Con  la campaña ‘Ni un grado más’, WWF hace un análisis de estos impactos y ofrece soluciones para evitar un cambio climático devastador. Con el lema ‘podemos evitarlo’, WWF anima a los ciudadanos a firmar la petición online para poner freno al cambio climático.

Con la mirada puesta en la próxima gran cita de la ONU sobre Cambio Climático que se celebra en Paris a finales de año (COP21), WWF presenta una campaña centrada en los impactos del cambio climático y sus soluciones. Desde hoy, serán los propios ciudadanos los que pedirán al Gobierno que luche por un una sociedad 100% renovable y el fin del apoyo a los combustibles fósiles y contaminantes.

WWF subraya que este calor extremo es solo uno de los impactos del cambio climático que ya estamos sufriendo

‘Ni un grado más’ es una llamada a la acción ciudadana para presionar a los gobiernos y conseguir un acuerdo climático ambicioso en París que evite los peores impactos del cambio climático. WWF asegura que es necesario limitar el aumento de la temperatura media global a 1,5ºC respecto a las temperaturas preindustriales para evitar impactos catastróficos en regiones vulnerables, como la región mediterránea. Ya hemos incrementado casi 1ºC y si seguimos con la tendencia actual, aumentaremos 4ºC. Por ello, WWF señala la importancia de no aumentar ‘Ni un grado más’ la temperatura.

España es uno de los países más vulnerables al cambio climático por estar en la cuenca mediterránea. En concreto, como consecuencia de esta amenaza planetaria, en nuestro país se produce un aumento en la frecuencia e intensidad de las olas de calor, sobre todo en la mitad sur de la península. WWF recuerda que el mes de mayo de 2015 ha sido el más caluroso de los últimos 50 años en España, llegando a superar los 40ºC en varias provincias. Estas olas de calor afectan especialmente a las personas más vulnerables, como ancianos, niños o gente sin recursos, y se estima que en la ola de calor ocurrida en 2003 hubo miles de víctimas en España. WWF alerta del efecto del archipiélago de calor en las grandes ciudades, que hace que el área metropolitana tenga una temperatura 4 ó 5 grados más alta que las afueras.

Muy relacionado con las olas de calor se encuentra el incremento de los incendios forestales debido a las altas temperaturas y a la disminución de las precipitaciones. Esta mezcla de elementos está siendo especialmente grave en los incendios forestales que están en este momento arrasando España.

Por otro lado, algunas cuencas fluviales del Mediterráneo, que ya sufren estrés hídrico, pueden experimentar una disminución de sus caudales y muchos de los humedales que hoy conocemos, y que ya se encuentran en declive por la extracción de agua, podrían desaparecer por completo, como Doñana, Las Tablas de Daimiel, las Lagunas de Ruidera, la Albufera de Valencia o las Lagunas de Villafáfila si seguimos con la senda actual de emisiones. En cuanto a las playas, los impactos también están siendo visibles ya que se encuentran en regresión y están viendo cómo desaparecen sus ecosistemas costeros y dunares.

En cuanto a los efectos en la agricultura, la campaña ‘Ni un grado más’ denuncia que todos los cultivos de la franja mediterránea y del sur de España se verán muy afectados. Es especialmente preocupante la prospectiva del impacto del cambio climático sobre cítricos, vides y olivos, tanto por su relevancia económica, como por la social y cultural. En España, con una subida de 4 o 5ºC se pone en riesgo toda la huerta de Valencia y Murcia, ya que muchos árboles pueden no resistir el calor del verano, así como la viticultura en el Duero, La Mancha o Navarra.

Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF, recuerda que: ‘Aún estamos a tiempo de evitar las peores consecuencias del cambio climático, pero el planeta no puede esperar más. El momento de actuar es ahora porque somos la última generación que puede poner freno al cambio climático’. Y añade: ‘Exigimos al Gobierno que defienda en la Cumbre del Clima de París un modelo energético 100% renovable’.

Comentarios