El cambio climático amenaza la seguridad alimentaria

0
144
  • cambio climático amenaza seguridad alimentaria

Sobre la Entidad

WWF
WWF está presente en más de 100 países y cuenta con el apoyo de 5 millones de personas de los 6 continentes.
144

El cambio climático puede truncar los esfuerzos globales para alimentar de manera sostenible a la creciente población del planeta debido a la reducción de la producción de cultivos clave como el trigo, el arroz o el maíz, ha alertado hoy WWF. Como parte de su campaña #NiUnGradoMás, la organización destaca que la falta de acción ante el cambio climático puede agravar la inseguridad alimentaria, por los cambios en temperatura y lluvias, la mayor frecuencia de fenómenos meteorológicos extremos o el aumento del precio de los alimentos. Dentro de Europa, España sufrirá especialmente las consecuencias pues, de continuar con la tendencia de calentamiento, se esperan reducciones de casi un 20% del rendimiento de los principales cultivos a finales de siglo.  

La agricultura y la ganadería son dos de las principales actividades humanas amenazadas por el cambio climático, y evitar un mayor aumento de las temperaturas es vital para asegurar la producción de alimentos en el futuro, según alerta WWF en su nuevo informe “Un grado más, un cultivo menos”. El aumento de la temperatura ya registrado, los cambios en los patrones de las precipitaciones, o el incremento de la frecuencia e intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos son factores que ya están afectando a la producción de alimentos. Aunque en algunas regiones concretas determinados cultivos se verán beneficiados, la situación generalizada será negativa en un futuro cercano.

En España, WWF destaca que el futuro de la agricultura y la ganadería es muy preocupante por nuestra situación dentro de la vulnerable cuenca Mediterránea. Este año, las olas de calor de primavera y verano han mermado las cosechas de cereales, pastos u olivares, fenómenos que se intensificarán en el futuro. Según las predicciones,con un aumento de la temperatura global de 2ºC los rendimientos medios del trigo, colza, maíz en grano y girasol caerán casi un 20% en el sur de Europa a partir de 2070.

Para WWF, otro de los efectos más preocupante será el aumento de la presión agraria sobre el agua. El regadío ya se queda con dos tercios del agua consumida en el planeta, pero si continúa la tendencia actual, en 2080 su demanda de agua habrá crecido entre un 5 y un 20% por el cambio climático.

Tampoco se puede olvidar que, además de víctima, el sector agroalimentario en su conjunto también contribuye al cambio climático: en la UE, el sector es responsable de un 29% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Según el documento de WWF, dos claves para que el modelo alimentario se convierta en aliado frente al cambio climático son fomentar la producción agroecológica de alimentos y cambiar nuestra dieta para hacerla más respetuosa con la gente, el clima y el planeta. Para lograrlo, es necesario rediseñar las políticas actuales, en especial la Política Agraria Común, para que apoyen de manera definitiva a los agricultores y ganaderos que ya están implicados en la lucha contra el calentamiento global.

Comentarios