Licitada por 2 millones de euros la restitución de la ribera del río Miño a su paso por la AG-53 en Ourense

0
49

Sobre la Entidad

La Xunta de Galicia es el órgano colegiado de gobierno de Galicia, que políticamente responde ante el Parlamento.
49
  • La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras publica este contrato de obra pública a través de la Sociedad Pública de Inversión
  • Las empresas interesadas en presentar sus ofertas a este contrato de obra pública disponen hasta el 11 de mayo

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras licita –a través de la Sociedad Pública de Inversión- por dos millones de euros (2.041.684) a las obras de restitución de la ribera del río Miño en el cruce sobre lo incluso de la autopista AG-53, en la parroquia de Santa Cruz de Arrabaldo del Ayuntamiento de Ourense.

Los primeros trabajos que se deberán ejecutar son los correspondientes a la construcción de una estructura de paso sobre la vía férrea Vigo- Ourense, para posteriormente ejecutarse el relleno destinado a recuperar la ribera del río Miño. El plazo inicial de las obras es de seis meses, aunque condicionado a poder desarrollar las obras con un nivel acomodado de las aguas del río Miño.

Para la restauración de la ribera derecha del río Miño está previsto efectuar un relleno de aproximadamente 44.000 m3 con material adecuado o suelo seleccionado. Adicionalmente, se dispondrá una protección de la frente de ribera y en la zona de las pilas del puente sobre el Miño, para evitar la socavación del canal.

Estos trabajos se ejecutarán siguiendo los criterios marcados por Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, que consideran que para lograr la protección de la margen no es recomendable a construcción de muros, debiéndose de proyectar medidas alternativas que cumplieran con las premisas como la protección frente a la erosión o la implantación de un sistema de restauración del terreno capaz de soportar los caudales estimados para el río y que permita el crecimiento rápido de la vegetación de ribera.

Al mismo tiempo, para la protección frente a la erosión al pie del banco de ribera se apuesta por un sistema consistente en bloques de dique en la parte bajo la lámina de agua, y hasta un metro por encima del nivel y muros vivos para la superficie por encima de este nivel, disponiendo un sistema de dique con huecos, en los cuales se introduzcan plantas en las juntas entre la roca, de manera que lleguen al suelo detrás del muro.

La obra se ejecutará con las máximas precauciones ambientales, en especial en relación para la protección de la calidad del agua del río Miño; por lo que se prevé la colocación de una barrera antiturbidez mientras duren los trabajos de relleno en el canal, y un apartado para restauración paisajística, con la plantación mediante hidrosiembras, plantaciones arbustivas y siembra de especies ripícolas en la zona de ribera.

Comentarios