OPTINAGUA, proyecto que promueve el uso eficiente del agua y la energía en la agroindustria

0
118
  • OPTINAGUA, proyecto que promueve uso eficiente agua y energía agroindustria

Sobre la Entidad

Zeta Amaltea
Soluciones de consultoría e ingeniería para los desafíos presentes y futuros del agua
118

Temas

La necesidad y urgencia de una gestión eficiente de los recursos hídricos a nivel global es cada vez mayor considerando las últimas previsiones de crecimiento demográfico y los previsibles efectos del cambio climático que afectaran tanto a la cantidad como a la calidad del recurso hídrico. El nexus agua-energía-alimento se verá seriamente comprometido ya que la competencia por el uso del agua para abastecimiento, producción de alimento y energía ira en aumento. Según diversas fuentes, como el Consejo Nacional de Inteligencia de EEUU, el nexus agua-energía y el cambio climático son dos de las mega tendencias que condicionarán el mundo en el 2030. Hoy por hoy la gestión del agua es ya un enorme desafío para la humanidad al cual se exigen soluciones a distintos niveles, global, nacional e individual.

Teniendo en mente esta problemática, ZETA AMALTEA y un conjunto de socios público-privados de Aragón, concretamente la empresa de base tecnológica GeospatiumLab y la Universidad de Zaragoza, a través del CIRCE y del Grupo de Sistemas de Información Avanzados (IAAA) han decidido aliarse para crear una solución tecnológica para promover el uso eficiente del agua y de la energía y la mejora de la competitividad de las industrias agroalimentarias en Aragón.

En ese contexto se inició en 2012 el proyecto OPTINAGUA – “Optimización económica y ambiental del uso del agua en sectores industriales”, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad en el ámbito de la Convocatoria INNPACTO, IPT-2012-0646-310000.

Se trata de un proyecto alineado con la estrategia europea del agua reflejada el documento Water Blueprint y muy estrechamente relacionado con la estrategia Europa 2020. En especial dentro de las siguientes áreas específicas: Internalización de los costes del uso del agua y su polución; Eficiencia del agua; Identificación de barreras tecnológicas y organizacionales a la innovación; Mejora de la gobernanza ante el cambio climático y Mejora del conocimiento basada en herramientas tipo satélite para incrementar los indicadores en el sistema de información europeo WISE.

El objetivo básico de OPTINAGUA es el desarrollo y comercialización de una herramienta informática para auditar la eficiencia en el uso del agua y la energía en los procesos industriales del sector agroalimentario de transformación que tiene tanta relevancia en Aragón.

Estas auditorías se plantean como el punto de partida para la identificación e introducción mejoras en los procesos industriales, permitiendo incrementar la eficiencia en el uso de los recursos, con el efecto positivo que esto tendrá para el medioambiente y para la competitividad de las propias empresas.

La mejora de la competitividad estará asociada en primer lugar a una reducción de la factura hídrica y energética y a la anticipación a futuras exigencias legales (nacionales e internacionales) previsiblemente más restrictivas. Además el aporte de un sello de calidad distintivo que traduzca la evaluación obtenida con la herramienta, comprobará el buen desempeño ambiental de la empresa y contribuirá a la mejora de la imagen corporativa de cara a clientes y suministradores.

Dicha herramienta informática es el resultado final del proyecto llevado a cabo en 4 fases generales: 1) desarrollo metodológico, 2) creación de la herramienta; 3) implementación y validación en del sector agroalimentario de Aragón y 4) difusión en el ámbito nacional y europeo.

La primera fase consistió en el desarrollo de una metodología combinada e innovadora con la inclusión de aspectos económicos, energéticos y ambientales teniendo por base metodologías reconocidas y de uso extendido a nivel internacional como son el Análisis Ciclo de Vida, la Huella Hídrica, Water Pinch y la Hidronomía Física. Se trata además de una metodología actual ya que considera los últimos avances en el estado del arte, como por ejemplo la ISO 14046 que viene regular el indicador de la Huella Hídrica y añadir al concepto la componente de análisis del impacto ambiental vinculado al consumo del agua.

La metodología desarrollada e implementada en la herramienta informática de OPTINAGUA traduce la evaluación realizada mediante un indicador global dividido en siete niveles adimensionales de eficiencia a la imagen de lo que sucede con otras etiquetas que ya existen, como la etiqueta de eficiencia energética de los electrodomésticos.

Además aporta información adicional sobre el impacto ambiental generado, su valoración económica, así como la inversión necesaria y correspondiente periodo de retorno para las sugestiones de mejora identificadas.

Transcurridos tres años desde su comienzo el proyecto está a punto de finalizar. En esta recta final, finalizada y validada la herramienta en casos de estudio reales, los esfuerzos se centrarán en dar a conocer esta iniciativa en distintos entornos, no sólo en Aragón si no a nivel nacional e internacional. Estas prácticas innovadoras implementadas en el sector agroalimentario aragonés como núcleo de partida, podrían extenderse y llevar los valores de sostenibilidad e innovación predicados en OPTINAGUA a otros ámbitos territoriales y sectoriales.

Comentarios