La "tormenta de la década" en California deja sin electricidad a miles de personas y obliga a suspender vuelos

0
34
34

Una tormenta procedente del Océano Pacífico ha descargado este jueves sobre el seco centro y norte de California, con fuertes lluvias y vientos, que han dejado sin electricidad a decenas de miles de hogares y han obligado a suspender vuelos, además de inundar carreteras y provocar el cierre temporal de colegios en la zona de la Bahía.

Unos 240 vuelos comerciales procedentes y con destino a San Francisco fueron cancelados a última hora de la mañana y otros fueron retrasados más de dos horas, según han informado los gestores del Aeropuerto Internacional de la ciudad.

Una estación del Metro de San Francisco -en el distrito financiero- fue cerrada en la hora punta matinal por la falta de electricidad y la entrada de agua, y el sistema electrificado de autobús se detuvo en muchas zonas, según funcionarios de tránsito.

El popular paseo frente al mar de Embarcadero fue cerrado por inundaciones y también fueron cancelados los viajes de muchos ferries.

El viento sopló fuerte en Sacramento, la capital estatal, antes del amanecer, seguido de intensas precipitaciones cuando comenzaba el movimiento en la ciudad. Partes de los estados de Oregón y Washington también se vieron afectados por el viento y la lluvia.

"En algunas partes de la Costa Oeste podría ser la tormenta más importante en diez años", ha asegurado Eric Boldt, portavoz del Centro Meteorológico Nacional.

La institución publicó alertas por intensas precipitaciones, olas altas y fuertes vientos, advirtiendo de que las lluvias torrenciales pueden provocar deslizamientos de tierra en zonas a los pies de las colinas devastadas este mismo año por los incendios forestales.

Pese a todo, se espera que la tormenta aporte un poco de alivio a la dura sequía que vive California desde hace años, que ha obligado a los gestores del agua a reducir drásticamente los suministros para riego y obligaron a poner en marcha serias medidas de conservación en todo el estado.

La compañía Pacific Gas and Electric Co informó que cerca de 227.000 clientes se quedaron sin luz durante la tormenta en la mañana del jueves. Asimismo, algunos distritos escolares de la zona de la Bahía, incluido San Francisco, Oakland y Berkeley, suspendieron las clases.

Se espera que la tormenta avance ahora hacia el sur de California, descargando su lluvia en la mañana del viernes, en la que podría ser la segunda gran tormenta en la zona esta semana. Para este fin de semana está previsto un tercer frente.

Comentarios