Obama endurece las condiciones del 'fracking' para reducir el riesgo de contaminación

0
53
53

Personalidades

El Gobierno estadounidense, liderado por Barack Obama, ha anunciado la imposición de unas mayores restricciones a las operaciones de fracturación hidráulica o 'fracking' en los terrenos federales con el objetivo de reducir los riesgos de contaminación.

El 'fracking', que consiste en la inyección de líquidos a alta presión en el interior de rocas para extraer petróleo o as que de otra forma serían inaccesibles, ha permitido a Estados Unidos liderar la producción de energía mundial.

Sin embargo, numerosos sectores han advertido del riesgo de contaminación del agua y medio ambiente, por lo que el Gobierno ha decidido implementar una serie de requisitos que tienen como objetivo reducir estos riesgos.

Pese a que estas medidas, aprobadas por el Departamento de Interior, solo afectarán a los terrenos bajo dominio federal --lo que supone un cuarto del territorio actual--, varias empresas las han criticado y han asegurado que aumentarán los costes.

Entre estos requisitos se encuentran el establecimiento de medidas estándar estrictas para los pozos y el mantenimiento de tanques y estanques artificiales donde se almacenan los residuos líquidos, según ha recogido 'The Washington Post'.

Además, el Gobierno ha introducido una serie de medidas de transparencia que exigen la publicación de los tipos de aditivos químicos que se inyectan en la roca. Normalmente en su mayoría se trata de agua y arena, aunque también suelen incluirse otras sustancias como sales y ácidos.

"Sentido común"

La secretaria del Interior, Sally Jewell, ha afirmado que se trata de una serie de cambios "de sentido común" al anunciar las medidas, subrayando que permitirán "el desarrollo responsable al mismo tiempo que se protegen recursos naturales".

"Es absolutamente crucial que el público tenga confianza en que se están desarrollando protecciones medioambientales, transparentes, efectivas y seguras", ha afirmado Jewell, recordando que las regulaciones anteriores tenían 30 años de antigüedad.

Críticas

Sin embargo, tras el anuncio varias empresas vinculadas al 'fracking' han criticado las medidas, subrayando que aumentarán de forma significativa los costes, por lo que han presentado enmiendas para intentar bloquear la normativa.

"Es la reacción a preocupaciones sin fundamento", ha criticado el presidente de la Asociación de Petróleo Independiente de amároca. Barry Rusell. "Es completamente lo opuesto al sentido común", ha subrayado mediante un comunicado.

Las medidas tampoco han gustado a algunos grupos defensores del medio ambiente que consideran que el Gobierno se ha quedado corto en la ejecución de medidas y ha "desaprovechado" la oportunidad de establecer una ley efectiva sobre el 'fracking'.

Comentarios