Nueva alerta por inundaciones en Houston

0
62
62

El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos ha emitido este miércoles una nueva alerta por inundaciones para Houston, donde las tormentas han dejado ya cinco muertos y convertido los barrios en lagos en la que es la cuarta ciudad más poblada del país.

Al suroeste de Dallas, la Policía ha evacuado a personas que viven cerca de una presa que amenaza con romperse debido a la subida de las aguas por las inundaciones, mientras los equipos de emergencia siguen buscando víctimas del temporal que se ha cobrado ya 18 vidas en Texas y Oklahoma.

El agua se está desbordando ya la presa de Padera, a unos 40 kilómetros al suroeste de Dallas, y la Policía en Midlothian ha informado de que ha pedido a aquellos que viven a lo largo del cauce que evacuen sus viviendas y muevan su ganado a tierras altas ante el riesgo de que la estructura se rompa y libere el agua.

El balance de muertos en Texas se espera que aumente, ya que todavía hay numerosas personas desaparecidas desde las tormentas del pasado fin de semana que han ocasionado inundaciones récord, destruyendo cientos de viviendas, arrastrando puentes y dejando a más de 2.000 conductores varados en las carreteras.

"Esta lluvia tiene el potencial de causar nuevas inundaciones en las calles así que se advierte a los residentes de que tengan cuidado cuando viajen hacia sus trabajos", ha indicado el Ayuntamiento de la ciudad en un comunicado, precisando que hay dos personas desaparecidas.

Se espera que haya nuevos avisos por inundaciones repentinas durante el resto de semana en Texas, según la División de Gestión de Emergencias del estado, ya que un sistema tormentoso que afectará a los estados del sur del país traerá más lluvias.

Este lunes cayeron en Houston unos 28 centímetros de lluvia, mientras que en algunas zonas de Autin ha habido hasta 18 centímetros. Helicópteros han rescatado a personas en ambas ciudades que habían quedado atrapadas en coches y en lo alto de edificios.

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo el martes que había garantizado al gobernador de Texas, Greg Abbott, de que podía contar con la ayuda del Gobierno federal para recuperarse de las inundaciones. Abbott ha declarado el estado de calamidad en al menos 40 condados de Texas, incluido Harris, donde está Houston.

Comentarios