Obama ordena la entrega de ayuda federal para la recuperación de Texas tras las inundaciones

0
11
11

Personalidades

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha firmado a última hora de este viernes una declaración de desastre para las áreas del estado de Texas más afectadas por el temportal, que ha dejado, al menos, 21 muertos. De esta forma, se ordena la entrega de ayuda federal para las tareas de recuperación.

"Las comunidades de todo el estado de Texas han experimentado la devastadora destrucción y -lo que es más trágico- la pérdida de vidas humanas debido a las incesantes lluvias, que llevan impactando sobre nuestro estado durante semanas", ha dicho el gobernador Greg Abbott, que ha declarado zonas de desastre en 70 condados.

La declaración presidencial libera fondos federales para ayudar a reconstruir las zonas más afectadas. Los residentes y dueños de negocios que sufrieron daños pueden comenzar a solicitar la ayuda desde este fin de semana, según el comunicado de la Casa Blanca.

Las tormentas han azotado el norte de Texas durante la última noche, provocando cientos de llamadas de emergencia por el agua caída y complicando aún más la situación en el estado. Asimismo, el Servicio Meteorológico Nacional ha emitido una alerta por inundaciones para la zona de Dallas y una vigilancia por inundaciones para el área que va desde el centro de Texas al centro de Kansas.

Los casi 18 centímetros de agua caídos en el norte de Texas desde el jueves por la mañana hasta el viernes se producen después de que las tormentas también dejaran una cantidad similar de agua en Austin el lunes y de hasta 28 centímetros durante la noche del lunes en la zona de Houston.

Cientos de evacuados

Cientos de personas han pasado la noche en centros de evacuación en todo Texas después de que las inundaciones de esta semana hayan convertido las calles en ríos, arrancado viviendas de sus cimientos y arrastrado miles de vehículos.

Solo en Houston, más de 4.000 estructuras han resultado dañadas por las inundaciones que desde el lunes han golpeado a la que es la cuarta mayor ciudad del país.

Durante la noche, en el centro de Texas, los bomberos del condado de Travis han rescatado a 21 personas de una casa flotante mientras que los trabajadores de emergencias del contado de Johnson rescataron a 14 conductores y residentes, sin que, según las autoridades, haya que lamentar heridos.

Antes de la tormenta de la última noche, el meteorólogo de Texas John Nielsen-Gammon había señalado que este mes el estado había registrado 19 centímetros de lluvia de media, lo que supera el récord de 17 centímetros de junio de 2004, en base a un registro que se remonta a 1895.

Comentarios