El agua contaminada en Flint llega a la carrera electoral demócrata

0
52
  • agua contaminada Flint llega carrera electoral demócrata
    Hillary Clinton (Wikipedia/CC).
52

Los aspirantes a convertirse en el candidato demócrata para las presidenciales de noviembre, Hillary Clinton y Bernie Sanders, han expresado este domingo su enfado por la crisis de contaminación de aguas en la ciudad de Flint, en el estado de Michigan, y han reclamado recursos estatales y federales para resolver la situación.

En un debate en Flint para poner de relieve la crisis de salud pública por la contaminación del suministro de aguas, los dos candidatos han criticado a las autoridades locales responsables y han solicitado la renuncia del gobernador republicano en Michigan, Rick Snyder.

"Las personas deben hacerse responsables", ha dicho Clinton. "Tiene que haber una absoluta responsabilidad", ha recalcado la exsecretaria de Estado durante el debate del partido demócrata.

Por su parte, Sanders ha subrayado que "lo que está ocurriendo es una desgracia que supera lo que se puede creer". Asimismo, el senador ha aprovechado para reiterar su plan para gastar mil millones de dólares para reconstruir infraestructura en todo el país.

Ambos aspirantes demócratas han vinculado la crisis a las desigualdades raciales y económicas en la población

La crisis en Flint, una ciudad con población predominantemente negra, surgió tras el cambio del suministro de agua al vecino río Flint desde el lago Michigan con el fin de disminuir costos. El cambió dañó las añosas tuberías y liberó plomo y otros tóxicos al agua.

Ambos aspirantes demócratas, que intentan lograr el apoyo de los votantes negros en Michigan y en el resto del país, han vinculado la crisis a las desigualdades raciales y económicas en la población.

Victoria de Sanders en Maine

El debate ha tenido lugar en una jornada en la que Sanders se ha impuesto a Clinton en las primarias del partido en el estado de Maine, tras obtener el 64,2 por ciento de los votos, según los medios estadounidenses.

La victoria de Sanders en Maine llega después de que el senador se impusiera el sábado en Nebraska y Kansas, mientras que Clinton obtuvo durante la jornada imponerse por un amplio margen en Lousiana, lo que permitió a la exprimera dama sumar más delegados que su rival.

Sanders y Clinton volverán a verse las caras el martes en el estado de Michigan, en una votación que se presenta como clave para sus campañas y expectativas de cara a obtener la nominación del partido a la Casa Blanca.

Comentarios