La desalación, una solución para las necesidades de agua en la industria

0
716
  • desalación, solución necesidades agua industria
  • FCC Aqualia, a través de Aqualia Infraestructuras, lleva ofreciendo soluciones completas a las necesidades de agua de la industria de diversos sectores desde hace años

Sobre la Entidad

Aqualia
Aqualia es la empresa de gestión del agua del FCC Servicios Ciudadanos. Es la primera de su sector en España, la tercera empresa privada de Europa y la sexta en el mundo. Trabaja para 23,5 millones de usuarios en 1.110 municipios de 22 países.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
716

La desalación es, hoy día y en todo el mundo, una realidad innegable y creciente, y es en sí misma una verdadera solución para la escasez de agua en zonas determinadas. En aquellos lugares donde no llueve y se dispone de agua de mar, el desafío reside en la construcción de desalinizadoras eficientes y que respondan realmente a la necesidad planteada. La trayectoria de Aqualia en el campo de la desalación se enmarca en el desarrollo de una tecnología que, a lo largo de los años, ha evolucionado de manera espectacular tanto desde un punto de vista técnico como desde el punto de vista de su consideración social. Y en este sentido, Aqualia infraestructuras viene aportando soluciones completas en desalación de agua a la industria con experiencias exitosas en todo el mundo.

Aqualia Infraestructuras se encuentra dando servicio a la industria en todo el mundo

Alternativa sostenible para la industria

Los problemas existentes en cuanto a la escasez de agua son dos principalmente: la falta de precipitaciones en algunas zonas del planeta, generándose ciclos de sequía críticos que provocan que el recurso hídrico sea insuficiente, y la presión poblacional y realización de actividades productivas en regiones hídricamente deficitarias.

Los principales mecanismos mediante los cuales se puede hacer frente a esta dificultad allá donde los recursos hídricos son insuficientes pasan por mejorar y optimizar los recursos existentes, implementando medidas de ahorro en el consumo, y disminuir perdidas en las redes de distribución. También en reutilizar el agua residual mediante instalaciones de regeneración. Y, por supuesto, la generación de recursos hídricos, como puede ser la desalación de agua de mar, y la construcción de infraestructuras de almacenamiento y transporte de agua.

Los desafíos a la hora de abordar la escasez de agua pasan por la construcción de infraestructuras de almacenamiento y distribución en aquellos lugares donde la pluviometría o el deshielo lo permitan. Allí donde no llueve y se dispone de agua de mar, el desafío reside en la construcción de desalinizadoras eficientes del agua de mar. Dado que el proceso de desalación supone un alto consumo de energía eléctrica, una infraestructura que se debe que potenciar es la generación de electricidad.

Aqualia Infraestructuras se encuentra dando servicio a la industria en todo el mundo, especialmente en Latinoamérica y prevé un gran crecimiento de este sector, sobre todo para la industria minera e industrial del Oil-Gas.

En Uruguay se están planteando recurrir a la desalación de agua salobre para mejora de la calidad del agua de abastecimiento

Un desafío ambiental y energético

El futuro de la desalación presenta buenas perspectivas en el mercado del sector industrial, menos sometido a la opinión pública y mucho más a las necesidades reales de un bien necesario para la producción. Para que el proceso se realice con total garantía ha de hacer frente a dos condicionantes: el coste energético y el mínimo impacto ambiental.

Las medidas preventivas más destacadas que una empresa como Aqualia infraestructuras implementa contra el impacto medioambiental son, por un lado, del tipo predictivas, mediante la realización de concienzudos estudios medioambientales. En segundo lugar aplica medidas preventivas, incorporando en los diseños de las instalaciones aquellos elementos que eliminan el potencial impacto en el medio. Además realiza un exhaustivo seguimiento ambiental una vez que la infraestructura ha entrado en servicio.

La preocupación por los posibles efectos de los vertidos de salmuera de las desaladoras en la flora y fauna marina es relativamente reciente. La experiencia de las empresas españolas en desalación y vertido de salmuera es altamente demandada en todo el mundo, desde China, Estados Unidos, la región de Oriente Medio y Norte de África, etc. Aunque existen desaladoras funcionando desde hace muchos años y no se había observado ningún cambio en la flora y fauna en la zona de vertido, bastó que la comunidad científica advirtiera de los posibles efectos negativos, para que se hayan puesto todos los medios para estudiar el problema y buscar la solución.

Otro aspecto que es objeto de análisis es el hecho de que desalinizar es un proceso costoso. Todas las empresas del sector están en permanente evolución tecnológica con objeto de reducir los costes de inversión, y de operación y mantenimiento. El objeto es, por un lado, mejorar la competitividad de la compañía y, por otro, poder ofrecer al mercado unas instalaciones y explotaciones más económicas.

Países como Ecuador, México, Estados Unidos y otros están recurriendo a la desalación para la generación de agua dulce

Cerca del 40% del coste del agua desalada se debe al consumo de energía eléctrica. Por lo tanto el mercado está en continua evolución, incorporando equipos más eficientes con objeto de reducir este consumo. Como ejemplo, podemos citar que cada vez la eficiencia hidráulica y eléctrica de los grupos-bombas que mueven el agua es más alta, se están incorporando membranas de ósmosis inversa de mayor permeabilidad y se ha avanzado enormemente en los sistemas de recuperación de energía del rechazo hipersalino.

Soluciones tecnológicas de éxito

Aqualia infraestructuras se encuentra dando servicio a la industria nacional y de Latinoamérica desde hace tiempo, a través de varias plantas de desalación, y prevé un gran crecimiento en los próximos años.

En Chile se han construido dos plantas desalinizadoras de agua de mar. El sector minero implantado en el norte del país demanda de una manera cada vez más creciente desalar agua de mar para atender sus faenas mineras. Mientras, en el centro del País tratan aguas de sus embalses de relaves para poder reutilizarlas.

En Perú ocurre algo parecido: en las zonas costeras se requiere la desalación de agua de mar y en las grandes minas implantadas en la cordillera se recurre a la desalación para el tratamiento de aguas ácidas que se generan en el corte de la mina. En Uruguay se están planteando recurrir a la desalación de agua salobre como proceso para mejora de la calidad del agua de abastecimiento humano. Básicamente necesitan eliminar el arsénico encontrado en las fuentes de abastecimiento. Por otro lado, en el Caribe se está recurriendo a la desalación de agua de mar como fuente de generación de agua potable para atender las necesidades de la población. En países como Ecuador, México, Estados Unidos y otros, también están recurriendo a la desalación para la generación de agua dulce.

Aqualia infraestructuras está en disposición de consolidarse como socio integral de la industria

En las zonas áridas de América Latina y oeste de Estados Unidos, colindantes con el océano Pacífico, la desalación de agua de mar es la solución a la que se puede recurrir para satisfacer las necesidades de agua potable.

En este escenario, Aqualia infraestructuras está en disposición de consolidarse como socio integral de la industria, como proveedor de soluciones completas para sus necesidades relativas al agua; no solo como proveedor de tecnología y suministro de equipamiento de plantas de tratamiento, sino como responsable de todas las infraestructuras relacionadas con el agua en su industria, desde las propias obras de toma de agua de mar o de reúso pasando por la construcción de las líneas de alimentación eléctrica, bombeos, conducciones, edificaciones, plantas de tratamiento sistemas de distribución, tratamientos de afino, recogida y tratamiento para reúso de sus aguas residuales, etc.

El otro objetivo es ampliar este alcance no solo a los servicios de ingeniería y construcción, corebusiness de aqualia infraestructuras, sino también a los servicios de operación y mantenimiento de todas estas instalaciones e incluso, en caso de ser viable y de preferencia de nuestros clientes, llegar a desarrollar sistemas BOT / BOO para ellos, de forma que consigamos reducir la problemática de nuestros clientes y se puedan dedicar a optimizar sus procesos productivos que son los que conocen en detalle y son su Know-How, en lugar de distraerse con el agua, que es el Know-How de las empresas especializadas.

Para todo ello empresas como Aqualia infraestructuras cuenta con el apoyo de su matriz Aqualia, una de las mayores compañías de aguas del mundo especializada en el ciclo integral del agua y en su gestión y con presencia en más de 23 países, tanto en el know-how de la gestión como en su presencia geográfica. Además, junto con su experiencia en proyectos de desalación, la compañía trabaja en diferentes iniciativas de I+D+i para aplicar nuevas tecnologías a estos procesos.

Comentarios