El Gobierno regional protegerá el suelo rústico de Cantabria "con uñas y dientes" frente al fracking

0
28
28
  • Va a utilizar todos los argumentos a su alcance, incluido el informe del Instituto Geológico y Minero.

El consejero de Medio Ambiente, Javier Fernández, ha afirmado este martes que el Gobierno regional va a proteger el suelo rústico de Cantabria "con uñas y dientes" frente al 'fracking' y va a utilizar todos los argumentos legales a su alcance para hacer que la práctica de esta técnica en la región sea "imposible", incluidos los informes que avalan la postura de Cantabria.

El consejero ha hecho estas afirmaciones en respuesta a las preguntas de los medios de comunicación sobre un informe del Instituto Geológico y Minero que, según ha denunciado el Partido Castellano, advierte de los riesgos del fracking.

Fernández ha reiterado que el Gobierno de Cantabria tiene "clarísimo" que no va a permitir que haya 'fracking' en la región, y ha defendido que la "coherencia" del Ejecutivo regional en este ámbito ha quedado sobradamente demostrada, primero con la ley que prohíbe esta técnica en la comunidad autónoma, que permanece suspendida por el recurso del Estado ante el Tribunal Constitucional, y luego con la anulación del permiso Arquetu, concedido por el anterior Gobierno regional.

El consejero ha destacado que la anulación de este permiso se basa en una "interpretación muy rigurosa" de la legislación urbanística que protege los suelos rústicos de especial protección. La misma legislación que se aplicará -ha añadido- cuando las empresas concesionarias de los permisos de 'fracking' aprobados por el Ministerio de Industria soliciten la preceptiva autorización de la CROTU para actuar en suelo rústico. "Lo vamos a proteger con uñas y dientes", ha subrayado.

En opinión de Fernández, todo ello ha hecho que "hasta colectivos antifracking que antes nos miraban con recelo", ahora consideren "mayoritariamente" que la postura del Gobierno es "coherente" y que además ha "dado sus frutos".

Al tiempo, ha afirmado que es "imposible" cambiar los planeamientos urbanísticos para dar paso al fracking, y en este sentido, ha destacado que "si todas las administraciones nos ponemos de acuerdo, el fracking en Cantabria es una quimera, es imposible, y vamos a utilizar todos los argumentos para hacerlo imposible", ha insistido.

Comentarios