El Ayuntamiento de Totana debate la repercusión y funcionamiento del Servicio Municipal de Aguas tras su municipalización en 2012

0
91
91
  • Pleno del Ayuntamiento de Totana.

El Ayuntamiento de Totana ha debatido en un pleno extraordinario, a iniciativa de los grupos de la oposición, la repercusión y funcionamiento del nuevo Servicio Municipal de Aguas tras su proceso de municipalización en septiembre del año 2012.

Los grupos municipales Socialista e Izquierda Unida-Verdes solicitaron esta sesión por la necesidad de evaluar y hacer un balance económico público sobre las repercusiones que ha tenido esta decisión en las arcas municipales y en la gestión de los servicios públicos de agua y alcantarillado, respectivamente.

La oposición ha coincidido en señalar el afán recaudatorio del Ayuntamiento y el incremento de la deuda a consecuencia de la municipalización del servicio

Para ello, ha tenido lugar la comparecencia ante el pleno de las concejalas de Servicios a la Ciudad, María José Bedia, y Hacienda, María José Baeza, quienes han defendido y repasado las actuaciones que se han hecho en el último año y medio en dicho servicio en ambas materias de gestión.

Los tres grupos municipales analizaron durante la sesión los resultados financieros y el rendimiento del servicio, según su interpretación política, en virtud de los informes técnicos realizados por los servicios municipales de Hacienda, Contratación y Servicios.

En primero lugar, los grupos de la oposición han coincidido en señalar el "afán recaudatorio del Ayuntamiento y el incremento de la deuda a consecuencia de la municipalización del servicio".

Al respecto, han denunciado "las pérdidas en el último año valoradas en 6,7 millones de euros, entre las que destacan la deuda existente con la Mancomunidad de Canales del Taibilla que ascendería a casi dos millones de euros", según han expresado durante el debate.

Además, han criticado "la falta de eficacia y el deterioro del servicio por el descenso de las inversiones y las domiciliaciones, el aumento de los impagados y la deuda a proveedores, entre otros"; al tiempo que han calificado de "desastrosa" la operación de rescate tanto a nivel financiero como de balance de rendimiento del servicio.

También han insistido en que el rescate del servicio "no se ha mejorado por la falta de inversiones" y han reiterado que el objetivo último de éste ha sido "la facturación regular a cambio de aumentar la deuda".

Por su parte, las concejalas delegadas de Servicios a la Ciudad, María José Bedia, y Hacienda, María José Baeza, han defendido y repasado las actuaciones que se han hecho en el último año y medio en dicho servicio en ambas materias de gestión.

Al respecto, han reprochado al PSOE y a IU que "se interesen en este momento por el funcionamiento del servicio y no lo hayan hecho años atrás cuando el servicio lo gestionaban empresas privadas".

Las ediles de Servicios y Hacienda han recordado que el rescate "estuvo avalado por una resolución del Consejo Asesor Jurídico de la Región de Murcia, merced a los incumplimientos y las deficiencias acarreadas y el bajo rendimiento técnico en la prestación del servicio, que era del 58% en el momento de la rescisión cuando debía serlo del 80%, como recogía el contrato".

Así, han lamentado "la escasa colaboración que prestó la empresa privada cuando se municipalizó el servicio de aguas al no prestar medios materiales ni informáticos" y han repasado las obras y actuaciones que se han realizado en materia de inversiones y de optimización y gestión de los recursos del servicio; a la vez que han defendido la realización de inversiones partiendo de "averías localizadas".

La sesión extraordinaria se ha celebrado previamente a la ordinaria correspondiente al mes de enero, en la que se han debatido los presupuestos generales para el año 2014, que ascienden a 28,9 millones de euros, un 2,32% más que en el ejercicio anterior del 2013.

Comentarios