Proyecto Smart Water: Nueva Montaña es el primer barrio de Santander con acceso a una app sobre la gestión del agua

0
328
328

Personalidades

  • Se analizarán las ventajas del proyecto para su posible extensión a otras zonas de la ciudad.

Los cerca de 5.000 vecinos del barrio de Nueva Montaña de Santander ya pueden acceder a una aplicación móvil sobre gestión del agua, que les permitirá, entre otras cosas, conocer su consumo, avisar -o estar informados- de cualquier incidencia en el servicio o acceder a noticias en materia de saneamiento y abastecimiento por parte de Aqualia, la empresa que presta el servicio.

Son algunas de las ventajas del proyecto Smart Water, al que se ya se puede acceder desde el sistema Iops y en breve, desde este fin de semana, se podrá hacer desde otros como Android.

Además, con su puesta en marcha, se evaluará el programa y se analizarán sus ventajas, ya que la idea del Ayuntamiento es extender esta innovadora aplicación a otros barrios de la capital.

La aplicación permitirá a vecinos, comerciantes e industrias implantadas en Nueva Montaña acceder desde sus teléfonos al gasto de agua

Así lo ha señalado el alcalde, Iñigo de la Serna, quien ha informado de la entrada en servicio de este dispositivo en una rueda de prensa, en la que ha estado acompañado por Emilio Fernández, director de Aqualia, empresa concesionaria del servicio.

Según han detallado ambos, la aplicación móvil permitirá a vecinos, comerciantes e industrias implantadas en Nueva Montaña acceder desde sus teléfonos al gasto de agua en sus hogares, locales o negocios, y comprobar la curva de consumo entre determinadas fechas y por horas, comparándolo con el generado en el mismo periodo del año anterior, por ejemplo.

Además, la aplicación permitirá comparar dicho consumo con el realizado por otros usuarios de su misma categoría, y, en un futuro, un ciudadano podrá analizarlo en relación al total de la comunidad de vecinos.

También podrán consultar sus facturas, pero una vez esté cerrado el periodo de facturación, que es trimestral, para lo que recibirán una notificación avisando de la disponibilidad de la consulta. Asimismo, podrán realizar modificaciones en el contrato, como altas, bajas o cambios de titularidad.

Por otro lado, los usuarios podrán comunicar cualquier incidencia en el servicio, añadiendo incluso comentarios y fotos, aviso que llegará a Aqualia, que podrá localizar así dónde se ha producido el problema.

"Los vecinos, un sensor más"

De este modo, los vecinos funcionan "como un sensor más en la ciudad, ha destacado el alcalde, que ha recordado que la para puesta en marcha de esta iniciativa -que tiene por objetivo mejorar la calidad del servicio- se han desplegado más de un millar de sensores, con un coste cercano a los 245.000 euros (Aqualia se ha encargado del desarrollo tecnológico y de software).

Pero, de forma paralela, los vecinos podrán recibir en sus terminales móviles avisos sobre posibles averías que afecten al suministro en la vivienda, una bajada de presión, un corte de agua o, también, consumos excesivos, que apunten a un posible fuga oculta.

De igual manera, los usuarios podrán acceder a noticias relevantes en materia de abastecimiento y saneamiento y las mejoras del servicio prestado por Aqualia, entre otras cosas.

De cara al arranque del proyecto, -que se desarrolla en colaboración con la Universidad de Cantabria y el grupo FCC, al que pertenece Aqualia- se ha remitido una carta personalizada a los usuarios explicándoles la iniciativa y los beneficios, así como las instrucciones para darse de alta y acceder a la aplicación desde sus teléfonos móviles o tabletas.

Comentarios