El MARM desautoriza definitivamente el dragado de profundización del Guadalquivir

0
82
82

Durante más de 10 años WWF ha exigido que el Ministerio de Medio Ambiente desestimara el proyecto de dragado de profundización del río Guadalquivir promovido por el Puerto de Sevilla, por graves defectos de forma en la Declaración de Impacto Ambiental y por el enorme daño que causaría al estuario y a Doñana. Por esta razón, la organización se felicita por la decisión del Ministerio de Medio Ambiente de desestimar el actual proyecto de dragado de profundización y exigir que se sometan a evaluación de impacto ambiental los futuros dragados de mantenimiento.

En una carta remitida recientemente a la Autoridad Portuaria de Sevilla, el MARM establece que el Dictamen de la Comisión Científica para el Estudio de las Afecciones de las Obras de Dragado del Río Guadalquivir, emitido en noviembre del 2010, es condición vinculante de la Declaración de Impacto Ambiental. Según el Ministerio: “No es posible iniciar otra actuación sin antes adecuar el proyecto a estas prescripciones y sin previa confirmación de la adecuación de esta nueva versión a lo estipulado por la Comisión Científica”.

Para WWF, la carta de Ministerio pone punto y final al polémico proyecto del dragado de profundización al asumir íntegramente el dictamen de los expertos, que dice en su apartado segundo:

“Teniendo en cuenta que el procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental del proyecto … se ha realizado considerando “como situación preoperacional la que existe actualmente”… y dado que en la situación actual el dragado de profundización se ha demostrado incompatible con la conservación del estuario y por lo tanto de Doñana, recomendamos…que de mantener la Autoridad Portuaria de Sevilla su voluntad de realizar dicho dragado, inicie un nuevo procedimiento de EIA una vez las condiciones en el estuario hayan mejorado”.

Con esta decisión demandada por WWF, el MARM cumple, además, con las recomendaciones realizadas por UNESCO y Ramsar que alertaban sobre el grave impacto del dragado de profundización y de la situación del Guadalquivir, así como con el acuerdo adoptado en el último Consejo de Participación de Doñana.

A juicio de WWF, este es un paso de enorme importancia, ya que obliga a la Autoridad Portuaria a acatar el dictamen de los científicos y a las administraciones públicas a recuperar el Guadalquivir antes de volver a plantear de nuevo un proyecto de estas características, que, en cualquier caso deberá ser sometido a una nueva evaluación de impacto ambiental.

Para WWF, es necesario poner en marcha un plan que incluya todas las recomendaciones de la Comisión Científica: gestión integral del estuario, recuperar las llanuras mareales, reconectar los brazos del río con el cauce principal, aumentar y mejorar los aportes de caudales de agua dulce, reducir el aporte de sedimentos, nutrientes y pesticidas desde la cuenca del Guadalquivir, realizar un seguimiento científico de la funcionalidad del río, etc.

Para Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF: “Estamos ante el final del proyecto de dragado de profundización del Guadalquivir y ahora se abre una nueva etapa en la que las administraciones deben demostrar su compromiso con el río, con su recuperación ambiental y con la de las actividades económicas tradicionales ligadas al mismo”, y añadió “esperamos que el Comité de Autoridades Competentes se reúna lo antes posible y ponga sobre la mesa las propuestas de restauración que el Guadalquivir requiere de forma urgente para evitar su colapso”.

Fuente.- WWF

Comentarios