El cólera y el hambre podrían dejar más muertos en Haití tras el paso del huracán Matthew

0
55
  • cólera y hambre podrían dejar más muertos Haití paso huracán Matthew
    (Wikipedia/CC)

Sobre la Entidad

Organización no gubernamental de cooperación para el desarrollo (ONGD) que centra sus actividades en ofrecer una respuesta integral al reto de la pobreza y la injusticia.
55

La destrucción causada por el huracán Matthew ha provocado necesidades extremas de alimento, agua potable y refugio entre las poblaciones de la península sur de Haití. Adicional a la pérdida de vidas -que algunos reportes cifran en 800, con posibilidades que aumente-,  la organización internacional Oxfam advierte que la peor crisis aún está por venir. 

La pérdida de cosechas y un probable repunte en la epidemia de cólera son las principales preocupaciones y deben ser atendidas de forma inmediata por la comunidad internacional en su conjunto. Está previsto que salga un avión a Haití con tres toneladas de material de Oxfam para potabilizar agua.

Damien Berrendorf, director de Oxfam en Haití, ha dicho: “Nuestro gran temor es que la pérdida de cosechas y la propagación del cólera y otras enfermedades causen a corto y mediano plazo más muertes de las que hasta ahora se han registrado por el paso del huracán. Hablamos de poblaciones extremadamente vulnerables, que han perdido absolutamente todo y no recuperarán su sustento, ni condiciones mínimas de supervivencia sin recibir apoyo”.

Las cosechas y los animales se han perdido, lo que implica que muchos de los damnificados ya están sufriendo hambre. La mayoría de los afectados no puede comprar semillas ni herramientas de trabajo, por lo que esta situación va a prolongarse y agravarse. En las zonas más afectadas el 80% de la población vive de la agricultura de subsistencia.

"Nuestro gran temor es que la pérdida de cosechas y la propagación del cólera y otras enfermedades causen a corto y mediano plazo más muertes de las que hasta ahora se han registrado por el paso del huracán"

Naciones Unidas estima que el huracán ha afectado a 2,1 millones de personas, de las cuales 750.000 necesitan ayuda urgentemente. Según UNICEF, medio millón de niños viven en los departamentos del Sur y Grand-Anse, los más afectados por el paso de Matthew. Oxfam hace un llamado urgente para una gran movilización internacional que contrarreste los efectos de Matthew.

Senita Terbil, madre de dos hijos y habitante de la localidad de Castambie, en el Departamento del Sur, dice: “Todo el huerto está perdido y todos los animales han muerto. No tenemos absolutamente nada que dar de comer a los niños. No tenemos medios para volver a plantar, no tenemos semillas ni herramientas”.  Su casa ha desaparecido y ahora vive en un precario refugio improvisado por su marido.

Junto al hambre, la otra preocupación inmediata es la propagación del cólera y otras enfermedades debido a la falta de higiene y la  insalubridad del agua. Después de haber realizado una primera evaluación de urgencia, Oxfam está distribuyendo kits de higiene e instalando depósitos de agua limpia en las zonas afectadas para evitar muertes por el cólera, diarreas y otras enfermedades. También está entregando materiales para sustituir provisionalmente los tejados. Decenas de miles de viviendas han quedado destruidas total o parcialmente.

Louis Joelle, afectado por el huracán vive en las afueras de Les Cayes, dice: “Esperamos que haya enfermedades, por la falta de agua. Necesitamos agua potable y comida, no tenemos nada, todo está destruido. Tenemos necesidad de todo: agua, comida, techo, semillas”.

Oxfam está actuando en coordinación con las autoridades locales, especialmente las municipales y las de Protección Civil, y también trabaja con las organizaciones locales y agencias internacionales como UNICEF con el fin de agilizar la entrega de ayuda humanitaria a los damnificados.

 “El daño causado por el huracán Matthew a infraestructuras de transporte y energéticas es comparable en algunas zonas a los causados por el terremoto de 2010. Por esa razón es importante que  los grandes donantes se movilicen lo antes posible”, dice Berrendorf.  

Comentarios