Conagua busca restablecer el equilibrio hídrico en el Valle de México

0
168
168

(CONAGUA) Para contribuir a recuperar el equilibrio hídrico en el Valle de México, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) estableció desde el inicio de esta administración una política que revierte el abandono de décadas en el sector hidráulico para reducir los riesgos de inundaciones y mejorar el abasto de agua para las futuras generaciones, según declaró ayer José Luis Luege Tamargo, Director General de la institución.

Al presentar la conferencia 5 años de logros en el sector hídrico, detalló que en el Valle de México se implementa el Programa de Sustentabilidad Hídrica del Valle de México, una estrategia integral y de largo plazo que incluye inversiones históricas para construir infraestructura que reduce los riesgos de la población ante las lluvias cada vez más puntuales y severas, así como para avanzar hacia la sustentabilidad hídrica.

En el Distrito Federal y su zona conurbada, la Conagua construye las obras de infraestructura más grandes de toda la historia de la institución, con inversiones superiores a 54 mil millones de pesos. Entre esas mencionó el Túnel Emisor Oriente, que incrementará la capacidad de desagüe de aguas negras de la capital mexicana; el túnel y el ducto de estiaje del río de la Compañía, y las plantas de bombeo La Gasera, La Caldera y Casa Colorada profunda, que reducen los riesgos de inundación en el oriente de la región.

Con esa misma proyección integral, sustentable y de largo plazo —y después de más de 20 años sin obras de mantenimiento—, detalló que la Conagua moderniza el Sistema Cutzamala, mediante la recuperación y la rehabilitación de las siete presas del sistema, canales, túneles, la ampliación y la remodelación de la planta potabilizadora Los Berros y la construcción de una segunda línea de distribución de agua, entre otros.

Ante representantes gubernamentales de los estados de México, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Morelos, Guerrero y el Distrito Federal, así como integrantes de agrupaciones sociales, señaló que es fundamental que los gobiernos y la sociedad, en coordinación con la Conagua, trabajen para restablecer áreas hidrológicas como el Lago de Texcoco y la Laguna de Xico, a fin de recuperar parcialmente la vocación de la zona lacustre y mejorar el abastecimiento de agua en la región.

Además, explicó que la Conagua estableció un programa llamado Agenda del Agua 2030, en el que se determinan las acciones para que en todo el país se tengan cuencas en equilibrio, ríos limpios, cobertura universal de los servicios de agua y asentamientos humanos libres de inundaciones catastróficas.

José Luis Luege subrayó que para superar el reto que representan la reducción en la disponibilidad del agua — que es casi cuatro veces menor a la de hace seis décadas— y la conservación de los recursos hídricos, la Conagua construye infraestructura para abastecer a la población con el agua de lluvia y dejar de sobreexplotar los acuíferos. Además de tecnificar los cultivos agrícolas para “producir más con menos agua”.

En materia de administración, puntualizó, “la Conagua ha trabajado como nunca para tener un diagnóstico certero y completo de los acuíferos”, conocer la disponibilidad de agua, regularizar la explotación de los mantos freáticos, y transparentar y facilitar los trámites de declaración y pago de derechos por el uso del agua. Detalló que esto último se logró con la implementación de sistemas como Declar@gua, los trámites electrónicos y los bancos de agua, los cuales redujeron sustancialmente prácticas ilegales como el “coyotaje”, la falsificación de documentos y la corrupción.

Para mejorar la calidad del agua de los ríos, “que erróneamente hemos convertido en sistemas de desagüe”, la Conagua ha impulsado el saneamiento de las aguas negras con la construcción o rehabilitación de más de 650 plantas de tratamiento, entre ellas tres de las más grandes del mundo: Agua Prieta, El Ahogado y Atotonilco.

José Luis Luege consideró fundamental el incremento en la cobertura de los servicios de agua, pues esta condición mejora el bienestar de la población e influye de manera directa en la tasa de mortalidad, principalmente de los niños. Para ello, se orientaron los recursos económicos principalmente a las comunidades rurales de Chiapas, Oaxaca, Puebla, Estado de México, Guanajuato y Tlaxcala, donde se redujo la muerte de personas menores de cinco años, provocada por enfermedades diarreicas.

Lo anterior se logró con la voluntad del Gobierno Federal de hacer inversiones históricas, que duplican lo destinado en el sexenio anterior y triplican lo de la administración 1994 – 2000. Esos esfuerzos de la Conagua también llevaron a que México superara desde 2010 las metas del milenio establecidas para 2015 por la Organización de las Naciones Unidas.
Para tener asentamientos humanos seguros frente a inundaciones catastróficos, la Conagua ha reforzado las capacidades preventivas a su cargo con la modernización del Servicio Meteorológico Nacional y la construcción de Centros Regionales de Atención de Emergencias, con los cuales se contribuye a implementar las estrategias de prevención y atención a la población afectada en materia de agua.

Finalmente, reiteró que la Conagua fomenta que las autoridades municipales desarrollen planes de ordenamiento territorial que respeten la vocación natural de los suelos, ya que la destrucción de los bosques y la degradación del suelo incrementa los escurrimientos y favorece la formación de azolve, en detrimento de la capacidad de desagüe de las comunidades.

Fotografía.- Terrenos que ocupará la Planta de Atotonilco (CONAGUA)

Comentarios