El ICOG cree que "no se debe utilizar la geología como excusa" para incrementar el presupuesto inicial de los proyectos de obra

0
333
333
  • En relación al Canal de Panamá, "el Colegio explica que en el país centroamericano los reformados no se aceptan, por eso ha ocurrido el incidente".
  • Por ello, recuerda que la Federación Europea de Geólogos (FEG) se ha dirigido a las partes en conflicto para ofrecer un informe pericial de geólogos internacionales que pueda ayudar a mediar en el asunto.

El Ilustre Colegio Oficial de Geólogos (ICOG) considera que "no se debe utilizar la geología como excusa" para incrementar el presupuesto inicial de los proyectos de obra y aboga por realizar "adecuados" estudios geológico-geotécnicos en proyectos de infraestructuras a raíz del conflicto acaecido entre el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por Sacyr y la autoridad del canal de Panamá en este país.

La realización de estos estudios geológico-geotécnicos supone una enorme mejora en la relación coste/beneficio de las obras

"No es de recibo que se produzcan sobrecostes desmesurados en los proyectos, basados en la carencia de estudios geotécnicos adecuados, y se use la geología como excusa, cuando un excelente estudio geotécnico supone menos del 25% del coste del proyecto", afirma el ICOG en un comunicado.

A su juicio, "a menudo las empresas constructoras conocen las deficiencias del proyecto, pero no lo comunican en la licitación y cuando la obra está en el momento álgido, aluden a problemas geológicos para incrementar el presupuesto inicial". Por ello, el Colegio aboga por "la realización de adecuados estudios geológico-geotécnicos en los proyectos de infraestructuras, ya que supone una enorme mejora en la relación coste/beneficio de las obras".

Además, añade que la realización de estos estudios geológico-geotécnicos supone "una enorme mejora en la relación coste/beneficio de las obras de las Administraciones públicas, en particular, como gestora de estos proyectos, y para la sociedad en su conjunto, consiguiéndose además incrementos importantes en la seguridad, la calidad y el plazo de ejecución de las obras, así como minimizar su impacto y coste ambiental, al estudiar adecuadamente los préstamos, los vertederos y la hidrogeología".

Por ello, creen que estos estudios deberían contratarse "con carácter previo y separadamente del proyecto" pudiendo, en ocasiones, solaparse, para así constituir el documento base sobre el que el proyectista realice sus trabajos, entre otras cuestiones.

En relación al Canal de Panamá, "el Colegio explica que en el país centroamericano los reformados no se aceptan, por eso ha ocurrido el incidente". Por ello, recuerda que la Federación Europea de Geólogos (FEG) se ha dirigido a las partes en conflicto para ofrecer un informe pericial de geólogos internacionales que pueda ayudar a mediar en el asunto.

"Práctica demasiado extendida"

El ICOG añade que "la práctica demasiado extendida" en España y en Europa de realizar concursos de proyectos y obra o la adjudicación de obras públicas con deficientes estudios geotécnicos ha generado reformados desmesurados de obras de infraestructuras públicas, de hasta del 50% de su presupuesto inicial que, en ocasiones, se achacan a que "la geología era imprevisible".

En el caso de España, el Colegio recuerda que la legislación permite los modificados de obra para "casos excepcionales" aunque, según datos de la Universidad Pompeu y Fabra de Barcelona, ocho de cada diez obras ejecutadas por la Administración Pública acarrean sobrecostes.

En este punto, citan el caso de las obras de soterramiento de la M-30 de Madrid, que tenían un presupuesto inicial de 1700 millones de euros que se convirtieron en 4.200 millones "después de los sucesivos modificados".

Comentarios