La Autoridad Portuaria de Sevilla rechaza condicionar el dragado a un proyecto como el del regadío del arroz

0
36
36

La Autoridad Portuaria de Sevilla ha expresado su rechazo a la idea de condicionar un proceso "maduro" y que cuenta con una historia de diez años, como es el dragado de profundización del río Guadalquivir que promueve, a un proyecto "de ayer, no culminado y sin asignación de fondos", como el de la modernización del regadío del arroz, que pasa por que los arroceros lleven a cabo esta labor a través del Canal del Bajo Guadalquivir, lo que supondría que este sector no se viera afectado.

El presidente del Puerto sevillano, Manuel Fernández, ha explicado a Europa Press que está en contra de que esta actuación se condicione a "un proyecto surgido hace un año y que aún está en tramitación ambiental". En este sentido, ha asegurado aprobar la iniciativa para modernizar el regadío, que serviría para acabar con los "históricos" problemas de salinidad de los arroceros, alineándose con la postura expuesta por el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Manuel Romero, según el cual la acción se justifica por sí sola.

Sin embargo, "esta iniciativa es muy reciente y supone condicionar un proyecto con fondos asignados a otro aún no terminado y sin consignación clara", ha lamentado Fernández, que ha recordado que en la "literalidad" de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) consta que "no se ve un problema de salinidad sustancial derivado del dragado".

En cuanto a la probabilidad de que el dragado pueda agotar el plazo para optar a los fondos europeos concedidos, el presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla ha indicado que la adscripción a una convocatoria posterior es un "escenario" que no contempla.

La CHG ha señalado, al respecto, que los plazos establecidos para ejecutar el proyecto para la modernización del regadío del arroz se enmarcarían en un mínimo "de dos a tres años, probablemente algunos más". Puesto que este extremo, al igual que el proyecto de protección de los márgenes del río Guadalquivir, que ya estudia la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, es preciso para la validez de la DIA que condiciona la realización del dragado, y que para beneficiarse de los fondos europeos del actual marco comunitario las obras deberían estar finalizadas en 2015 para poder empezar a dragar, ello supone 'de facto' una imposibilidad de que la iniciativa que promueve el Puerto pueda beneficiarse de la financiación europea a la que pretende acogerse.

Comentarios