La planificación del territorio, principal reto para mejorar la política hídrica en México

0
40
40

(Conagua) El ordenamiento territorial ha sido y es el principal reto para mejorar las políticas públicas en materia de agua, pues de la planeación y del respeto a los bosques, las áreas de recarga de acuíferos, las zonas de natural inundación y las aledañas a los ríos, depende, en gran medida, el cumplimiento de metas fundamentales en los rubros de agua potable y drenaje, saneamiento de aguas negras y seguridad de la población frente a los fenómenos hidrometeorológicos, aseveró José Luis Luege Tamargo, Director General de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Durante la inauguración del seminario Políticas Públicas en Materia de Agua en México, José Luis Luege subrayó que, si bien la Conagua cumplirá a cabalidad las metas sexenales en materia de agua potable —al facilitar que ese servicio llegue a los hogares de 10 millones de personas—, y de uso eficiente de agua en el campo —con la tecnificación del riego en un millón 200 mil hectáreas de cultivos—, el ordenamiento territorial se mantiene como el mayor obstáculo para avanzar hacia la sustentabilidad en materia hídrica.

Explicó que el crecimiento poblacional anárquico dificulta la implementación de las políticas públicas que contribuyen a que los organismos operadores ofrezcan mejores servicios de agua potable y de drenaje a la población. En tanto, los asentamientos humanos ubicados en las zonas aledañas a los ríos o de natural inundación no sólo son altamente vulnerables, sino que también impiden, frecuentemente, la construcción de obras de protección en las zonas urbanas.

Aun así, señaló, en la actual administración se construyó infraestructura de protección que reduce los riesgos de inundación para 6 millones de habitantes. Entre las obras están los muros y bordos que protegen a la población de los principales centros urbanos de Tabasco, por donde atraviesan dos de los ríos más caudalosos de México, el Grijalva y el Usumacinta.

Asimismo, en el Valle de México se construye infraestructura para incrementar la capacidad de desagüe, que es insuficiente debido al crecimiento poblacional anárquico acentuado en las décadas más recientes.

Por ello, el titular de la Conagua llamó a la sociedad en general, pero principalmente a expertos en materia de agua y políticas públicas, a participar en foros como el que se desarrolla hoy —organizado por la Conagua y el Consejo Consultivo del Agua— y enriquecerlos con propuestas, a fin de analizar y proponer políticas públicas que faciliten que México mantenga los avances hacia la sustentabilidad hídrica.

José Luis Luege hizo énfasis en que entre los temas a analizar están la necesidad de legislar específicamente en aspectos como la obligación municipal de sanear todas las aguas negras, la vigilancia de las zonas federales, el fortalecimiento de los organismos operadores, el derecho al agua y el financiamiento de la construcción de infraestructura, entre otros.

Concluyó que el objetivo del seminario es analizar las condiciones hídricas actuales para contribuir a establecer políticas públicas que permitan enfrentar de mejor manera los retos que representan los fenómenos como el cambio climático, especialmente en los rubros de desarrollo urbano con visión integral y sustentable.

Comentarios