El Gobierno navarro defiende el dispositivo de protección en las últimas inundaciones y asegura que "funcionó"

0
13
13

(Europa Press) El consejero de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Morrás, ha defendido este jueves la gestión que se realizó por parte del Ejecutivo foral el pasado 9 de junio, jornada en la que se registraron grandes riadas en Pamplona y su comarca, y ha asegurado que el dispositivo de protección "funcionó" correctamente.

Así lo ha señalado el consejero, en declaraciones a los medios de comunicación, antes de participar en una comisión parlamentaria, a petición de Izquierda-Ezkerra, para dar cuenta sobre el procedimiento de emergencias desarrollado y la eficacia del protocolo de actuación seguido en las últimas inundaciones.

El consejero navarro ha reiterado que las riadas fueron "un episodio excepcional, con un periodo de retorno entre 50 y 100 años". "Estamos hablando de las mayores inundaciones que probablemente hayamos conocido en la cuenca de Pamplona", ha resaltado Morrás.

En este sentido, ha considerado que "más que fallos, existen unos modelos predictivos desde el punto de vista meteorológico que no dan respuesta a una circunstancia de esta naturaleza porque el agua desde que empieza a caer en cabecera de Arga o Ulzama hasta que llega a Pamplona pasan seis u ocho horas de llegada".

Por tanto, en opinión de Morras, "las alertas propias del sistema de información de caudales del río del Gobierno de Navarra funcionaron" y ha subrayado que "se alertó y se avisó a poblaciones como Pamplona y Villava desde las 4.24 de la mañana".

"A partir de ahí el dispositivo de protección del Gobierno funcionó", ha asegurado el consejero, quien se ha congratulado de que "afortunadamente" no se registraran daños personales el día de las inundaciones.

Comentarios