El Instituto Aragonés del Agua continúa trabajando en el Valle del Ésera

0
29
29
  • Imagen de las inundaciones acaecidas el pasado mes de junio
  • La reposición de tuberías, la construcción de una potabilizadora o la nueva construcción de un puente sobre el río, son algunas de las obras de envergadura que se están llevando a cabo en la zona
  • El presupuesto para la totalidad de las obras que están realizando desde este organismo, asciende a más de 2 millones y medio de euros

Las intensas lluvias, caídas los días 17 y 18 de junio en el pirineo aragonés, provocaron el desbordamiento del río Ésera a su paso por los cascos urbanos de Benasque y Castejón de Sos, dañando seriamente las infraestructuras del abastecimiento de agua para consumo humano de dichas localidades. También otras localidades como Graus, Santa Liestra y Alcolea de Cinca sufrieron daños con la riada, aunque de menor consideración.

Con el objetivo de minimizar los daños producidos en lo que compete a los recursos e infraestructuras hídricas, el Instituto Aragonés del Agua (IAA) ha estado trabajando de manera continua en la zona, acometiendo obras de gran envergadura, cuyo presupuesto suma un total de 2.673.495,30 euros.

Así, en Benasque no se podía atender el suministro de agua con cisternas por el gran volumen de agua que se consume (unos 2.600.000 de litros/día, y en agosto se llegará a 4.000.000). En base a ello, el IAA con medios propios y con la ayuda de la UME, consiguió en 24 horas, captar mas de 2.600.000 litros/día de agua en un barranco cercano, que se condujo por tubería en el mismo espacio de tiempo hasta un pequeño depósito municipal, donde se clora para desinfectar y hacerla potable.

El Ayuntamiento de la localidad, al día siguiente, consiguió también con ayuda de la UME, captar la misma cantidad de agua de un segundo barranco cercano de aguas superficiales.

Estas dos captaciones no tienen garantías de cantidad a largo plazo, ya que el agua es de escorrentía superficial y en el estiaje reducirá su caudal, por lo que el Instituto está trabajando de manera continuada en la reposición de las tuberías destruidas, en la potabilizadora y en la ejecución de un nuevo puente sobre el río Ésera.

Para intentar acortar los plazos de ejecución se está trabajando en cuatro frentes simultáneamente:

  • Reparación de la tubería de la margen derecha, que une los depósitos con el casco urbano. Esta tubería de agua tratada es de 250 mm. de polietileno soldado y 750 metros de longitud.
  • Construcción de la potabilizadora.
  • Reconstrucción de las tuberías de la margen izquierda, (mas de 2 km. de conducciones de gran diámetro, y cuyo ritmo de trabajo está supeditado, en parte, a la reconstrucción de la plataforma de la carretera muy afectada)
  • Nueva construcción de un puente sobre el río Ésera.

Por otro lado, en Castejón de Sos se está trabajando en la reposición y defensas de las tuberías afectadas, así como en la protección con muros de escollera de la parcela de la depuradora.

En Graus, el Instituto ha ayudado técnicamente a resolver los problemas de la captación en los días en que se cortó el suministro, y ahora se van a comenzar las obras (también desde el Instituto Aragonés del Agua), para construir el nuevo acceso a la captación en el río, y para instalar equipos mecánicos en el pozo de impulsión de agua, que garanticen que en la próxima riada, no se inutilice dicha captación.

En Santa Liestra, una vez pasada la riada, se necesita reforzar la actual captación del río, de la cual se va a encargar también el Instituto Aragonés del Agua. Por último, en Alcolea de Cinca, el Instituto está reponiendo el camino de acceso a la depuradora, que fue afectado por la riada.

Las últimas previsiones indican que los trabajos acometidos por el IAA permitirán que, a mediados del mes de agosto, todos los vecinos de la zona consuman agua de la potabilizadora.

Comentarios