Riesgo de inundación en los arroyos del municipio andaluz de Rincón de la Victoria debido a la "pasividad" de la Junta

0
60

Sobre la Entidad

Partido Popular de Málaga
  • Ruiz advierte de que existen viviendas cercanas en muchos de los puntos en “mal estado” de los cauces.

La parlamentaria andaluza por el PP de Málaga Antonia Ruiz, junto con el alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, ha destacado hoy que la “pasividad” de la Junta ha provocado que 11 de 13 arroyos en el municipio estén en “riesgo” de inundaciones en el caso de futuras lluvias torrenciales.

Suponen un peligro ambiental y de seguridad para los vecinos.

Ruiz ha señalado que en muchos de los puntos en “mal estado” de los cauces existen viviendas cercanas. Los arroyos del término municipal forman parte de un sistema torrencial, por lo que las lluvias acaecidas periódicamente circunscriben un “riesgo ambiental debido a la proximidad de inmuebles, siendo más preocupante en la zona más baja de los cursos de agua”, ha explicado a la vez que ha señalado que “es una situación a la que Junta de Andalucía debe prestarle atención y poner sus medios para solucionarlo antes de que llegue la época de lluvias”.

Asimismo, ha lamentado la “dejadez” del Gobierno andaluz en la limpieza de cauces y arroyos. “La Agencia Andaluza de Medio Ambiente y Agua aún no ha llevado a cabo diversas actuaciones solicitadas desde el Ayuntamiento con relación a la pésima situación y al cúmulo de materiales respecto a los temporales de finales de 2012”, ha subrayado la popular.

Por su parte, el alcalde de Rincón de la Victoria ha detallado que el Ayuntamiento ha llevado a cabo una inspección de los arroyos, “especialmente en puntos clave de la zona urbana en los que pudiese haber riesgo de desbordamiento derivado de lluvias torrenciales”.

Además, Salado ha indicado que la mayor parte de los arroyos “tienen una acumulación de sedimentos y es preciso el desbroce de algunos tramos debido a la invasión de la vegetación existente”. “Especial mención se merece el arroyo de Benagalbón, en el que no hay una barrera física entre el cauce y la carretera paralela al mismo”, por lo que “debería ser una prioridad para la administración competente, aunque podemos comprobar que no es así”.

Por otro lado, el arroyo de Granadillas, en el cual hay gran cantidad de materiales amontonados, “necesita un desarenado urgente” en el tramo que discurre a la altura del dique perpendicular a calle Galicia hasta la desembocadura, ha añadido el popular.

Salado ha recordado que “el Ayuntamiento está poniendo todo lo que puede de su parte”, ya que “está realizando un desbroce continuo de algunos de los cauces para evitar el taponamiento debido a la vegetación existente”. “Hay muchas zonas afectadas, por lo que exigimos a la Junta y al delegado territorial del ramo, Javier Carnero, que coordine las actividades necesarias para solventar estas cuestiones, puesto que suponen un peligro ambiental y de seguridad para los vecinos”, ha concluido.

Comentarios