Municipios afectadas por las avenidas del Ebro podrían llegar a los tribunales

0
38
38

El portavoz de la Plataforma de Afectados por las Riadas del Ebro, Antonio Manero, ha asegurado este jueves que los municipios de la ribera en Zaragoza están "dispuestos a llegar a los tribunales" por los daños que causan las avenidas del río y, de hecho, se plantean presentar un contencioso si la situación "no se soluciona".

En declaraciones a Europa Press, Antonio Manero ha explicado que veinte municipios zaragozanos están elaborando un documento que recoge los daños provocados por las riadas en 2013, que presentarán este mes o en abril a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

"Ya vale, esto no se puede soportar", ha advertido Manero, al recordar que el pasado año "hubo agricultores que se quedaron sin dos cosechas" por inundaciones en la misma finca. Por ello, "nos estamos uniendo todos", alcaldes y agricultores, para estudiar las acciones que emprenderán porque la situación "es insoportable, no hacemos más que repetir que el río está sucio y cada vez peor", ha recalcado.

Veinte municipios zaragozanos están elaborando un documento que recoge los daños provocados por las riadas en 2013

En este sentido, ha alegado que esas fincas "han estado toda la vida ahí, han sido cultivadas por nuestros abuelos y tatarabuelos" y se está "echando a perder la ribera", ha lamentado, para remarcar que antes las riadas pasaban en un día y ahora, con crecidas de carácter ordinario, "nos pegamos tres meses con los campos anegados".

Por ello, han exigido de nuevo que se limpie el cauce y "se hagan motas en todos los sitios igual" y, al respecto, Manero ha observado que en Cortes, en Navarra, "no han notado la crecida porque tienen motas y el río está más limpio", pero "por qué aquí sí", ha planteado.

"No queremos ser más, ni menos, ni dejar el río como un canal", ha apuntado, para agregar que estas crecidas "serán ordinarias en caudal, pero son extraordinarias en daños", una situación que "no podemos soportar", ha reiterado.

Aunque ha admitido que la CHE "ha hecho en el último año lo que nunca antes" y ha tomado medidas, éstas no son suficientes y la plataforma de afectados ha reclamado que "actúen o que paguen los daños".

700 hectáreas en Novillas

El alcalde de Novillas, José Ayesa, ha detallado que el río ha alcanzado en su municipio los 6,41 metros de altura y ha inundado 700 hectáreas de trigo, alfalfa y guisantes. "Estamos preocupados y ya no sabemos qué hacer porque las protestas no llegan a buen término", ha aseverado, para indicar que "o se toman medidas o será un desastre".

Ayesa ha precisado que las localidades están elaborando un documento jurídico para presentarlo al Gobierno de Aragón y ha insistido en que "o nos hacen caso o lo denunciaremos e iremos a juicio".

El Ebro ha inundado otras 700 hectáreas en Gallur y unas 200 en Pradilla, donde ha pasado con una altura de 6,35 metros, según ha manifestado su alcalde, Luis Eduardo Moncín, quien también ha lamentado que los problemas "se están volviendo continuos", al recordado que entre enero y junio del pasado año se registraron cinco avenidas ordinarias que anegaron cientos de hectáreas.

"La CHE es responsable de mantener el cauce en condiciones para que las riadas ordinarias no produzcan los daños que causan", ha sostenido Moncín, para agregar que si la Confederación no atiende el documento que presentarán los alcaldes "es el primer paso para luego ir a un contencioso si no nos hacen caso y reclamar los daños que hemos tenido".

En Zaragoza, el Ebro alcanza una altura de 3,99 metros y un caudal de 1.347 metros cúbicos por segundo, según los datos del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) de la Cuenca del Ebro.

Comentarios