Los bosques se verán mermados por el cambio climático

0
114
114

(CORDIS) En un nuevo estudio paneuropeo se sugiere que el valor económico de los bosques disminuirá entre un 14 % y un 50 % debido al cambio climático. De no adoptarse medidas para cambiar esta tendencia, los autores, dirigidos por el Instituto federal suizo para la investigación forestal, nívea y paisajística (WSL), afirman que el daño resultante podría sumar varios cientos de miles de millones de euros. El estudio se publicó en la revista Nature Climate Change.

Los investigadores, procedentes de Finlandia, Alemania, Países Bajos y Suiza, consideran que los cambios de la temperatura y de las precipitaciones afectarán a la mayoría de las especies arbóreas. Sus estimaciones se basan en un amplio rango de incrementos de temperatura, entre 1,4 °C y 5,8 °C. Opinan que sus previsiones se cumplirán aun cuando el cambio climático no sea extremo. Las especies adaptadas al frío y mésicas, incluida la pícea noruega, la especie que más valor económico aporta a los bosques europeos, serán las que más se resientan.

A partir de tres escenarios de cambio climático proyectados por el Grupo intergubernamental de expertos sobre el cambio climático (GIECC), los investigadores creen que la pícea noruega se extenderá hacia el norte, alejándose de sus hábitats actuales en el centro de Europa occidental y en el este de Europa.

Con respecto a altitudes más elevadas, el equipo de investigación estima que la pícea alpina, por ejemplo, podría sobrevivir. Por otra parte, el cambio climático podría beneficiar a ciertos árboles que se han adaptado a la sequía y crecen lentamente en áreas como el Mediterráneo, tales como el alcornoque y la encina. Según sus hallazgos, estos árboles podrían expandirse mucho más al norte con respecto a las regiones que ocupan en la actualidad.

Los datos revelan que estas especies proliferarán hasta abarcar, de media, más del 32 % de la masa forestal de Europa, con la excepción de Rusia, de acuerdo con el escenario de cambio climático moderado. Según el escenario de cambio climático leve, el porcentaje pasaría del 11 % a más del 28 %, y superaría el 40 % de la masa forestal en el escenario extremo.

Los investigadores afirman que el cambio climático afectará en gran medida a la distribución de las especies arbóreas dentro de los bosques europeos. Sus hallazgos demuestran que en el año 2100, cuando la pícea noruega posiblemente haya desaparecido de muchas regiones, entre el 21 % y el 60 % (promedio del 34 %) de la masa forestal europea solo admitirá bosques de roble mediterráneo, con escasa rentabilidad económica para la industria maderera. Además, estos bosques de lento crecimiento absorberán menos dióxido de carbono que los bosques actuales. La pérdida calculada, según el tipo de interés y el escenario climático, oscilará entre el 14 % y el 50 % (promedio del 28 %) del valor actual de la masa forestal de Europa.

En un escenario de cambio climático moderado según el GIECC, los investigadores afirman que la pérdida podría rondar los 190 000 millones de euros. La pérdida podría oscilar entre 60 000 millones y 680 000 millones de euros en los tres escenarios de cambio climático. Según los investigadores, Europa tendrá que convivir con unos bosques de menor valor económico en caso de que no se apliquen contramedidas. Una alternativa podría consistir en la introducción de otras especies en Europa, como el cedro atlántico o el abeto douglas.

En este estudio colaboraron además investigadores del Instituto de Investigación Forestal de Baden-Wuerttemberg y la Universidad de Friburgo (Alemania), la Universidad y Centro de Investigación de Alterra/Wageningen (Países Bajos) y el Instituto Forestal Europeo (Finlandia).

Para más información, consulte:

WSL:

http://www.wsl.ch/index_EN

Nature Climate Change:

http://www.nature.com/nclimate/index.html 

Comentarios