Un saneamiento deficiente provoca que el 24% de la población mundial esté infectada por parásitos transmitidos por el suelo

0
151
151
  • En todo el mundo, aproximadamente 1.500 millones de personas se ven infectadas por helmintiasis, sobre todo en las zonas tropicales y subtropicales, especialmente en el África subsahariana, América, China y Asia oriental.

Casi el 24 por ciento de la población mundial está infectada por helmintos - gusanos parásitos transmitidos por el suelo-, aunque son los niños de zonas endémicas los principales afectados, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien lleva años pidiendo a estos países que combatan "enérgicamente" estas enfermedades, sobre todo la esquistosomiasis y las helmintiasis transmitidas por el suelo.

Actualmente, Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que más de 270 millones de niños en edad preescolar y más de 600 millones en edad escolar viven en zonas con intensa transmisión de esos parásitos y, por tanto, necesitan tratamiento e intervenciones preventivas.

En todo el mundo, aproximadamente 1.500 millones de personas se ven infectadas por helmintiasis, sobre todo en las zonas tropicales y subtropicales, especialmente en el África subsahariana, América, China y Asia oriental.

Durante el IX encuentro de la Sociedad Española de Medicina Tropical y Salud Internacional (SEMTSI), bajo el auspicio del Instituto de Salud "Carlos III" (ISCIII), el profesor de Epidemiología y Miembro de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, Simon Brooker, ha recordado la importancia de cumplir los objetivos para el 2020 del control y eliminación de las enfermedades desatendidas que plantea prevenir y controlar la morbilidad conexa mediante el tratamiento periódico de los grupos de población en riesgo.

Las helmintiasis transmitidas por el suelo son una de las parasitosis más comunes en todo el mundo y afectan a las comunidades más pobres y desfavorecidas. Son transmitidas por los huevos de los parásitos eliminados con las heces fecales de las personas infestadas, los que a su vez contaminan el suelo en zonas donde el saneamiento es deficiente.

El control de la enfermedad se basa en la desparasitación periódica para eliminar los gusanos; la educación sanitaria para prevenir la reinfección; y la mejora del saneamiento para reducir la contaminación del suelo por huevos infectivos.

Durante el encuentro expertos presentaron las líneas de trabajo como planes hacia una estrategia a escala de la construcción de mapas de riesgo, el fortalecimiento de la capacidad de diagnóstico y monitoreo, la integración de las actividades de vigilancia, las intervenciones piloto y la definición de indicadores y metas de impacto, que plantean nuevas retos y ponen de manifiesto los métodos utilizados.

En el participaron científicos de reconocido prestigio en el ámbito de las helmintiasis y de la medicina tropical, representantes de los centros sanitarios de referencia como el Hospital Ramón y Cajal de Madrid, el Hospital Vall d`Hebron de Barcelona, Hospital General Universitario de Valencia o el Centro de Investigación de Enfermedades Tropicales de la Universidad de Salamanca (CIETUS), entre otros organismos.

Comentarios