Code for Resilience: Aplicaciones innovadoras para enfrentar el riesgo de desastres

0
197

Sobre la Entidad

Banco Mundial
El Banco Mundial es uno de los organismos especializados de las Naciones Unidas, que se define como una fuente de asistencia financiera y técnica para los países en desarrollo.
  • La iniciativa mundial Code for Resilience reúne a tecnólogos con mentores y especialistas para crear herramientas basadas en la tecnología que ayuden a reducir el riesgo de desastres.
  • Tres equipos fueron premiados por crear aplicaciones innovadoras que permiten ser más resilientes a las catástrofes naturales.
  • Los ganadores darán a conocer sus obras a más de 800 expertos en el foro “Understanding Risk” en Londres y visitarán importantes empresas tecnológicas.

¿Qué pasaría si una aplicación de teléfono móvil pudiera salvar su vida o impedir que su auto se sumerja en un camino inundado? Los tecnólogos que trabajan en la comunidad Code for Resilience han desarrollado ese tipo de tecnología que puede salvar vidas durante una iniciativa, de un año de duración, destinada a aumentar la disponibilidad de tecnologías locales que puedan fortalecer la resiliencia de las comunidades frente a los desastres naturales.

Más de 1000 diseñadores de software y hardware participaron en 11 hackatones en nueve países: Bangladesh, Haití, India, Indonesia, Japón, Pakistán, Filipinas, Estados Unidos y Viet Nam. Durante un fin de semana maratónico de intercambio de ideas creativas y diseño rápido de prototipos, crearon herramientas para abordar una serie de desafíos de resistencia a desastres que habían sido identificados en talleres comunitarios y por el público.

Code for Resilience homenajeó a los ganadores locales y también alentó a los programadores a seguir desarrollando sus ideas para convertirlas en aplicaciones maduras durante un periodo de tutoría en línea de tres meses. Al menos cinco equipos están trabajando todavía con gobiernos locales para implementar y ampliar estas herramientas.

“Japón es propenso a desastres naturales como terremotos y tsunamis, por lo que entendemos de primera mano la importancia de que las comunidades sean más resistentes a las catástrofes”, dijo Taichi Furuhashi, principal organizador local de los hackatones en este país. “Nos complace aprovechar el poder de los hackers de Japón en la búsqueda de soluciones innovadoras a algunos de los mayores problemas que enfrenta nuestra región”.

Las aplicaciones surgidas en estos eventos van desde el apoyo a equipos de rescate en caso de emergencias a una herramienta de digitalización de los datos de salud materna.

Un jurado internacional seleccionó 10 finalistas de entre más de 60 aplicaciones postulantes, de las cuales se eligieron tres equipos ganadores que serán presentados en una ceremonia de premiación durante el foro “Understanding Risk”. Este encuentro es uno de los principales eventos en el mundo en que se destaca el tema de la gestión del riesgo de desastres y reúne a más de 800 representantes de las organizaciones multilaterales, el mundo académico, los Gobiernos y el sector privado.

“Antes de las emergencias, el acceso a una información precisa puede representar la diferencia entre la vida y la muerte”, dijo Francis Ghesquiere, director de la Secretaría del Fondo Mundial para la Reducción de los Desastres y Recuperación (GFDRR, por sus siglas en inglés), uno de los asociados que impulsa la iniciativa Code for Resilience. “Code for Resilience ha permitido una mayor colaboración entre los Gobiernos y los tecnólogos locales para conseguir soluciones innovadoras a los problemas de resiliencia en sus propias comunidades”.

Los tres equipos ganadores son:

Jakarta Flood Alert (de Indonesia): esta aplicación móvil controla los niveles actuales de agua, el cambio en las últimas seis horas y otros indicadores de 14 compuertas. Los usuarios pueden obtener la información más reciente sobre el estado de las esclusas y las probabilidades de futuras inundaciones en lugares específicos, y compartirla a través de las redes sociales para informar y preparar a otras personas en la zona.

Nigechizu (de Japón): esta herramienta web, cuyo nombre significa “mapa de evacuación”, digitaliza los mapas creados de manera colaborativa en talleres comunitarios para indicar los tiempos de evacuación. La versión digital, que es interactiva, permite evaluar los tiempos de salida para las rutas determinadas por los usuarios, proponer rumbos alternativos y apoyar a los planificadores urbanos y las autoridades encargadas de la gestión de desastres.

Quick Disaster (de Indonesia): esta aplicación creada para dispositivos portátiles contiene una variedad de funciones para entregar a los usuarios información sobre desastres. Por ejemplo, mediante el uso de datos de localización en tiempo real, quienes la usan reciben una advertencia cuando entran en zonas propensas a cierto tipo de catástrofes, y se les muestran rutas de evacuación cuando ocurre un desastre.

“Code for Resilience ha sido una chance única para perfeccionar nuestra idea y mostrarla a la comunidad mundial”, dijo Riska Fadilla, miembro del equipo Jakarta Flood Alert, que ganó el Premio del Público después de recibir la mayor cantidad de votos vía Twitter. “Es también una oportunidad interesante para conocer a otros diseñadores que comparten nuestro deseo de mejorar la resiliencia a los desastres de nuestras comunidades”.

Tras la entrega de premios en el foro “Understanding Risk”, los equipos ganadores visitarán empresas de tecnología en Londres, entre ellas Mozilla, el campus Google e Impact Hub, para inspirarse, intercambiar conocimientos y aprender acerca de enfoques innovadores, además de tener oportunidades para una mayor participación y desarrollo de sus ideas.

Por simple que una aplicación pueda parecer, el esfuerzo colectivo en el desarrollo de iniciativas comunitarias para aumentar la resiliencia ante los desastres ayuda a catalizar y aprovechar la innovación impulsada por los usuarios. Estas acciones ayudan a abordar los desafíos en materia de desarrollo mundial, creando al mismo tiempo relaciones sostenibles entre los empresarios, el sector privado, los organismos multilaterales, las universidades y las personas que se ven afectadas por estos problemas.

La iniciativa Code for Resilience es apoyada por el GFDRR, el Grupo del Banco Mundial y Code for Japan (en japonés).

Comentarios