15.000 personas protestan por la subida del agua en Dublín

0
43
  • O'Connel Street en Dublín (Foto: wikipedia)
    O'Connel Street en Dublín (Fuente: wikipedia)
  • Los manifestantes anuncian un boikot al pago de la factura del agua.
43

Al menos 15.000 personas en Dublín han salido a la calle para manifestarse contra la subida del coste del agua. Se trata de una de las mayores protestas contra la política de austeridad que se ha hecho en Irlanda en años.

Ha sido una de las mayores protestas que se ha hecho en Irlanda en años

La demostración de fuerza contra la subida del impuesto del agua, organizada por sindicatos y grupos contra los recortes, supone un desafío importante para el Gobierno tan solo unos días antes de que publique el nuevo presupuesto del país.

La economía irlandesa ha mejorado lo suficiente como para que el Gobierno haya anunciado que presentarán unos presupuestos sin políticas de austeridad el próximo martes. De cumplirse, supondría el fin a siete años de esta política económica en el país.

Los principales grupos de la oposición han criticado esta decisión. Argumentan que no puede hablarse de recuperación hasta que las clases trabajadoras no lo noten en sus bolsillos y han acusado al Gobierno de intentar evitar las críticas por el impuesto sobre el agua.

Un miembro de la Alianza Anti-Austeridad, Paul Murphy, que ganó un escaño en el Parlamento de Dublín, se ha dirigido a los que respaldan su causa para decir que "la recuperación es para los ricos, es para el uno por ciento... no es para la gente de la clase trabajadora". Sus seguidores ya han anunciado un boicot al pago del impuesto del agua, que entrará en vigor el 1 de enero del próximo año.

Desde que terminó el rescate financiero de la Unión Europea el año pasado Irlanda ha ido en contra de la tendencia de estancamiento del resto del continente. Los cálculos del Gobierno prevén un aumento del 4,7 por ciento en el Producto Interior Bruto (PIB). Sin embargo, en este país de poco más de cuatro millones y medio de habitantes, una de cada diez personas sigue sin encontrar trabajo y más de 100.000 se han retrasado en el pago de sus hipotecas.

Estas condiciones han provocado que las formaciones políticas de izquierda tengan mejores resultados. Las encuestas prevén que en determinadas regiones haya un ascenso del partido izquierdista y nacionalista Sinn Féin, cuyo pasado está vinculado a la formación terrorista IRA. Asimismo, se prevé una pérdida de confianza en el partido democratacristiano, el Fine Gael, y el Partido Laborista, de ideología socialdemócrata.

Comentarios