Colectivos profesionales, ambientales y científicos se unen para rechazar la modificación de la Ley de Aguas

0
310
310

Un importante grupo de colectivos profesionales, ambientales, científicos y de diferentes ámbitos se unen para rechazar la modificación de la Ley de Aguas, según informa la organización WWF en un comunicado.

Todos ellos consideran que el control y vigilancia del agua son una herramienta fundamental para asegurar la buena gestión de este recurso cuando los ríos atraviesan varias comunidades autónomas.

Por ello, exigen el cambio del texto refundido por la Ley de Aguas aprobado por el Gobierno el pasado 26 de agosto, ya que transfiere el control del Dominio Público Hidráulico a las comunidades autónomas de Andalucía, Aragón y Cataluña. Cabe recordar que las tres solicitaron en sus Estatutos de Autonomía las competencias de vigilancia y gestión de las concesiones de agua.

Los firmantes coinciden en rechazar que la reforma se ha llevado a cabo mediante un trámite de “excepcional y urgente necesidad” insuficientemente justificado y sin consultar ni al Consejo Nacional de Agua ni al Consejo Asesor de Medio Ambiente, como exige la legislación sobre aguas.

Esta modificación de la Ley de Aguas supone un ataque tan grave a la gestión del agua por unidad cuenca hidrográfica, que ha propiciado que grupos con intereses en muchos casos contrapuestos se unan para resaltar la puesta en peligro de los principios modernos en la gestión del agua imperantes en la UE. Este grupos también lamentan que España, a pesar de ser un país pionero en este tipo de gestión por cuencas, esté cediendo las presiones de las CCAA. El resultado es que un río que transcurre por Andalucía, Aragón o Cataluña es gestionado, parcialmente, por esta comunidad y, parcialmente, por el Estado, con la complejidad que esto supone.

Las organizaciones firmantes recuerdan que sólo una gestión del agua por cuencas hidrográficas, y no por límites geográficos, garantiza que todas las demandas y funciones ambientales de los ríos, como el aporte de agua y la depuración, se puedan cumplir y que la gestión del agua quede a salvo de determinados intereses particulares desde sectores locales.

WWF enviará esta declaración al Defensor del Pueblo para darle a conocer el amplio rechazo de la sociedad a esta iniciativa que pone en peligro la unidad de gestión por cuencas hidrográficas que exige la Directiva Marco del Agua.

Texto completo de la Declaración “Por una gestión del agua que garantice la unidad de cuenca y en contra el RDL que modifica la Ley de Aguas”

En España existe una creciente tensión territorial en materia de acceso y gestión del agua que tiene su reflejo no solo en los medios de comunicación, sino en los Estatutos de Autonomía y en las diferentes cesiones de competencias de la Administración General del Estado a las Comunidades Autónomas. Estas tensiones ponen en riesgo la universalmente aceptada gestión del agua por cuencas, pionera en nuestro país.

La modificación del texto refundido de la Ley de Aguas aprobada por el Gobierno el pasado 26 de agosto, por la que se transfieren las competencias de la gestión de concesiones de agua y policía del Dominio Público Hidráulico, constituye un peligro para el mantenimiento de la unidad de gestión de cuenca y el cumplimiento de la Planificación Hidrológica. Esta propuesta de reforma ha sido llevada a cabo mediante un trámite injustificado de “excepcional y urgente necesidad”, incluido en una propuesta de contenido plural. Además, tampoco ha habido ningún tipo de debate o publicidad previstos en la Ley de Aguas, ni se ha contado con el Consejo Nacional del Agua o con el Consejo Asesor de Medio Ambiente. 

Por todo ello, un importante número de colectivos sociales, científicos, ONG y diversos sectores profesionales relacionados con el agua exponen su preocupación por la actual situación de desmantelamiento de la unidad de cuenca en España. Los firmantes consideran que el control y vigilancia de las aguas son herramienta fundamental para asegurar la ordenación y concesión de recursos cuando las cuencas atraviesen diferentes comunidades autónomas, como establece la Constitución. Sólo de este modo se garantizará una adecuada asignación de los recursos que evite intereses contrapuestos.

La actual demanda de competencias sobre cuencas compartidas, solicitada por algunas comunidades autónomas, no puede ser atendida por la Administración General del Estado sin un debate previo y una garantía del mantenimiento de una planificación integrada del agua por cuencas, como exige la Directiva Marco del Agua de la UE.

Por todas estas razones, solicitamos la retirada del Real Decreto Ley que modifica la Ley de Aguas. También demandamos que se lleve a cabo un debate sosegado sobre la distribución de competencias para garantizar una gestión integral de las cuencas naturales. El objetivo final es encontrar una solución satisfactoria que no ponga en peligro las necesidades políticas Estatales en materia de agua, sometiéndolos a todos los consejos y organismos de organismos de participación que sea necesario. 

Listado de firmantes de la declaración

  • ADECAGUA (Asociación de Empresas de Calidad del Agua)
  • AEMS-Rios Con Vida
  • AIL (Asociación Ibérica de Limnología (ecología de las aguas continentales))
  • ASAJA (Asociación de Jóvenes Agricultores)
  • CIREF (Centro Ibérico de Restauración Fluvial)
  • Colegio Oficial de Geólogos de España
  • FENACORE (Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España)
  • FEEREBRO (Federacion de Comunidades de Regantes del Ebro)
  • FERAGUA (Federación de Comunidades de Regantes del Guadalquivir)
  • Greencross España
  • SEPREM (Sociedad Española de Presas y Embalses)
  • SEO/BirdLife (Sociedad Españolo de Ornitología)
  • WWF 

Comentarios