Los futuros planes de ordenación y de uso de Doñana contarán con la participación de los agentes sociales

0
168
168
  • Doñana.

El delegado de la Junta en Huelva, José Fiscal, y la delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Josefa González Bayo, han asegurado este miércoles que la nueva planificación del Espacio Natural de Doñana "vendrá a afianzar la protección y la sostenibilidad de ese monumento de la biodiversidad de más de 110.000 hectáreas (75.000 de ellas dentro de la geografía onubense) que levantan el Parque Nacional y el Parque Natural". Así, la elaboración de los futuros planes de ordenación y de uso serán el resultado de la participación de los agentes sociales, que será "muy importante" para la nueva normativa.

En rueda de prensa, el delegado de la Junta en Huelva, José Fiscal, ha resaltado que la elaboración de los planes de ordenación y uso, en cuyo proceso "tendrá un papel destacado el Consejo de Participación", supondrá la "adaptación y profundización en el modelo de gestión unitaria abierto a raíz del traspaso del Parque Nacional a la comunidad autónoma en 2006".

La novedad, según ha explicado el delegado, consiste en que toda la superficie protegida de Doñana contará con un único Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN), que incluirá el Parque Nacional, así como un solo Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG), en vez de los dos actuales.

El Plan de Ordenación de los Recursos Naturales tendrá vigencia indefinida.

"Sin duda, estamos ante unos instrumentos que contribuirán a potenciar el conocimiento de este Espacio Natural a partir del fomento de las visitas y del disfrute del uso público de sus inigualables recursos", ha asegurado José Fiscal.

Con esta valoración ha celebrado el máximo responsable de la Junta de Andalucía en la provincia el acuerdo del Consejo de Gobierno de iniciar los trámites para la elaboración de la nueva planificación del Espacio Natural de Doñana, un documento que será elaborado con las aportaciones de los ayuntamientos, los sectores socioeconómicos y de la comunidad científica y conservacionista y que incluirá el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales y el Plan Rector de Uso y Gestión.

Estos planes, según ha afirmado Fiscal, ya adaptados a ese nuevo modelo de gestión unitaria, sustituirán a los vigentes desde 2004 en el Parque Nacional y desde 1997 en el Parque Natural, ambos actualizados también por el Decreto 97/2005 que establecía la ordenación común de los dos territorios.

El contenido, por tanto, según ha incidido el delegado, se ajustará tanto al modelo de gestión única desarrollado desde 2006 como a los cambios normativos de relevancia producidos durante los últimos 13 años, tales como el nuevo régimen general de simplificación de trámites relativos a usos y actividades de los parques (2011), la declaración de Doñana en 2012 como Zona de Especial Conservación de la red europea Natura 2000 o la ampliación de la Reserva de la Biosfera de Doñana por la Unesco (2012).

El Plan de Ordenación de los Recursos Naturales tendrá vigencia indefinida y será el documento básico que distribuirá y asignará los distintos usos y aprovechamientos de acuerdo con la capacidad de los ecosistemas, especialmente en el Parque Natural, zona periférica donde se concentra la actividad económica. Por su parte, el Plan Rector de Uso y Gestión establecerá con detalle las condiciones del desarrollo de las actividades compatibles y determinará las líneas estratégicas de actuación pública con revisiones cada seis años.

Se trata de ahondar en esa búsqueda permanente del equilibrio entre todas las actividades que se desarrollan en Doñana.

La programación sobre la que han de organizarse y desarrollarse los objetivos de conservación del espacio viene definida por esta planificación, que clasifica las siguientes actividades de gestión: para la conservación de la biodiversidad, para la regulación de los aprovechamientos, para la de preservación del patrimonio cultural, para la de uso público y visitas, para la de educación ambiental, para la de investigación y para la de seguimiento, para la de relaciones con el entorno. Tal y como figura en el PRUG vigente, los aprovechamientos tradicionales, entendidos como actividades extractivas incorporadas a la cultura popular y desarrolladas por determinados sectores de las poblaciones del entorno, deben ser regulados por su correspondiente plan sectorial.

La delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Josefa González Bayo, ha puesto de relieve, en este sentido, que se trata de ahondar en esa búsqueda permanente del equilibrio entre todas las actividades que se desarrollan en Doñana, "para que la armonía entre ellas y la conservación de nuestro patrimonio natural sea perfecta".

Josefa González Bayo ha hecho referencia en este punto a los aprovechamientos tradicionales del espacio, con una ganadería extensiva que cuenta con unas 2.600 unidades, fundamentalmente de vacas y caballos (también hay unas 500 ovejas); las labores de recolección de la piña, que emplean cada campaña a unas 150 personas y generan una producción de alrededor de 500.000 kilogramos; o la apicultura, con un centenar de asentamientos (unas 50 colmenas por cada uno de ellos). Todo ello, sin olvidar el marisqueo de coquina, con unos 165 mariscadores con licencia en la zona.

Participación

La redacción de los dos planes corresponderá a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Los textos iniciales se trasladarán al Consejo de Participación de Doñana y se someterán al trámite de información pública para que las personas y colectivos interesados puedan formular sus alegaciones. Finalizado este proceso, que se desarrollará a lo largo del próximo año, los documentos definitivos serán aprobados por el Consejo de Gobierno, según ha dicho Fiscal, "en 2014".

En esta misma línea, a lo largo del primer semestre de 2013, se celebraron ya unos Talleres Participativos para pulsar la sensibilidad de la ciudadanía respecto al futuro PORN y PRUG del Espacio Natural de Doñana (END). Fueron tres, uno por cada una de las provincias implicadas: Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), Isla Mayor (Sevilla) e Hinojos (Huelva).

Salvaguardar Doñana

La delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Josefa González Bayo, ha destacado la importancia de "mimar y salvaguardar" el Espacio Natural de Doñana, cuyo alto valor queda "claramente reconocido" por la larga lista de nominaciones de orden nacional e internacional que acapara desde su nacimiento, por sus humedales, su biodiversidad avifaunística, su patrimonio íntegro (natural y cultural) o por la propia gestión o la calidad de los servicios ofrecidos a los ciudadanos.

Doñana cuenta con una "salud de hierro"

La redacción de los dos planes corresponderá a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Por su parte, el delegado ha indicado que Doñana "cuenta con una salud de hierro", aunque pese a esto, "la Junta no se va a relajar para garantizar que sea excelente".

Sin embargo, cuestionado por si con esta nueva planificación se hará frente a las 'amenazas' de Doñana, el delegado ha precisado que "desde su creación tiene múltiples amenazas, pero lo que está haciendo la Junta desde que tiene las competencias de su gestión es minimizarlas y eliminarlas" para "buscar una coordinación entre la actividad económica del entorno y el futuro ambiental de la zona". Ha puesto como ejemplo de amenaza la problemática del agua, en la cual "la Junta está trabajando y con bastante éxito" y ha puesto en valor el Plan de Ordenación de la Corona Norte.

"Doñana es una zona rodeada por la civilización, el hombre siempre ha intervenido en Doñana y es lo que es gracias a la intervención del hombre desde tiempos inmemoriales y trabajamos para que esta intervención no ponga en riesgo a Doñana", ha destacado Fiscal, que ha recordado que "siempre tendrá amenazas como cualquier otro espacio natural y al ser frágil nos obliga a tomar medidas".

Por todo ello, ha dejado claro que la administración regional está convencida de que "merece la pena conservar" un espacio natural como es Doñana.

Comentarios