La senadora por Menorca defiende el proyecto de Ley de Evaluación Ambiental

0
34
34

La senadora por Menorca y portavoz adjunta de Medio Ambiente del grupo parlamentario popular, Juana Francis Pons Vila, ha defendido en el Senado el Proyecto de Ley de Evaluación Ambiental, "que pretende reforzar la protección del medio ambiente y concentrar esfuerzos en los proyectos que presentan mayores impactos ambientales, fundamentándose en los principios de precaución, acción preventiva y cautelar, corrección y compensación de los impactos sobre el medio ambiente, para que quien contamine, pague".

Pons Vila ha subrayado, durante su intervención en le Pleno del Senado celebrado este jueves, que se han introducido modificaciones en el régimen sancionador regulado por la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad con el fin de garantizar que las actividades que generan riesgos para el medio ambiente en los espacios naturales protegidos y en la Red Natura 2000 se puedan sancionar.

El proyecto de ley simplifica y agiliza la evaluación ambiental para evitar frenos al desarrollo sostenible

Además, tal y como ha explicado, se tipifican expresamente infracciones como el 'bunkering' mediante el fondeo permanente de buques-tanque o los vertidos de materiales para rellenos no permitidos", tal y como indicó la senadora menorquina.

"Estas modificaciones tienen una gran importancia para la conservación del territorio español y, concretamente, para Menorca y Baleares, por su enorme biodiversidad marina y terrestre, y es precisamente, la imperante necesidad de aumentar la protección del medio, uno de los motivos que han justificado que el Gobierno solicite la tramitación por el procedimiento de urgencia de este proyecto de ley", ha remarcado.

Asimismo, Pons Vila ha precisado que el proyecto de ley simplifica y agiliza la evaluación ambiental para evitar frenos al desarrollo sostenible. "Se ajustan los tiempos de tramitación con una regulación de plazos más cortos y estableciendo como potestativos algunos trámites que hasta ahora eran obligatorios", añadió.

"Además, se incrementa la seguridad jurídica mediante una legislación homogénea "que promueva la unidad y la integración en materia de evaluación ambiental en todo el territorio nacional", ha recalcado.

Pons Vila ha destacado que la ley introduce la obligación de tener en consideración el cambio climático en la evaluación ambiental, y como novedad ha hablado de la creación de bancos de conservación de la naturaleza, un mecanismo voluntario y complementario a los utilizados tradicionalmente, que permite compensar, reparar o restaurar las pérdidas netas de valores naturales.

"Con esta medida, el Gobierno cumple el Plan Estratégico Estatal del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, que contempla la creación de los bancos de conservación de la biodiversidad y otorga a esta actividad la máxima prioridad. Una iniciativa que se encuentra entre las líneas estratégicas europeas en la materia", ha concluido.

Comentarios